2012 PARA LA HISTORIA

¿Qué bases dejó sentadas 2012 para un futuro a corto y mediano plazo? ¿Podrá 2013 continuar con la estafeta?

El año 2012 ha sido en todo el mundo período particularmente difícil, duro y hasta diría drástico en demasía. Guerras de todo, bélicas y políticas. Desgranaje en las economías, pobreza, hambre, angustia, desempleo, frustración y tristezas en extremo ¿Futuro a corto y mediano plazo? muy incierto. Viene a mi mente España y pienso que pasarán por lo menos 10 años para que se vuelva a levantar. Ya no digamos Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y más países no solo del ámbito europeo. Volteamos a observar America Latina llevada de la mano del país más poderoso al cual también le tiemblan las manos: USA. México, su vecino más cercano. Resumen: se hace necesaria una nueva mecánica de estabilización ¿China con su ancestral misterio qué rumiará?

Temo que 2013 se convierta en caldo que de cocimiento a nuevos conflictos bélicos. Y sí, Marx tenía razón, ante circunstancias como las actuales la economía de guerra en un mundo capitalista es la mejor solución para desestabilizar y con eso acrecentar el precio del petróleo mismo que se moverá seguramente a la alza derivado de la necesidad del mismo para estar prestos a enfrentar o provocar enfrentamientos orientados a recuperar poder y dominios territoriales. URGEN guerras que den paso nuevamente a la manufactura y con ello al empleo en las plantas productivas.

En mi memoria los primeros años de la década de los ’70 cuando el presidente Nixon optó por una rendición “digna” que diera paso a la conclusión de la guerra de Vietnam. Dicho movimiento que se alargó tantos años llevó a USA a un serio revés en su economía. Creció tanto al punto que su industria producía cada día más para atender necesidades bélicas lo que dio por resultado que el gigante paulatinamente fuera perdiendo sus mercados de exportación que antaño dominaba. Las industrias automotrices europeas y asiaticas a manera de ejemplo, tomaron para sí mercados que los norteamericanos se vieron precisados a abandonar. Con el final del suceso soldados u obreros desempleados requerían trabajo. Ya no lo tenían porque sus plantas habían dejado de producir tanques, jeeps, armamento, llantas, más medicamentos, etc. Se hacía urgente reubicarlos y darles nuevamente capacidad adquisitiva. Cada vez menos exportaciones pero lo peor, una demanda interna casi en total estatismo. USA tenía dos prioridades, una generar ingresos para los suyos y así darles recursos para comprar. Dos, recuperar los mercados de exportación por fuerza desatendidos.

Mientras todo aquello ocurría los árabes suministraban petróleo a favor de los que competían vs. USA. Apareció Kissinger y se sacó de la manga una solución: promover un ataque de los petroleros del Islam contra Israel (ver Guerra del Yom Kipur 1973). Sabía bien que adolecían de ejércitos y que su única arma era su hidrocarburo. Lógico, los europeos y orientales se aliaron a los israelíes guardianes de norteamerica, lo que provocó la furia de los árabes quienes decidieron suspender ventas a todos aquellos que habían logrado en su oportunidad rescatar a su favor las exportaciones provenientes de Estados Unidos. O sea, Alemania, Francia, Italia, Holanda, etc. a más Japón y otros del oriente, a falta de petróleo dejaron de producir y de vender. USA aprovechó la circunstancia, recuperó mercados, volvió a exportar y sus trabajadores recuperaron su trabajo para la producción doméstica. Resumen: USA refortaleció su poder y el resto del mundo terminó por ajustárse en el interior del hemisferio yanki.

Queda una duda. Hoy quien más reservas petroleras tiene en el mundo es Rusia, pero sacarlas al mercado implicaría que la oferta global se incrementara a tal grado que dicha materia prima se viera en precio en el piso. Ese gigante está todavía muy pobre, requiere de más recursos para competir como capitalista. Le cuesta mucho al sector occidental mantener tranquilo a ese oso hambriento e inmerso en el frío. No bajaría a la Europa central a pedir comida, lo haría para “tomarla” ¿Cómo hacer que el precio del petróleo no se caiga? ¿Tomándolo de Rusia o seguir bajo los lineamientos del sector árabe? Uno u otro. 2012 yo diría: será disparador de una eventual nueva historia.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *