La existencia del ser humano dio paso al camino de la historia

marzo 24th, 2017

Sin el concurso del hombre nuestro mundo vendría a ser un planeta solitario

De entre tantos miles de millones de habitantes que han pasado por el mundo son muy pocos los que han dejado una raíz. Para bien o para mal no son muchos los se han situado en un nicho que los muestre engrandecidos. El hombre en la prehistoria alcanzó uso de razón en la etapa del eolítico. Denotó capacidades que lo llevaban a diferenciarse de los animales ej.: de entre lo que le ofrecía la naturaleza aprendió a escoger lo que a su juicio era lo mejor. También supo elaborar utensilios para hacerse de aquello que no estaba a su alcance. Le daba valor a sus bienes según el esfuerzo invertido y los intercambiaba. Se agrupaba con otros para retar a su entorno en sus acciones de cacería y de acuerdo al trabajo de cada quien se hacían reparticiones en el marco de gobiernos matriarcales por lo cual la mayor autoridad era la mujer. Luego del eolítico surgió el paleolítico o edad de piedra con la aparición entre otras cosas de la piedra pulimentada y la rueda y así se ayudaba a transportar. Y posterior a esa segunda etapa se inició el neolítico y dejó de ser errante. Sustituyó a la mujer para gobernar y dio luz a la transformación gracias al fuego dando paso a los metales. La prehistoria continuó hasta que apareció la escritura con lo cual inició la historia gracias a los egipcios.

Entre la prehistoria y la escritura pasaron 5 millones de años. De ahí se sumaron más hasta el nacimiento de Cristo (ad) coincidiendo con la fundación de Roma.
A la fecha la historia nos exhibe a un sin número de personajes que han logrado trascender. Pero de esa cantidad tenemos que ver cuántos han resultado para bien de la humanidad y cuántos no. Tan solo la segunda guerra mundial vino a provocar más de 5 millones de personas muertas, y si a ellas agregamos otras derivadas de más guerras a partir del Imperio Romano el número de víctimas se hace incalculable.

Igual suman los seres humanos que hasta el día de hoy han aportado. Artistas, científicos, intelectuales, entidades y gentes generosas, militares, historiadores, investigadores, escritores, héroes verdaderos, maestros de todas las especialidades y muchos, muchos más. Solo que desgraciadamente en proporción a la población mundial ese grueso de instituciones y personas es infinitamente menor especialmente para el caso de países donde sus pobladores prevalecen en el marco de una gran pobreza educacional.

Falta de familia, soledad, depresión, drogadicción, angustia, gobiernos ineptos, corruptos y vergonzantes, etc. se ciernen en un mundo que quizá estaría mejor si la humanidad retrocediera a las épocas de las cavernas.

¿Y qué en el caso de México…? Yo pienso que nuestro territorio está inmerso en la ignorancia y por lo mismo en la falta de conciencia de nacionalidad. País sujeto a la imposición de una historia falsa y manipuladora por parte de gobiernos incapaces, inmorales, mentirosos y manipuladores que cada día más nos dañan. Bien le haría a nuestra patria sufrir igual que a tantos, regresar a las tinieblas y a partir de ellas buscar el renacer.

@ap_penalosa

En México nunca ha existido una plataforma de educación de calidad masiva

marzo 18th, 2017

La educación es un hábito. Requiere de muchas décadas para poder asimilarse

Acaba de anunciar oficialmente el gobierno un nuevo programa educativo que sustituirá al que se estableció en el año 1959 siendo secretario Don Jaime Torres Bodet, mexicano reconocido por sus conocimientos y visión en el plano de la educación. Al día de hoy México a ese respecto se encuentra ubicado en el desastre. Dicho programa no se ha venido actualizando, no incluye un número suficiente de maestros de calidad y bien pagados, las escuelas son a manera de casas abandonadas y la tragedia la acrecientan los líderes sindicales. Si a ello agregamos la falta de preparación a más de la ineptitud y corrupción de las autoridades el panorama a futuro continuará siendo fatal.

Hoy día resulta imposible pensar que la actual administración en la cual nuestro presidente se ha exhibido como auténtico ignorante, esté capaz para imaginar, estructurar e implementar un aparato que conlleve a la nación a situarse en el marco de una educación de calidad masiva de la cual derive una auténtica conciencia de nación. La educación no se adquiere de la noche a la mañana. Implica una organización solida que además de llenar huecos cada día más profundos en materia formativa tome en cuenta que para tal efecto los educandos deberán adquirir el hábito de estudiar, lo cual significará un objetivo a alcanzar a mi juicio a muy largo plazo. Y no deberían ser necesariamente los gobernantes los encargados de dicha tarea. Se requiere principalmente de la participación de verdaderos expertos que aporten cada uno sus conocimientos para de ahí luego pasar a la aplicación de las acciones a prever.

Los seres humanos están obligados a adquirir hábitos, ej.: el estudiar, saber comer, dormir, trabajar, hacer deporte, seguir las reglas de la higiene, etc. De entre ellos la educación resulta preponderante. Pero no podemos esperar nacer con uno sin antes identificarlo y desarrollarlo. Para ello requerimos que se nos inculque. México tristemente reserva una educación adecuada a solo las clases pudientes capaces de pagar por ella. O sea que nuestra nación resulta elitista en materia educativa.

Según el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) nuestra población en edad de estudiar rebasa el 90 por ciento de un total de 120 millones de habitantes. Esto significa que el grueso de la misma está compuesta por personas jóvenes. Solo que en la práctica de dicho porcentaje no más de un 70 por ciento asiste a las escuelas. El resto vive en el campo en zonas aisladas carentes de locales o bien colabora trabajando con sus padres para aportar a la economía familiar.

Para la organización y aplicación de una buena educación se hace necesario la construcción de un programa que en la práctica significará un largo plazo que incluya los objetivos a definir por los expertos. Será necesario depurar los planes que prevalecen a efecto de actualizarlos. Después, llenar los huecos a llenar con contenidos que la modernicen. Valdría la pena acudir a observar cómo operan otros sistemas prestigiados en otras partes del mundo abiertos a aconsejar y ayudar. En todo el trayecto a recorrer se hará urgente hacer limpieza de todo lo existente que lejos de proveer estorba y contamina.

Un problema que deberemos enfrentar está en el hecho de que los mexicanos somos impacientes por naturaleza. Estamos acostumbrados a exigir para ayer lo que en la práctica demanda mucho tiempo. Habremos que tomar conciencia de que de la plataforma en la que descanse esa plataforma de educación de calidad, nuestros hijos, nietos y quizá bisnietos no serán testigos de los resultados. De ahí una gran tarea: trabajar en serio a favor de un México a futuro que ya no será para nosotros.

@ap_penalosa

Satanás es en USA un político republicano arrepentido

marzo 12th, 2017

Al arribo a la presidencia de Donald Trump el diablo se sentó a llorar

A mí siempre me ha gustado manejarme en un marco de bajo perfil. Prefiero ser discreto, humilde y evitar la presunción. Pero en esta ocasión por su importancia decidí escribir en torno a la recién conversación que tuve nada más y nada menos con el meritito DIOS al quien considero mi gran cuate.

Hace algunos días siendo las 4 de la madrugada me despertó el teléfono. Me sobresalté y al contestar me encontré que San Pedro me buscaba. Le reclamé su impertinencia pero me hizo saber que si bien estaba consciente de la diferencia de horario su Jefe le ordenó que de inmediato me buscara. “¡Hola Toñete espero que te encuentres bien!”me dijo a manera de saludo. Le contesté “bien Peter ¿cómo van las cosas por allá…?” “mejor que te platique el Patrón ahora que te lo pase. Está de muy mal humor luego de lo que pasó en USA. Lo encontrarás impaciente y gruñón. Dame chance y te anuncio…”. Mientras lo anterior sucedía escuché en mi auricular una voz muy fuerte urgiendo una taza de café cargado, la orden de que cerraran su despacho y que apresuraran a la Madre Teresa de Calcuta para que dejara de seguir cantando.

