Archive for 28/06/2012

2 de Julio, 2012, resultado de un México sin EDUCACIÓN

28/06/2012

Eramos la Nueva España por más de 300 años. A través de la Santa Inquisición la monarquía española marginaba a los nuestros de la educación. Enclaustrada, Sor Juana elaboró una obra de la cual el noventa porciento quedó reducida a cenizas

De 1810 a 1821, México quedó hundido en la barbarie. Años de miseria, sangre, dolor que azotaban a un 90 porciento de pobladores ignorantes, analfabetas, fanáticos de la Guadalupana y sumisos a mesiánicos como lo fueron por ejemplo Hidalgo y Morelos. Ahora la historia oficial los bautiza como “héroes que nos dieron patria”. No habla con la verdad ni confiesa que el primero terminó apresado por Allende, Aldama y Abasolo, en razón de sus acciones irracionales y sanguinarias. Igual Morelos, siguiendo el ejemplo de Hidalgo, además de ser cruel y despiadado, una vez apresado por los realistas y sentenciado a muerte, resultó tan cobarde, que a cambio de su vida, pretendió el indulto delatando a sus compañeros insurgentes. Éstos terminaron abandonándolo. En resumen, fueron 10 años de solo intentonas que solo significaron tragedias tras tragedias.

Iturbide, fiel a la corona, como soldado en el activo, se percató que el buen camino para alcanzar la independencia significaba la negociación. Pasó a formar parte de las líneas insurgentes, promovió una lucha en paz y gracias al apoyo de Don Juan O’Donojú, quien llegara al país a hacerse cargo del despacho luego de la salida del último virrey Juan Ruiz de Apodaca, el 21 de Septiembre de 1821, México alcanzó su objetivo.

La alta sociedad mexicana, ávida de poder y por tradición intrigante y mezquina, así como forzó a Don Agustín a asumir el papel de emperador, terminó traicionándolo, exhiliandolo a Europa y después a su regreso no quizo prestar atención a la advertencia que pretendía señalar Iturbide en el sentido de que España apoyada por la Santa Alianza, tramaba rehacerse de nuestro territorio. Iturbide no fue fusilado, fue finalmente asesinado.

Arribó entonces Santa Anna. Poco se puede agregar en torno a lo que ya sabemos los mexicanos respecto de tan nefasto personaje. A lo largo de su larga estadía terminó otorgando a USA más del 50 por ciento de nuestro territorio ante las complacencia, una vez más, de una sociedad burguesa y ruín que en razón de su sumisión al punto de lo indigno, prefirió aplaudir y congraciarse con aquel maldito que tanto daño nos causó.

Luego arribó Juárez. Usurpador, déspota, vendepatria y dictador. Igual nuestra historia lo califica de “benemérito” y esconde de entre tantas pillerías suyas una realidad significada en la pretensión de otorgar a los norteamericanos, a cambio de su apoyo, el Territorio de la Alta California, el Estado de Sonora y la concesión a favor de aquellos, de su libre paso a nuestro territorio por nuestra frontera al norte y por el Istmo de Tehuantepec. El Tratado McLane-Ocampo no se ratificó gracias a la intervención de Abraham Lincoln, quien ante la rapacidad de sus congresistas se vió obligado a un ¡ya basta de abusar de México! Juárez no tomò nunca en cuenta que nuestro pueblo era por tradición conservador y que ante el mal gobierno que tenía a México en ruinas, prefirió buscar ayuda de los franceses, que al igual que los norteamericanos veían con codicia la posibilidad de extender su poderío haciéndose de nuestras tierras. Resultó irónico el que Maximiliano se mostrara ante nuestra nación, más liberal y amoroso a México que el propio zapoteca siempre envenenado por la soberbia y el rencor.

Con Don Porfirio las cosas cambiaron y en mucho. Si bien dictador, logró por fin sacar a nuestra patria del marasmo. Trajo paz, seguridad, nos internacionalizó, atrajo grandes inversiones extranjeras, etc. Sí, además de su prolongada existencia en el poder, descuidó a las clases marginadas, sembrando con ello un resentimiento que provocó la presencia de un imbécil de apellido Madero, quien después de su muerte, cerró el telón a una supuesta “Revolución Mexicana” que solo dio paso a verdaderos rufianes que se apoderaron del país hasta la llegada de Don Lázaro Cárdenas de Río ¿Cómo suponer una revolución cuando nuestro pueblo estaba significado en un 90 por ciento de analfabetas? Una revolución exige “conciencia de nacionalidad” derivada de EDUCACIÓN de la cual a esta fecha seguimos adoleciendo.

