Archive for 12/02/2013

CIRCO REVOLUCIONARIO

12/02/2013

Ya antes del inicio del siglo XX el petróleo afloraba sobre todo en zonas como el norte de la Huasteca, colindando con los estados de Veracruz y Tamaulipas. Quien lea la obra de Francisco Martín Moreno México negro se va a deleitar con la amenidad de la novela, aprenderá mucho respecto de este tema y además se dará cuenta que sin esa mascada de tela negra con la que el sistema nos ha ocultado la realidad, todo lo relacionado con la Revolución Mexicana como nos la pintan, vale para un soberano y reverendo carajo, aún con todo y la famosa Constitución del ’17, la cual hasta que no apareció el señor Presidente Cárdenas, no entró realmente en vigencia en su totalidad en razón de un artículo: el 27, que mientras los poderosos, a veces más que los propios gobiernos de sus países, se encargaron de hacer que no se aplicara.

Se me pasó decir cuando hablaba del tema del circo, que el que se estableció en México fue de tres pistas. En la pista central, o sea la estelar, aparecían los artistas que más atraían a la multitud. Ahí se veía a Villa asesinando y meándose sobre sus víctimas como los gladiadores romanos. Luego bailaba a pasos en forma de brinquitos cuidando que no se le cayera la pistola y para la función de media noche, escogía a alguna de las mujerzonas de entre el público que le resultaban más atractivas, para llevársela a su tráiler, hacer con ella lo que quisiera y ya luego para premiarla se casaba con ella. Villa coleccionaba esposas.

También presentaban a Huerta a manera de borracho y retrasado mental pero que aún así, se sabía mover a gran altura sobre la cuerda floja hasta que un día se cayó y se lo tuvieron que llevar de emergencia pero no se pudo salvar, se murió y hasta sin anestesia. Cuando aparecían en el escenario Madero y Pino Suárez, el público al principio se enardecía porque pensaba que sus malabarismos serían magníficos. Pero luego se percataba de que no podían salir adelante porque al jugar con las herramientas consistentes en aros, mancuernas, copas de cristal, etc. pretendiendo manejarlas en gran número a la vez, alguna de éstas siempre caía al piso. Entonces los abucheaban y hasta las palomitas les arrojaban a la pista.

Un día Madero sostenía con sus dos manos a Pino Suárez y mientras tanto sobre su cabeza tenía una copa de cristal con todo y agua. El desgraciado de Huerta, así como que sin querer, se acercó, le metió el pie a Madero y ¡zaz! que se viene abajo el pobre Pino Suárez. Huerta se valió de eso para alentar al público a que los descalificaran, los metió castigados en la jaula de los leones y sepa Dios a dónde los mandó llevar, el caso es que al día siguiente los dos cirqueritos aparecieron muertos. A Zapata lo presentaban encerrado en una jaula de gruesos barrotes por razones de seguridad. Lo anunciaban como el orangután que más animales había matado en la jungla. Ese sí asustaba y los presentes se arrejuntaban, se abrazaban y con ánimo de protegerse se tomaban de la mano y decían: “¡Ay Dios, que no se escape este animal porque capaz que nos come y nos lleva la Chingada!” Actuaba como Maestro de Ceremonias Don Venustiano Carranza.

Mientras los artistas actuaban, Carranza se escondía atrás de la salida al escenario y aprovechaba para hacer ajustes al programa: “saquen a Zapata y que mejor aparezca Villa” o “si, que salga Villa, pero pónganle en su látigo alguna pomada venenosa que penetre por su piel para que se muera ese maldito cabrón”. En fin, todos los babotas por observar lo que ocurría en la pista central, dejaban de prestar atención a lo que ocurría en las otras y por lo mismo se perdieron de ver un acto que exhibía la forma de hacer salir una cosa negra a manera de magia y que era vomitada por una torre que acababa manchando la ropa de todos los concurrentes. Era ¡petróleo! Cuando la gente salía de la función, encontraba en todas partes carteles que anunciaban próximos artistas a contratar y que los dejaría impresionada por sus estilos y piruetas. Uno era traído de las negras selvas siberianas: “El Gran Obregón” y el otro, descubierto en las zonas tropicales de las Malvinas: “El Mágico Mago Calles”. Entonces la gente antes de abandonar el lugar, se apresuraba a las taquillas para comprar sus boletos, no fuera a ser que perdieran un lugar.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