Me encontré con un “¡bueno…!”de pocos amigos. Me puse a la defensiva y solamente le dije “Hola Señor, me da gusto tu llamada y estoy a tus ordenes…””¡Qué a mis ordenes ni qué toronjas! Dime ¿estás capaz para resolver el desmadre que se ha venido a armar con la presencia del baboso Donald Trump…?”Reviré y traté de aclararle que yo suponía que el arribo de aquel a la presidencia de USA derivaba de un castigo que ÉL había decidido aplicarnos y que bueno, ni hablar, ahora tendríamos que apechugar. Entonces me espetó: “A ver, a ver y para que quede claro ¿no es cierto que yo a Ustedes les he brindado la existencia en el plano del libre albedrío…? O sea que ahora resulta que yo soy el culpable de sus pendejadas para entonces sí acercarse a mí pidiendo auxilio. Tendré que trabajar horas extras para hacer que el condenado diablo quede derrotado, huya y deje de seguir chingando…”Entonces agregué “pues entonces apúrate Señor porque a partir del pasado 20 de enero ya suman mucho las fregaderas que está cometiendo Trump. Inmigrantes perseguidos, musulmanes rechazados, Rusia y China frotándose las manos, pánico financiero, drogadictos que según él en ese país no existen, etc. Un todo que termina oliendo a Hitler y a otras posibles guerras.

Me atreví entonces a preguntarle: “¿Se puede saber cual es tu plan Señor…? Contestó: “Necesito analizar cada una de las fichas de este ajedrez tan complejo. Por lo pronto le tengo que dar un jaque a USA porque ya se salió de la raya. Yo sí les voy a dar a sus gentes trato de auténticos inmigrantes para que vean lo que sintió mi hijo Jesús. A los negritos les recordaré que no hay que temerle al trabajo sucio. A los amarillos que no sean abusivos, a los musulmanes que independientemente de su religión eviten el terrorismo y así instituir un nuevo orden.

Luego me decidí a preguntar:“Y con respecto a México Señor…?”Sentí que se levantó violento de su sillón y luego respondió: “El hecho de que USA esté en medio del carajo no quita que tu país también tiene mucha culpa. Nació siendo una nación rica e inmensa pero en ella y hasta hoy brilla la mezcla del bienestar, la pereza y la polítiquería. Sin interés por la verdadera educación, abulia, inmersa en la vida fácil a cambio del menor esfuerzo y más desgracias a enlistar. USA y México caminan en paralelo con diferentes dirigentes: por un lado Trump y por el otro los últimos presidentes que los han gobernado a su capricho por culpa de la tolerancia de Ustedes mismos. ¿Cuántos más como el actual nefasto de nombre Enrique Peña Nieto…?”

Luego de terminada la charla confieso que ya no pude dormir
.
@ap_penalosa

Trump ignora la existencia del Tratado de Guadalupe Hidalgo

febrero 28th, 2017

La expulsión a México de inmigrantes mexicanos al gusto de Trump resulta violatoria

Tomado de documento del Colegio de México:

“…El Tratado de Guadalupe Hidalgo, firmado entre México y los Estados Unidos el 2 de febrero de 1848, al final de la Guerra de Intervención Norteamericana, estableció que México cediera a los norteamericanos casi la mitad de su territorio, que comprendía la totalidad de lo que hoy son los estados de California, Arizona, Nevada, Utah y parte de Colorado, Nuevo México y Wyoming. Como compensación, los Estados Unidos pagó 15 millones de dólares por daños al territorio mexicano durante la guerra. Entre los aspectos del tratado, se encuentran los siguientes: se estableció al Río Bravo del Norte o Río Grande como la línea divisoria entre Texas y México; se estipuló la protección de los derechos civiles y de propiedad de los mexicanos que permanecieron en el nuevo territorio estadounidense. Además, Estados Unidos aceptó patrullar su lado de la frontera, y los dos países aceptaron dirimir futuras disputas bajo arbitraje obligatorio…”

En mi opinión según lo asentado en el párrafo anterior el tratado referido además de permanecer vigente obliga a USA a no separarse de México mediante la construcción del muro que pretende imponernos el señor Donald Trump. Ver con mucha atención lo siguiente: “…se estipuló la protección de los derechos civiles y de propiedad de los mexicanos que permanecieran en el nuevo territorio estadounidense. Además, Estados Unidos aceptó patrullar (subrayado) su lado de la frontera, y los dos países aceptaron dirimir futuras disputas bajo arbitraje obligatorio…”

Conclusión: Trump es un hombre ligero que no acostumbra respetar compromisos aún estando estos vigentes. Pero lo peor de todo esto está en el hecho de que nuestro presidente EPN y su pandilla son tan ignorantes como el primero y no saben como defender a nuestro país.