Don Lázaro Cárdenas fue el mejor presidente que México ha tenido. Solo que sus grandes logros a esta fecha han resultado banquete de chacales. Corrupción, ineptitud, demagogia, salvo en el tiempo que corrió de su administración hasta la época de Gustavo Díaz Ordaz que mostró no obstante irregularidades priistas, un camino al crecimiento que nos encaminaba a formar parte del sector de los países desarrollados. Paz, mínima inflación, buenas reservas que dieron por resultado un peso firme frente al dólar hasta el momento que apareció lo peor que nos ha sucedido: Luis Echeverría Álvarez. De ahí el declive de su partido al punto de quedar hecho pomada luego del triunfo de un presidente promovido por un PAN que durante 12 años terminó por llevarnos al caos  al punto de tenernos al borde de un precipicio muy profundo y difícil de superar.

Notará el lector, que a lo largo de toda esta relación en ningún momento se exaltó  la palabra EDUCACIÓN. Tanto ha sufrido México que la misma no ha existido, de ahí nuestra gran desgracia. Somo nación/territorio, en la cual por falta de EDUCACIÓN la conciencia de nacionalidad no existe. Me pregunto entonces “¿Qué podemos esperar de las próximas elecciones a sabiendas de nuestra insensibilidad política derivada del devenir de un México siempre a la deriva?”

Dios frente a las elecciones del próximo domingo en México

26/06/2012

Llegó muy temprano a su oficina, no saludó a todos como normalmente lo hace, caminaba con prisa y se mostraba huraño. Ordenó a San Pedro pidiera café suficiente y viera que  nadie los interrumpiera ¿Todos se veían entre sí como preguntándose ¿qué pasa?

“Cierra bien la puerta, siéntate y escúchame porque este fin de semana resultará muy especial y tenemos que estar muy atentos. Por lo pronto anunciaré que Sábado y Domingo vamos a trabajar. Abstente de autorizar salidas so pretexto que una abuelita está grave, mi perico ya no habla o daré la bienvenida al nuevo Papa porque se va a morir ¿entendiste? O sea: toque de queda”. En eso sonó en la puerta el anuncio con los nudillos de los dedos del mesero quien ya llevaba además de café, pastas, aguas naturales, gaseosas, etc. “Adelante” dijo Dios, “pon las cosas en su sitio y al salir pincha el botón de la cerradura para que nadie pueda entrar. Por cierto, tráeme un paquete de cigarros obscuros ¿Tú quieres algo Pedro?” “No Señor yo estoy bien y listo para escucharlo” contestó este último. Tomó luego el teléfono y le advirtió a su secretaria “no me pasen llamadas. Yo ya cerré también mi celular”.

Y bueno, San Pedro se mostraba por demás inquieto. Muy extrañado por la actitud del Señor al punto de hacer recuento de su conducta la semana anterior caso haber cometido algún error que le fuera a significar un buen regaño. Rápidamente Dios leía los documentos calificados como “urgentes” puestos sobre su escritorio. De pronto los hizo montón y los relegó a la charola de “pendientes”.

Dio vuelta a su sillón y mientras se deleitaba observando el Paraíso Terrenal jugando con sus dedos y reclinado para sentirse cómodo le preguntó a Pedro: “a ver Peter ¿cómo vez el desmadre que se está armando en México? Pero háblame con la verdad, no vayas a pretender ponerme palabritas dulces al oído porque ya me conoces: te tomo del cuello de tu saco, de la parte trasera del cinturón y verás patada que te pongo en el trasero. Tú como mi secretario particular tienes la obligación de informarme con toda veracidad lo que el Estado Mayor Celestial seguramente ya te comunicó. Habla pues”.

Ya más tranquilo San Pedro, viéndose inocente, le expresó a Su Patrón: “ Pues sí Señor, la verdad es que por no darte más dolores de cabeza luego de tantos líos que hay ahora en aquel planeta; que si Chávez, Siria, Egipto, la Comunidad Europea, los indignados, los vacacionistas del G20, etc., me dije: mejor lo dejo en paz y ya en su oportunidad le anuncio”. “Pues hiciste muy mal baboso ¿qué tu crees que yo no veo por las noches antes de dormir tantos y tantos noticieros que aparecen en la TV? Yo sí estoy enterado, pero la verdad hecho muchas bolas. CNN dice una cosa, Televisa otra, el 11 ni hablar, Azteca solo con sus pinches telenovelas. Pero a ciencia cierta ¿qué es lo real? ni maíz paloma. Vivo un proceso de confusión en extremo y mientras tanto ¡ya estamos a un paso del 1 de Julio! Agrégale: encuestas, los periódicos, cada periodista hablando según sus cojones ¡carajo! Y tu mientras ¡ay sí! no lo quiero angustiar más. Eres un zonzo irresponsable, te voy a cambiar por San Lucas”.