EL CASO DEL MÉXICO PETROLERO

12/02/2013

Respecto al petróleo, la situación actual de México es terrible. De entrada, ya no creo que estemos en posibilidades de salir a jugar, porque simplemente ya casi se nos acabó el “parque”. A menos que efectivamente existan nuevos yacimientos como se dice alrededor del proyecto Chicontepec y que los costos de exploración y producción resulten rentables tomando en cuenta los precios internacionales, creo que a la vuelta de la esquina Cantarell se habrá agotado. Por otro lado los beneficios del petróleo, finalmente fueron a parar a manos del sindicato de PEMEX o a los bolsillos de tantos “técnicos viejos” de dicha empresa quienes apoyados en la corrupción, hoy viven casi como los Jeques árabes sin importarles que se beneficiaron indebidamente de un patrimonio nacional respecto del cual siempre se nos dijo que era un recurso que pertenecía solamente a la nación. Muchas veces me pregunto: ¿cuántas escuelas se hubieran podido construir con todo el dinero que se gastó en las épocas de López Portillo en la construcción de la Torre Ejecutiva de PEMEX que alberga a más de un 50 por ciento de gente de sobra y que además, luego de jubilarse, goza a manera de pensión del mismo sueldo que percibía hasta su último día de laborar ahí y que según los incrementos salariales año con año se va incrementando? Se habla de que PEMEX da trabajo a cerca de 200 mil trabajadores y que mientras, en forma paralela, los grandes productores como Saudi Arabia con no más de 70 mil personas produce varias veces más lo que PEMEX obtiene de un subsuelo cada día más agotado.

En las épocas porfirianas, la mayoría del petróleo que extraían empresas como La Tolteca y El Águila, salía crudo a sus refinerías en el extranjero. Con Don Porfirio hasta que llegó Madero, no se exigía ningún impuesto por derecho de explotación. Esto es que los que se beneficiaban simplemente lo enviaban fuera y luego de convertir ese mismo crudo a, por ejemplo gasolinas, entonces bien que teníamos que pagar grandes cantidades de dinero para tener acceso a su consumo. Hoy México sale como exportador de cada día menos petróleo. Ahora sí cobra por cada barril que vende, pero igual que en las épocas porfirianas, nuestra capacidad de refinación nos obliga a exportar crudo a precio internacional a cambio de pagarlo refinado a valores muy por encima del precio del primero. ¿Para qué una nueva refinería cuando no sabemos todavía si Chicontepec es viable? Me imagino que lo único que nos queda, en caso de que finalmente dicha refinería se construya, espero que no, es maquilar refinación de crudos provenientes de otras partes del mundo. O sea que la buena intención del Presidente Cárdenas dejó de funcionar, a partir de que los civiles se hicieron del gobierno con la bandera de la Revolución y las imágenes de tantos próceres que dicen eran requetebuenitos.

¡Cómo nos parecemos los países petroleros latinoamericanos! Vean el caso Venezuela. A ese país por lo menos todavía le sobra mucho petróleo, pero más allá de eso ¿qué más tiene? digamos como industria u otros valores. Es cierto, se me olvidaba, todavía tiene algo: se llama Hugo Chávez.

También aquí tenemos Chavistas vistos a través del cristal de la política estúpida en donde un Congreso al que le tiemblan las manos o que negocia por abajo del agua a la hora de votar una Reforma Petrolera que modernice nuestra industria dándole entrada al capital extranjero y con eso a modernas tecnologías, se queda chiquito, chiquito, porque ¡uy qué mello! le siguen teniendo pavor a figuras nefastas como el mediocre y derrotado López Obrador, grillo de porquería.