Nuestra nación está protegida por instituciones nacionales e internacionales reconocidas para efecto de arbitrajes. A manera de ejemplo podríamos mencionar el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas que enumera los siguientes métodos para el arreglo pacífico de las controversias entre Estados:

• negociación,
• investigación,
• mediación,
• conciliación,
• arbitraje,
• arreglo judicial y
• recurso a organismos o acuerdos regionales
.
Quiero suponer que los encuentros que sostuvieron en USA y México nuestro canciller Luis Videgaray con las autoridades norteamericanas designadas por Trump, terminaron a manera de entrevistas entre sordos y mudos ¿Qué dijeron, qué acordaron, en qué basaron argumentos…? Cuando un alumno va a presentar un examen, sabe bien que si no se prepara lo suficiente para enfrentarlo terminará reprobado. Imagino a un Videgaray sin recursos y asustado al momento de pretender rendir cuentas al presidente. Igual quizá haya sucedido con los esbirros enviados por Trump pero con una diferencia: el primero advertirá de avances sin comprometerse a sabiendas de que su jefe con eso se sentirá triunfador y satisfecho. En cambio en el caso de los segundos, saben muy bien que si no le informan a su presidente aquello que ansía escuchar, acabarán violentamente despedidos
.
Si tan solo tuvieran un gramo de preparación y de valor hablarían con la verdad y harían un recorrido por la historia de México y encontrarían un antecedente más del devenir del pueblo yanqui que a los ojos del mundo los pondría una vez más en evidencia por sus arbitrariedades.

Si el gobierno mexicano pide ayuda a la ONU y a reconocidos historiadores el muro de Donald Trump no se construirá.

@ap_penalosa

Trump distrae a los mexicanos de los problemas que agobian a nuestro país

febrero 23rd, 2017

México se verá precisado a enfrentar en los próximos 2 años quizá los peores momentos de su historia

Nuestro país desde su nacimiento ha venido acarreando un sinnúmero de calamidades ya incrustadas profundamente en su cuerpo, al punto de estar cerca de conflictos que resultarán muy difíciles de solucionar en el transcurso del corto y mediano plazo. Más allá de su problemática derivada de lo que sucede en el plano internacional los desajustes en su interior hacen urgente una reorganización capaz de salvarlo de la debacle.

Ejemplos que podemos señalar: una falta de educación de calidad masiva, un campo abandonado y pobre, ausencia de conciencia de nacionalidad, patrioterismo y menosprecio a nuestras raíces. Pereza, abulia, desinterés por prosperar, cada día menos fuentes de trabajo frente a más demanda de las mismas derivadas de tantos deportados que tendremos que acoger. Extranjeros que aprovechan nuestra indiferencia. Pésimos gobiernos, sindicatos amafiados, corrupción, ignorancia, abuso y cinismo por parte de los gobernantes, etc. Todo lo antes anotado estará acumulado en un saco en paralelo a un próximo proceso electoral previsto para arrancar y terminar en los años 2017 y 2018.

Para EPN Trump ha venido a ser una válvula de escape. Antes de que el segundo fuera nominado, la nación ya estaba inmersa en el hartazgo. Las declaraciones hechas por el Secretario de la Defensa Nacional en términos de un no rotundo a la presencia de un ejercito en las calles a muchos nos pusieron a temblar. Sonaban como advertencia que en mi caso me hicieron hasta suponer el surgimiento de un posible golpe de estado militar.
Así las cosas a estas fechas no sé realmente qué nos pudiera deparar el destino en un marco en el cual se da un panorama a mi juicio en extremo negativo.