San Pedro entonces, chiquito, chiquito, la cara toda colorada y viendo al piso, con mucho cuidado y voz débil inquirió a Dios “¿Qué sugieres Señor?” Contestó el Creador “¿qué sugieres, qué sugieres, luego de que la tortilla se convirtió en tostada y vaya que está caliente y a punto de desmoronarse? Tú porque tienes a un Dios que te da paciencia, pero ¿y yo tarado…?”

Llamó entonces a su secretaria y le pidó que lo pusiera al habla con el Diablo insistiéndole: “necesito hablar con él, no con cualquiera de sus canchanchanes. Adviértales Sor Teresa que digo Yo, que si el marica no me contesta, ahora mismo me desplazo a su oficina y verá la que se le va a armar”. Casi de inmediato la mejorcita de las 10 mil vírgenes, reapareció y le indicó al Señor que Satanás estaba al habla. “Gracias, se puede retirar y ciérreme otra vez bien la puerta. Que no se acerquen curiosos ni chismosos”.

Apénas tomo el auricular y luego de un sonoro “¡bueno!” se encontró por contestación: “¡aló vecino, que gusto saludarle! Dígame ¿a qué debo el honor de su llamada?” Dios entonces enfurecido  cerró su puño y lo estrelló contra su escritorio. Discretamente Pedro rescató su laptop y la alejó del riesgo que después de un nuevo manotazo terminara haciéndola pinole. “Mira Luzbel de cagada, a mí no pretendas darme el avión podredumbre al acecho. Ya sé que eres perredista, que mandaste disfrazado de redentor a México a ese ojete de AMLO con todos sus secuaces tan diablos y sinvergüenzas como tú unidos en un dizque partido de izquierda. Todos corruptos y picapleitos. Ya te he aguantado muchas. Recuerdate lo del ’68, sé que los viernes juegas dominó en tu cantina con los halconcitos del ’71. Te ví en Reforma en el 2006 haciéndola de bolero y ahora, sepa Yo con qué dinero, se pasó aquel 6 años más alebrestando con un hipócrita ¡ay sí! yo todo amor. Andas metiendo a los estudiantes agitadores en sus movimientos, etc. ¿qué te crées? ¿Piensas que los del “Yo Soy 132” son tan pendejos como para terminar haciéndote caso? Mira, mejor bájale porque te va a salir el chirrión por el palito. Por lo pronto, voy a ver que el tal Felipe haga por lo menos una cosa bien. Me voy a encargar que la tal Chepina que tanto me visita en su iglesia, se rinda y haga coalisión con los del PRI. No creas que eso me haga muy feliz, pero entre esos y los de tu partido, por lo menos, aún con sus torpezas, demuestran más sentido común y la experiencia que los otros no tienen, olor a pedo sulfuroso. Mira lo que estoy haciendo con Chávez, con Correa, con el Evo, tan de manitas de la mano con Irán ¿a verdad? Bueno, te lo advierto, si no le bajas, te vas a atener a las consecuencias ¿de acuerdo?”

Del otro lado primero un gran silencio. Luego tartamudeos “pe pe pe ro vecino ¿de qué me está hablando?” Contestación: “no te hagas gûey y mejor ¡aguas! Por cierto, cárgame a mi VISA un espacio para la Elba Esther suficientemente grande porque quiero que me la encierres junto con los de la Sección 22. A ver si así terminan entendiendo aquello de “amaos los unos a los otros” piltrafa de charamusca. Y ya me voy porque mi oficina está empezando a oler a azufre. Hasta luego”

¿Será…?