¿Quién manda en el mundo? Simple y sencillamente: su majestad EL PETRÓLEO. ¿Nuestros Revolucionarios próceres? ¡jo, jo, jo! ¿Y nosotros? snif, snif, snif…

La Revolución Mexicana según la manejan los “historiadores” se ha mostrado como la punta de un iceberg. No se ha dicho más que muy poco de lo que verdaderamente había atrás de ese México que ¡vaya que trascendió! a veces para bien y en otras ocasiones para mal, muy mal. Dicho movimiento fue un teatro que exhibía títeres manejados desde lo alto por marionetistas muy hábiles que mientras distraían al público, hacían que la gente ni se enterara de lo que verdaderamente sí sería trascendente para nuestra patria.

Durante la Revolución Mexicana, a Estados Unidos como a los ingleses, lo que les importaba era aprovechar las circunstancias significadas en los pleitos entre Villistas con Carrancistas, Zapatistas, la salida de Don Porfirio, la traición de Huerta, la muerte de Madero, etc., para mientras tanto hacerse de nuestro petróleo y finalmente casi convertirnos en una especie de protectorado. Se acercaba además un acontecimiento del cual México fue uno de los factores decisivos para los americanos, alemanes e ingleses principalmente: la Primera Guerra Mundial. De manera que ¡al carajo con Don Villa y su pandilla!, y mejor cambiemos de canal y observemos un programa que el sistema se ha encargado de ocultar y del cual prefiero hablar.

Emiliano Zapata salió a pretender una Revolución con la bandera del agrarismo. Villa por su parte, además de no compartir las ideas zapatistas, buscaba más el camino de la política. Tenía ansias de poder y reconocimiento. Estaba loco. Los gobiernos que transcurrieron a partir de la salida de Don Porfirio fueron muchos y muy variados, pero todos pésimos. De pronto aparecían Presidentes Constitucionales luego sustituidos por interinos que a la luz de la realidad, mejor prefirieron el “ya no quiero queso, sino salir de la ratonera”. Entre Madero y el Presidente Cárdenas, 12 fueron los Presidentes que se sumaron. De entre ellos fueron asesinados Madero, Carranza y Obregón. A Huerta lo desterraron, Don Porfirio abandonó su patria menospreciado. Todo era traiciones, asesinatos y venganzas.

México mientras tanto, entre politiquería, guerras y matanzas, estaba en la ruina, no tenía dinero, pero además lo más irónico es que salvo muy pocos, no sabía que tenía una enorme riqueza petrolera, al punto que mucho territorio invadido a flor de tierra por “chapopote”, no podía ser usado para actividades agrícolas. México tampoco tenía una industria militar. Por lo mismo, estando en guerra, requería de apoyos para controlar a tantos sublevados. Alrededor de ese río revuelto lleno de petróleo, llegaron los extranjeros a azuzarnos, de manera de que nos pusiéramos a pelear entre nosotros, mientras ellos se hartaban de hacer grandes utilidades a partir de la exploración y explotación de nuestros enormes mantos.

Don Porfirio estaba consciente de esa riqueza y fue lo suficientemente sagaz como para no permitir que los americanos se adueñaran de todo. El y su homólogo Theodore Roosvelt quien fuera Presidente de los Estados Unidos entre 1901 y 1909, no simpatizaban con los “trusts”, esto es, los grupos de empresas poderosas que unidas significaban oligopolios que terminaban poniendo de rodillas a los gobiernos mismos. Inicialmente, la empresa gringa conocida como La Tolteca, era la que contaba con las únicas concesiones otorgadas por el gobierno Porfirista. Sin embargo, ante el abuso y avidez de los norteamericanos, Díaz se abrió a otras alternativas, en este caso a Inglaterra, a la que también dio oportunidad a participar en las extracciones y como con los americanos, en otros proyectos tales como el ferrocarril y la minería. Por cierto, hay que decir que el hijo de Don Porfirio, Porfirito, era en aquellas épocas el Director General de El Águila y además, lo que resulta más escandaloso, es que también habían americanos que actuaban como accionistas de dicha empresa británica, entre ellos el hermano del Presidente que sucedió a Roosvelt, Howard Taft y su Procurador de Justicia. ¡Vaya lío ante los ojos de ambas petroleras contendientes! “¿Con quién estás, con Dios o con el diablo?