Está claro que la realidad en el caso de todos nuestros partidos políticos hace ver que adolecen de prestigio. Con Enrique Peña Nieto el PRI fue a dar al traste y es de esperar que solo los incautos volverían a votar por él. Por el lado del PAN a partir del año 2,000 todo resultó en fracaso y no cuenta con elementos capaces de reivindicarlo. Me preocupa seriamente MORENA con López Obrador al frente. Se ha sabido mantener discreto pero bien sabemos que en sus afanes está muy lejos él y los que lo integran de abrir un camino para un México mejor. Por el contario, seguramente sus acciones estarían orientadas a un populismo aberrante y demagogo. El PRD y los demás no atraen pero sí, sumados al PRI, al PAN y a MORENA todos en conjunto absorberán a manera de una esponja un dinero que debido a nuestras leyes electorales pasará a ser un desperdicio en detrimento de muchas otras urgencias que exhibe la nación. De ahí entonces mi pregunta: ¿Y por qué no dar paso a un camino a futuras elecciones que abra las puertas a personas preparadas y decentes dispuestas a trabajar a favor de un México que en relación a este tema es tan solo un basurero…?

Todo lo anotado suena fuerte. Propicia temor y enojo. Pero se hace necesario tomar conciencia de la realidad, reflexionar y luego plantearnos un qué hacer.

Nunca es tarde para empezar. Tampoco para limpiar la casa. De no hacerlo ya y mientras más tiempo nos tardemos, el trabajo a realizar demandará esfuerzos extraordinarios que en proporción a nuestras energías resultarán insuficientes.

Conclusión: tomar lección de nuestros errores, igual de nuestras indiferencias e impaciencia, actuar sin egoísmos y no hacer las cosas a cambio de solo beneficios inmediatos. Debemos regalarle al país el tiempo necesario pero trabajando fuerte en paralelo y sin esperar cosechas de sembradíos que nos aportarán frutos acorde al tiempo que implique su desarrollo.

@ap_penalosa

A falta de educación y nacionalismo México no impacta con sus manifestaciones

febrero 16th, 2017

La jornada en contra de Trump el domingo 12 de febrero no causó preocupación al norteamericano

Siempre he sostenido que quizá la mayor desgracia que vive México desde que nació en 1821, radica en que adolece de una plataforma de educación de calidad masiva que dé por resultado una verdadera conciencia de nacionalidad. Nuestro país sobrepasa en población de más de 100 millones de habitantes ubicados en un territorio, más no en una superficie que sume a una familia consciente de lo que significa el concepto patria. De ahí entonces la falta de vocación por crecer en todos los ámbitos cada día para dar paso a una nacionalidad fortalecida.

Haciendo un análisis de nuestra historia encontramos que muy pocas veces México ha sufrido calamidades que nos obliguen a mantenernos verdaderamente unidos en pos de metas que resulten favorables a toda la comunidad. Es propio de los mexicanos dar preferencia primero a sus intereses y poner en segundo término las urgencias de tantos compatriotas que demandan nuestra comprensión y ayuda.

Comparando nuestro devenir con el de muchos otros países poderosos o pobres, México denota que no sabe verdaderamente lo que significa invertir grandes esfuerzos y el término sufrir. Somos un país rico en recursos donde en general salvo excepciones prevalece la paz. Estamos beneficiados por todo tipo de recursos naturales, climas, desiertos, bosques, litorales, montañas, etc. a más de ser vecinos del país más poderoso del mundo como consumidor.

Son tantas nuestras riquezas y facilidad para alcanzarlas lo cual nos aleja de la capacidad para verdaderamente valorar. De ahí entonces que el ocio, la abulia, la falta de ambición, la resignación a sistemas gubernamentales ineptos, corruptos y propiciadores de muchos otros males, que hacen que México se ubique en medio de la mediocridad.

Por mi parte he sostenido que estoy totalmente en contra de Donald Trump, individuo que imagino causará enormes problemas en su propio país así como en muchos otros rincones del mundo. Pero dicho mal le podría resultar a México una buena oportunidad que lo lleve a recapacitar actuando con amor al trabajo, madurez, realismo y objetividad. Es tiempo para reflexionar, reaccionar y darnos cuenta que si nuestra nación se hubiera preparado para este tipo de contingencias no habría tenido que estar sufriendo el menosprecio, despotismo, abuso y tantas otras agresiones como las que ahora a mediano plazo por nuestra propia culpa nos esperan.

La verdadera independencia de los países se alcanza a base de grandes esfuerzos en común, con educación, con un uso responsable de sus recursos, con un auténtico sentido de nacionalismo, etc., todo eso proyectado en nuestro caso a largo plazo. Solo que condición sin equa non es arrancar no ya sino desde ayer.