 

 

 

 

Perspectivas para el 2 de Julio luego de la elección

23/06/2012

He tratado de ser objetivo y optimista con respecto al resultado de las elecciones que se avecinan. Sin embargo no dejo de tener desconfianza en razón de cómo sean los resultados. Supongo que EPN ganará pero por estrecho margen, de ahí mi temor a la reacción de AMLO

La experiencia que vivió nuestro país luego de las elecciones del 2006 resultó por demás dramática aunque circunscrita básicamente en el ámbito de la ciudad de México. AMLO hizo de las suyas y terminó causando estragos principalmente a los mismos que decía defender y que ahora lo detestan. Me he ocupado mucho en platicar con personas de clase media baja: taxistas, personas en los mercados, obreros, campesinos, etc. y encuentro de todos ellos un rotundo no a AMLO. Viven un gran resentimiento y descepción con respecto a su persona sobretodo en razón de saber que fueron manipulados y en algunos casos orillados a la ruina. A lo largo del actual sexenio, bien sabemos que el presidente en turno ha resultado ineficaz y por demás mediocre, pero paralelamente la imagen del PRD no con ello se ha depurado, por lo contrario, sus acciones vistas en sus congresistas, tipo un Fernández Noroña y muchos más, oportunistas, desalmados, rufianes, aunados a las de exgobernadores, presidentes municipales, delegados en la ciudad de México, etc., han tenido un común denominador: corrupción, chantaje y demagogia. De pronto ha surgido un AMLO con ropajes de apostol pero que en la medida en que el proceso de campaña ha transcurrido, poco a poco ha reaparecido su tendencia mesiánica, mezquina, esquizofrénica que denota una vez más esos sufrimientos en su interior plagado de fantasmas y con tonalidades de venganza y complejos de persecución. Lo noto falso, ávido de reconocimiento y de un poder en extremo absolutista. En resumen: estoy seguro que si llegara a la presidencia, se vendría sobre México un caos y con ello la debacle.

Por otro lado, también la presencia de sus contrincantes no invita a la esperanza de alternativas que verdaderamente pudieran sacar a nuestro país de un agujero que cada día se hace más profundo. El PAN tuvo la oportunidad en dos sexenios para demostrar lo que pregonaba y por el contrario undió más a la nación y terminó a manera de potenciador de vicios que hemos venido arrastrando e incrementando y que tienen su origen desde hace muchas décadas. La corrupción ha crecido en términos geométricos, la violencia se hace cada vez más incontrolable a falta de esos empleos prometidos por el presidente que todavía nos gobierna. Nuestro turismo se encuentra al ras del piso. Una guerra al narcotráfico mal planeada que ha acarreado grandes tragedias en muchos hogares. Una imagen en el exterior que exhibe a México como “país de salvajes”. México inició el camino a su hundimiento a partir de la funesta presencia de Luis Echeverría Álvarez. Adolecemos de lo que antaño nos hacía brillar: AGRICULTURA. Lo cual ha dado paso a tanto excampesino a una creciente migración a las grandes ciudades y con ello concentraciones urbanas ahogadas por la contaminación, que cuestan mucho a fín de que cuenten con servicios básicos, pero finalmente inmersas en economías subterráneas que demandan la presencia complementaria de niños sin posibilidad de tener acceso a las escuelas. Urgencias por obtener de la noche a la mañana de lo que una vez arrancado con buena planeación y consistencia, significará muchos, muchos años, para mostrar los primeros resultados: EDUCACIÓN.

En el caso de PRI, debo reconocer que aún con los defectos que mostró en su devenir desde el General Lázaro Cárdenas y hasta el presidente Diaz Ordaz, México era un país pujante, con una tendencia al desarrollo que nos perfilaba como nación pronta a situarse en el nivel del desarrollo. Hoy es un partido satanizado, pero en la práctica y si somos honestos y objetivos, debemos reconocer que es el único que ha dado resultados concretos. Igual que como todo ser humano vivió una gran lección luego de ser derrotado en el año 2000. Pero me pregunto ¿existe hoy otro partido que haya demostrado ser mejor que aquel? ¿por qué satanizar algo o alguien que supo aprender de sus errores? Y los mexicanos ahora más sensibles ¿seguiremos siendo sumisos a las arbitrariedades de otros tiempos? ¿estamos en capacidad y oportunidad de tomar el riesgo de jugar a favor de alguien que apunta a llevarnos a un infierno?

Creo, en mi opinión, que dadas las circunstancias, a los mexicanos lo que más nos conviene ahora tristemente y a falta de un abanico electoral más amplio, tomar el camino del “de los malos el menos”.