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

¡Y AHÍ VIENE LA PSEUDOREVOLUCIÓN!

11/02/2013

Jamás aunque lo diga la “historia” oficial, Díaz actuó como déspota y tirano. Fue un gran político por inteligente, práctico, duro a veces cuando se debe ser y quizás hasta implacable. Simplemente era Presidente de un país al que había que poner en orden. Si hoy no tenemos democracia es por efecto de la pésima educación de que México es víctima, ¿qué democracia se le podía exigir a un país que en ese entonces incluía a un 80 por ciento de población, eso sí, un poco menos analfabeta que nuestros maestros normalistas actuales, buenos para armar desmadres pero muy lejos de estar capacitados y con vocación de educar? Ese era el Porfirio que en ese tiempo continuaba con un crecimiento, aún en ocasiones con todo en contra.

A mí me encanta ser mexicano pero hay que decir que los mexicanos formamos un país a mi juicio “sui generis”. Eso lo atribuyo en parte a que hemos sido sujetos de tantas sangres distintas que han dado por resultado una raza a veces por demás diferente a otras en las cuales se ha dado digamos, una especie de estructura física, mental más concreta y estable. De indígenas pasamos a ser criollos, luego mestizos, en fin, tantas mezclas que nos han ligado con sangres además de españolas, negras, árabes, italianas, francesas, ¡puff…! Todo un “tuttifruti”.

Tenemos una característica que nos hace muy especiales en términos de actitudes: igual criticamos, exigimos, nos exhibimos mártires, etc., pero al mismo tiempo nos resistimos a cooperar, a ser tolerantes y pacientes y además, tristemente muchos terminan renegando de su nacionalidad. Otra cosa muy propia de nosotros está en que no valoramos ni disfrutamos tanto que tenemos y nos enriquece. ¡Cuántos otros países desearían poseer, aunque sea un poquito, de todo los que acumulamos! Muchas veces nos sucede que no sabemos qué hacer con lo nuevo conquistado, por ejemplo la democracia. Lo que pasa es que un valor como ése, para saberlo utilizar requiere de EDUCACIÓN DE CALIDAD, ese sí principio fundamental del que desafortunadamente adolecemos y que cada día se hace más pobre en la medida que la población aumenta. Nuestra economía se hace cada vez más endeble y de lo que queda buena parte va a parar a manos de corruptos, ineptos o desinteresados en dejar sus ganancias en México para mejor ponerlas protegidas por bancos extranjeros.

Hoy la mayoría de los mexicanos criticamos, denostamos y culpamos de todo al gobierno, a Estados Unidos o qué sé yo a cuántos más, pero eso lo hacemos tomando café con los amigos y ahí somos rebuenos para decir cómo se deberían resolver las cosas. Se nos olvida lo trascendente y ¡pácatelas! Si no aparecen noticias relativas al Kalimba, a Carmen Aristegui o al patán de Fernández Noroña y compañía, entonces baja el rating de los noticieros y la prensa se ve precisada a mostrar buenotas encueradas, para por lo menos recuperar los costos de las ediciones. Alguna vez hace muchos años, no recuerdo quién me comentó que en México cuando alguien es señalado de borracho, ratero, maricón o comunista, ya no se la va a acabar para el resto de su vida. Ningún Presidente mexicano ha dejado de ser tachado de homosexual o ladrón, asesino, tonto y así, una bola de epítetos más. Y de esta manera la seguimos llevando cada tarde, sobre todo los viernes a la hora de dominó: “pinche Presidente, cabrones empresarios abusivos y avaros, mira qué buena está la mesera, déjame ver si me la ligo…» Y luego nuestros señores Diputados y Senadores, quitándose la palabra para subir a la tribuna para hablar de pendejadas, a veces a menospreciar a sus compañeros e insistir que solamente el partido que cada uno de ellos representa es el capaz de salvar a México. Y ahora al rato: “miren para que vean que somos buenitos y demócratas, nosotros los que le decíamos espurio al Presidente, las vamos a chocar y en alianza con el PAN, le vamos a romper la madre a los del PRI”.