Las manifestaciones que se llevaron a cabo el pasado domingo en la ciudad de México y en otros estados en contra de aquel gorila en nada nos benefician. Solo resultaron acciones en un país por demás disperso en términos culturales de grupos protagonistas y oportunistas con el único afán de ganar adeptos ignorantes que no saben a donde van y por qué.

Pregunto a los que me leen: ¿De verdad Ustedes creen que acciones como las referidas pudieran prosperar en un México en el cual la mayoría de su población adolece de una educación de calidad que a todos beneficie y de la cual emane un auténtico sentido de nacionalismo…?

Todo lo anterior lo dejo a su consideración.

@ap_penalosa

La madre de Donald Trump inmigrante

febrero 6th, 2017

Donald Trump tan fascista, y según él nacionalista, se olvida que es hijo de una inmigrante que trabajaba como doméstica.

Debemos reconocer que USA alcanzó su poder a base de grandes esfuerzos. Pero muchos norteamericanos olvidan, entre otros Trump, que la mayor parte de su población está constituida por inmigrantes.

Hispanos de todos los rincones de América Latina, europeos, asiáticos, musulmanes, otros de distintas religiones, etc. han coadyuvado con sus aportaciones en forma de trabajo y de dinero a favor del desenvolvimiento de un gigante falto de agradecimiento y envuelto por una nube de soberbia e ignorancia.

México luego de más de 300 años de sumisión a la corona española finalmente alcanzó su independencia en el año 1821 acorde a la firma de los Tratados de Córdoba firmados por Don Agustín de Iturbide en representación de nuestra nueva nación y con el aval de la corona española en la persona de Don Juan O’Donojú. Lo anterior nos hizo poseedores de un territorio excepcional sobrado de todo tipo de riquezas. Lo malo de lo anterior está en el hecho de que un buen número de sus habitantes sin la necesidad de grandes esfuerzos cuentan con todo tipo de satisfactores sin mediar los tantos sacrificios para obtenerlos en comparación con los que demandan otros países del orbe. De ahí entonces la pereza, abulia, la falta de educación de calidad masiva, etc. tristemente han entorpecido el alcance de una auténtica conciencia de nacionalidad.

Nuestro devenir hasta el día de hoy está salpicado de calamidades. La burguesía en la etapa de Iturbide inserta en nuestro primer congreso terminó desconociéndolo para después desterrarlo y finalmente ordenar asesinarlo. A partir de ese capítulo la actividad política del país hasta hoy en día ha resultado una sucesión de afanes personales, ansias de poder y la presencia de presidentes provisionales que en mucho han superado en número a los constitucionales.

Muerto Don Agustín y en orden de importancia, la llegada al poder de Antonio López de Santa Anna vino a resultar nefasta. Ya para entonces los yanquis denotaban un especial interés por nuestro territorio y eso aunado a la frivolidad del primero dio paso a una perdida de nuestro patrimonio en el orden de un 53%. O sea que a los que convivían en la alta sociedad y en el gobierno, dicha desgracia denotaba ser menos importante que su apetito por tantas concesiones personales a las que aspiraban tantos que se decían patriotas y nacionalistas. Mientras tanto en el terreno del campo la gente humilde e ignorante no tenía un camino para manifestarse.

Santa Anna es tan solo un ejemplo de una triste historia que a esta fecha sigue prevaleciendo. Podemos ir agregando conforme ha pasado el tiempo yo diría salvo excepciones a una pésima mayoría de presidentes que además de ineptos se han distinguido como sinvergüenzas, corruptos, cínicos y más como es el caso de Enrique Peña Nieto.

Muchos se preguntarán después de leer lo antes anotado: ¿eso qué tiene que ver con el actual fenómeno de los migrantes que ahora tanto sufren a consecuencia de su eventual deportación…? Yo pienso que mucho. Si los mexicanos desde un inicio hubiéramos podido imaginar la magnitud de la desgracia que tendremos que afrontar, nos habríamos preocupado por prever haciendo de lado ligerezas y de esa forma mandar a la chingada a Trump.

@ap_penalosa