Vislumbro un escenario: si el resultado de las elecciones resulta entre los dos contendientes finalistas muy estrecho y este no favorece a AMLO, seguramente México tendrá que enfrentar un semestre que terminará trágico. Habrá gran polarización a nivel nacional y con resultados que signifiquen enfrentamientos mexicanos vs. mexicanos con consecuencias muy tristes y funestas. No me extrañaría por lo mismo y acorde con lo que manda la Consitución un “estado de excepción” que prolongara en el poder a FCH mientras se recobra la paz para estar en condiciones de convocar a nuevas elecciones. Estaríamos expuestos a la suspensión de garantías individuales bajo la tutela militar. Cabría agregar también la necesidad de suponer que USA no verá con buenos ojos a un AMLO voluble y traicionero que no dudaría a unirse al bloque Venezuela, Ecuador y Bolivia que ya desde hace un buen rato trabajan de la mano de Irán.

La próxima semana ya los medios no seguirán aturdiéndonos con tanta propaganda, quizá los jóvenes se den al trabajo de reflexionar, pero siempre existe una fecha fatal muy cercana a nosotros: el próximo 2 de Julio. Ese día México seguirá o terminará por derrumbarse.

 

 

 

Lecciones olvidadas del ’68. Espero sirvan a “Yo Soy 132”

21/06/2012

Ingresé a la Escuela Nacional de Economía, hoy facultad, en el año 1967. Hoy guardo un grato recuerdo de una UNAM antes del ’68. Después y por muchos años mi “Alma Mater” fue secuestrada por auténticos rufianes

Provenía de una preparatoria particular, reservada solo para hombres  enmedio del ambiente marista. Debo reconocer que en términos académicos mis resultados fueron magníficos. Pero arrastraba muchos prejuicios derivados de los miedos que infunden los religiosos. Muchas cosas naturales de la vida de un ser humano para mí eran pecado, inseguridad, etc. y eso me hacía aislarme del resto de mis compañeros. Prefrería convivir con aquellos que también habían estudiado en ese tipo de escuelas. Entonces entre nosotros nos comprendíamos y nos sentíamos refugiados y al margen de un entorno que suponíamos misterioso, hostil y amenazante.

En muy poco tiempo, de los mismos que me hacían desconfiar, muchos de ellos o ellas de origen humilde, modesto, me invitaban a acercarme a sus personas. Nunca olvidaré su generosidad y afecto. De pronto se burlaban de mí y bien tenían razón cuando me expresaban lo poco que sabía yo de la vida. En la UNAM inicié el aprendizaje que me llevó a ser adulto. Mi error fue no tomar en cuenta que era apenas un adulto en ciernes. Formaba parte de una generación que pretendía saberlo todo, retar a nuestros profesores y por supuesto al sistema. Estaban de moda el marxismo, Mao, el Ché Guevara, el odio al imperialismo, el mueran los gringos, etc.

Excelentes y pacientes muchos de nuestros maestros. Siempre dispuestos a escucharnos con la paciencia del buen Job. En mi caso recuerdo de entre tantos a peronajes como Don Jesús Silva Herzog, a Solón Zabre Morell, las conferencias de Vicente Lombardo Toledano y tantos y tantos más que enumerarlos me sería difícil luego de muchos años.

En mayo de 1968, de pronto nos vimos invadidos por extraños que nos urgían a unirnos en busca de la emancipación y al no rotundo a todo aquello que significara capitalismo. Sucedía al salir al patio de la escuela, que esos mismos ya tenían listos megáfonos, propaganda, discursos de Fidel para con ello imbuir en nuestra persona la vocación al comunismo. Surgieron los “Comités de Lucha” que de pronto se aparecían en los salones obligando a los profesores a abandonar su clase para adueñarse de nosotros buscando con ello lo que era común decir “el lavado de cerebro”. Recuerdo de entre tantos líderes a Pablo Gómez, hoy senador, que luego de aquel movimiento de pronto desapareció para después reaparecer sorpresivamente en el año 1971, justo el día que por la noche se llevaría a cabo la famosa masacre conocida como “Jueves de Corpus”. Así como Pablo, muchos más que vienen a mi memoria: Joge Medina Viedas, Gustavo Gordillo, etc. y varios más que luego de terribles calamidades fueron avanzando rápidamente a los niveles de la alta burocracia. No tuve noticias de la desaparición o fallecimiento de cualquiera de aquellos muertos que fueran estudiantes en mi escuela cuando el asunto Tlatelolco y a los que se les calificó como mártires. Los que nos atraparon y atraparon a la UNAM persistieron haciendo de las suyas. Mientras tanto, nuestra máxima casa de estudios inició un gran declive que se prolongó hasta el año 2000. Sustituyeron a los primeros verdaderos pelafustanes que paralizaron a la institución por largo rato como Martí Batres, golpeador, Imáz, esposo de Claudia Sheimbaum cercana colaboradora de AMLO, el Mosh y bueno, de ahí en adelante una vez que a aquellos malditos se les “premió” de alguna manera, abandonaron la UNAM y con ello reinició su repunte hasta el día de hoy.

No viene a mi memoria AMLO de entre tantos fósiles que conocí, pero considerando su edad y los 14 años que vivó como amiba en aquel entorno, seguramente en sus correrías tuvo mucho que ver con tantos desbarajustes que al paso del tiempo se fueron dando.

Escribo lo anterior porque fui testigo, no me lo contaron. Fue algo que viví, que padecí.

Por eso insisto y recomiendo a los jóvenes del “Yo Soy 132”, que no se dejen engañar. Estamos a unos cuantos días de un México distinto que derivará en mucho del buen criterio y personalidad propia del estudiantado responsable.

 

 

Si AMLO supiera de historia

20/06/2012

Gustaba convivir con la alta sociedad, principalmente daba atención a las damas con quienes discretamente coqueteaba, escuchaba, escuchaba… Prefería el cogñac y el chocolate en  lugar del vino de consagrar. Desdeñaba a los que se le acercaban y ordenaba que en su lugar, otro rezara con los feligreses el rosario. Se llamaba Miguel Hidalgo y Costilla

Debido a la indiscreción de un “tambor” de su regimiento, Allende supo que las fuerzas realistas se disponían a perseguirlos luego de descubrir su plan insurgente. Junto con Aldama llegó a casa del sacerdote para advertirlo de eso. Salió su hermano y lo urgió a abandonar la cama para que se dispusiera a escucharlos. Don Miguel con toda calma solicitó sus panes y su bebida favorita: el chocolate, y mientras los consumía solo oía lo que con ansiedad y temor le recomendaban: darse a la fuga, organizar y preparar un  ejercito adecuado y entonces sí estar prestos para la lucha. Al fín ellos realmente militares. Hidalgo los desdeñó, se retiró a vestirse y al regresar exclamó: “ahora sí, a matar gachupines”.

Muy temprano se acercó a su iglesia y ordenó al sacerdote que se disponía a iniciar la misa, que suspendiera el ritual e hiciera que las campanas convocaran a la población. Poco a poco la gente de Dolores se acercó al atrio confundida y temerosa.  Fue entonces cuando exhibiendo la imagen de la Guadalupana y luego de arengar a la figura del detestable Fernando VII, convocó según él, al movimiento de la independencia. La chusma que no sumaba más de 200 personas, no  seguía a su persona, seguía a la Virgen. Eran personas analfabetas y fanáticas que solo veían su salvación en el interior de un templo.

Conforme el grupo avanzaba, muchos ignorantes se adherían a la horda al punto de sumar miles, sin entender a ciencia cierta  el por qué. Mientras, en el trayecto, Hidalgo iba deteniendo y amarrando a cuanto  español conocía. A muchos les había dado el trato de amigos quienes le correspondían respetuosos y simpatizantes de su persona. Le ayudaban de forma generosa. La mayoría, eran muy trabajadores, agradecidos y por demás humanos. Sus trabajadores los amaban. La expectativa de Hidalgo era arribar a Guanajuato. Pero en cualquier población a la que llegaba azuzaba a la multitud para que se dedicara al saqueo de todo. Igual iglesias, casas, comercios, haciendas, etc. Lo hacía con rabia e insensibilidad no importándole que se tratara de hombres, mujeres, ancianos o hasta niños. Allende, Aldama y ya luego Abasolo se mostraban incrédulos, no entendían la saña de aquel mesiánico ávido de sangre y destrucción. Alguno de ellos trató de perduadirlo en el sentido de que ese no era el buen camino, a lo que el cura contestaba en relación a  la necesidad de impregnar el odio y el afán del revanchismo.

Su arribo a Guanajuato representa una de las más  grandes vergüenzas de nuestro devenir. La plebe ya no escuchaba, se había conrvertido en parvada de buitres al asecho de la carroña derivada de la muerte de tantos inocentes quienes fueron a buscar refugio en la Alhondiga de Granaditas. Sus puertas fueron derrumbadas y quienes ingresaron a ella no tuvieron ningún empacho en matar a cualquier español que se encontrara enfrente. Niños sujetos de degüello, mujeres aplastadas. Ancianos arrojados por los huecos de lo que fuera ese hermoso almacén de granos. Hombres atravesados por ballonetas y mostrando el tiro de gracia. Era un infierno de Dante embargado por un resentimiento incontenible e inentendible.

Poco tiempo después en su persecución las fuerzas realistas los alcanzaron e Hidalgo decidió huír para refugiarse en Guadalajara. Previamente, a espaldas de Allende, Aldama y Abasolo, confirió el cargo de Jefe del Ejército del Sur a otro cura, a la postre también vergonzante y cobarde, de nombre José María Morelos y Pavón. Los primeros al descubrir su tración enfurecieron, sin embargo ante el acoso de los realistas, solicitaban de Hidalgo su retorno y ayuda, misma que por su soberbia se negó a otorgar. Después, de manera tajante y fuerte, Allende una vez más le llamó no para pedirle, sino para exigirle al grado de proferirle amenazas que a título personal significaban su intención de matarle por traidor y por cobarde.

Hidalgo terminó luego de muy corto tiempo en su acción activa, preso por parte de los tres generales anotados. Finalmente resultaron atrapados y sujetos de pena de muerte, salvo el caso de Aldama. Después de ejecutados en Chihuahua, sus cabezas quedaron exhibidas un buen rato a manera de advertencia por parte del virrey.

Luego de este episodio, pasarían muchos años para que México alcanzara su independencia el 25 de Septiembre de 1821 con Agustín de Iturbide. Muchas tragedias más ocurrirían inútilmente en la nación a lo largo de más de diez años.

Narro todo esto porque es importante hacer ver los resultados de la acción de un mesiánico. En aquellas fechas fue un cura falso, hipócrita y detestable. Hoy, podría repetirse la historia si un similar a él ocupara la presidencia de México. Ese alguien se llama ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

 

 

AMLO, ¿anticristo?

19/06/2012

Esta mañana muy temprano escuché de viva voz en el noticiero de Oscar Mario Beteta la declaración de un joven estudiante adherido al movimiento “Yo Soy 132”, denunciando la intromisión del PRD en ese grupo. Advirtió a AMLO que en caso de daño a él o a su familia, lo consideraría responsable. (Ver Youtube)

Vivimos un momento por demás serio y peligroso. A pocos días de las elecciones encuestas van y vienen. Todo es politiquería que ya tiene harta a la nación. Postes, fachadas, árboles embadurnados de propaganda, fotografías de “salvadores” del país según el partido que los postula, ansiedad por los acontecimientos presentes, la delincuencia en su máxima expresión, el desempleo creciente, la dejadez y finalmente todo resignación y frustración. Eso sí, anfitriones de un G-20 que muchísimo dinero significó, aunado a gastos estúpidos y espeluznantes como el costo de las campañas, la Torre Bicentenario, etc. Pero ahora además, después de lo escuchado me pregunto ¿qué nuevas sorpresas por demás desagradables tendremos que enfrentar antes del 1 de Julio? ¿Caso resultara López Obrador derrotado, lo que espero, qué nueva acción diabólica estaría dispuesto a llevar a cabo, previo a la toma de posesión tan lejana que se ve para el 1 de Diciembre?

Debo confesar que tengo miedo. La incertidumbre es algo que desgasta. La sensación de impotencia causa desesperación. Pocos días quedan ya pero no se ve tierra en el horizonte. Encuentro a los jóvenes en un estado de “en contra de todo y a favor de nada”. Difícil tratar de convencerlos, son pasionales e idealistas y ¡qué bien! Pero en el fondo resentidos e impacientes. Con todo el derecho a un ¡ya basta! Y sí, tienen toda la razón pero luego ¿qué y con quién? Creo que ahora nuestra nación esta a punto de entrar en un parteaguas por demás dramático porque luego de tantas promesas seguramente incumplidas, las nación ahora sí puede estallar. Estamos en un caos que nos pone al borde de un profundo precipicio.

En la grabación a que hago referencia se escucha a un tipo patán y prepotente. Todas sus frases concluyendo en “guey”. Me pareció torvo, cínico, falto de educación y por demás maldito. De pronto ofrecía, luego advertía. Supongo al muchacho aterrado. Pero debo reconocer luego su enorme valor y supongo también el apoyo de sus padres decididos a apoyarlo y a afrontar el riesgo. Pero de ahí una pregunta adicional ¿y qué con los otros partidos? Ayer en otro video también en Youtube me parcaté de la inmoralidad del PRI. Dinero y dinero en propaganda que se usó para apoyar a su candidato a gobernador que bien hubiera servido para apoyar a tantos pobrecitos ávidos por lo menos de comer con sus familias a falta de trabajo. Un PAN insolente que conciente de su fracaso, bien habría hecho en derrotarse, no participar, en lugar de dar apoyo a una mujer mezquina, impreparada, mediocre, vulgar, hipócrita y tantas cosas más.

Terrible nuestra situación: FALTA DE EDUCACIÓN, por lo mismo de conciencia de nacionalidad. Un campo infértil y abandonado luego de la desgracia significada alguna vez en el arribo de Luis Echeverría que dio al traste con la AGRICULTURA. De ahí el abandono de un campo y las grandes masas que engrosaron las zonas urbanas y que no tuvieron más remedio que acudir al ambulantaje o si no, de plano a la delincuencia. Eramos país que competía y en mucho a nivel mundial como exportador de granos, legumbres, frutas, hortalizas y más, más, más…Ahora todo eso lo importamos y ya nuestras propias reservas petroleras cada día más agotadas que rindieron no para el país. Enriquecieron al sindicato, a los técnicos viejos y cínicos de un PEMEX, según decía Lázaro Cárdenas patrimonio de la nación.

Estamos atrapados, corremos un gran riesgo, espero sepamos reflexionar a la hora de votar. Estamos en la orilla ¡cuidado!

 

 

 

La importancia de “tocar fondo”

18/06/2012

Antonio, ríndete, acepta, ponte bien contigo mismo y disfruta. Sigue creciendo, vas muy bien. Ahora tus expectativas son nuevas y más ambiciosas. Desenganchate del pasado, olvida, perdona y verás cuánto nuevo te tiene la vida reservada. Estás vivo.

Mi vida como escritor me hace sentir pleno. En el transcurrir del tiempo he aprendido lo que suponía imposible y me asustaba. Me he disciplinado a lo que personas sinceras, valiosas, instituciones, medios, etc., todas buenas y expertas, con tanto cariño me han brindado. En la medida que avanzo y luego de dedicar horas y horas a esta actividad, la cual disfruto intensamente después de retirado de la vida profesional, doy gracias a mi Ser Superior por su ayuda y comprensión. Veo que soy afortunado y que estoy inmerso en la calidez.

De pronto cuesta trabajo. No dejan de suceder situaciones inesperadas que de pronto nos hacen ver  que solo estábamos siguiendo  la ruta al desencanto, la desilusión y con ello la frustración. Nubes rosas engañosas que invitan como más conveniente hacer lo mismo que el que desde un avión se lanza al vacío y en su trayecto,  aunque sientiendo miedo, soledad, inseguridad, un silencio extraño, las ráfagas de viento frías,  en la medida que se acerca a la superficie y ayudado de su herramienta, percibe y siente la emoción por situarse en aquello que ahora lo atrae sin saber que existía.

La vida es así. A veces aconseja y hasta a veces impone porque somo necios y temerosos. En esos estadios flotamos al capricho de un viento que juega con nosotros igual que con una hoja de árbol que desconoce en donde finalmente quedará asentada. Se hace urgente entonces tocar el fondo de ese agujero donde solo la inercia nos sostiene a su gusto y nos mantiene atrapados. Derrotarse y por profundo que resulte ese fondo, nos lleva a darnos cuenta de la solidez de su desconocida y obscura superficie. Habrá que serenarse, medir la altura a recobrar, tomar conciencia de nuestra energía, llenar nuestros pulmones de oxigeno y decidir saltar seguros de alcanzar una vez más ese espacio desde el cual volveremos a arrancar. Ya una vez arriba, se reinicia el camino, se convive con el presente y a él nos entregamos. Lo pasado ya no existe pero las buenas experiencias por difíciles o tristes que hayan sido, nos harán actuar con más cautela. Caminaremos sin prisa, libres, oliendo y disfrutando el olor que emana de la naturaleza y más temprano que tarde observaremos a lo lejos y nos percataremos del humo de la chimenea de una casa que nos dirá “ven, acercate, disfruta del calor en mi interior. Verás que aquí se está en paz y no nos pasará nada”.

Hace unos días, uno de los seres que ahora más quiero me decía: “recuerda los barcos cuando están anclados y date cuenta que cuando corren en su navegar, se hizo necesario deshacerse de lo que los tenía atados. No olvides tampoco a esos niños que en tu interior alimentan tus sufrimientos y soberbia. Hazlos a un lado y sé feliz”. Ahora lo estoy haciendo y me siento bien y ya no arrastro sufrimientos.

Esto que ahora apunto es una reflexión personal, pero creo que también quien profundice en ella, verá que aplica a México.