Mientras, el PRI se regocija y hace planes con el Verde Ecologista y van con la Gordillo a decirle: ”mi alma, ven y ahora siéntate en mis piernas”. Y ahí va la otra. Exactamente igual a cuando en la época de Iturbide se constituyó un Congreso, nada ha cambiado. Por lo contrario, nos hemos hecho maestros o hasta doctorados en la grilla y los que observamos seguimos en la baba y los que nos representan bien que se preocupan porque esa baba persista y hasta aumente, aunque nos ahoguemos en ella. Luego en medio de esa democracia “patito” salimos cada tres o seis años a votar. Y nuestro incomparable México: bien gracias. A veces también me pasa que siento que a los mexicanos nos place que se nos trate con rudeza, así como a muchas mujeres u hombres que si no salen de pronto golpeados por el o la cónyuge piensan que ya no se les quiere.

Don Porfirio no se andaba con medias tintas: “o se ponen en paz o les rompo la madre”. Y cumplía con la amenaza, ¡sí, señor! y astuto como era también respaldaba con el “buen ejemplo” el bien hacer dando seguimiento «a su entender» a los mandatos impuestos por la Constitución. Creo que fue el precursor del “tapado”. No sé si se recuerde, previo a le decisión Presidencial a favor de López Mateos o de Don Gustavo Díaz Ordaz, aquel anuncio de una cigarrera que rezaba: “el tapado fuma Elegantes”. Así Don Porfirio, como en el acto de streaptease, de pronto mostraba y luego ocultaba. En 1898 en Monterrey, cerca ya de la convocatoria a nuevas elecciones, le dio tal coba al General Bernardo Reyes en una banquete a la hora del brindis que todos los regiomontanos daban por seguro que el sucesor de Don Porfirio sería aquél en ese momento Gobernador de Nuevo León. Haciendo a un lado al mismísimo Presidente, todos se fueron a la cargada para hacerse notar ante el señor Reyes. Díaz a su interior se sentía muy bien y sonreía malevolamente. ¡Vaya que se había exhibido demócrata!

Lo que no sabían los del Cerro de la Silla era que en ese mismo momento en México habría otro gallo que también cantaría: Don José Yves Limantour quien estoy seguro, en caso de no haber aparecido por ahí el señor Madero, hubiera sido el sucesor de Don Porfirio, en serio. Su gestión lo hizo resaltar como unos de los mejores Secretarios de Hacienda que ha habido en nuestra historia. La salida de Don Porfirio a su destierro aunada al inicio de lo que a la postre significaría un rotundo fracaso: LA REVOLUCIÓN MEXICANA iniciada por gestión de Don Francisco, quien terminaría asesinado junto con Pino Suárez, no dio pie a la continuación de un Porfiriato. Esto dio por resultado nuevas décadas de sangre y masacres inútiles que quedarían entonces reflejadas en una nueva Dictadura de 70 años encabezada por un partido que ahora sigue vigente y se está reconstruyendo. Se llama PRI.

@ap_penalosa

http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

¿DECENA TRÁGICA Y PARA QUÉ?

09/02/2013

¿Qué es una revolución? ¿En qué nos favoreció al día de hoy dicho acontecimiento? Según el diccionario, a una revolución se le define como “un cambio brusco y violento en la estructura social de un estado”. Yo no sé por qué carajos tuve que estudiar Marxismo durante la carrera de Economía, que ahora forma parte del archivo de lo antiguo, de lo obsoleto. Sin embargo aún sin ser comunista Dios me libre, recuerdo que Marx agregaba algo interesante respecto del tema “revolución”. Decía él que para que ese movimiento prospere se requiere que el pueblo esté consciente, o sea que tenga una educación suficiente que le permita saber la razón de su actuación. En este caso, a dicho sector de población yo lo identificaría como clase media. También dice Marx que una intención revolucionaria requiere de grupos que aún sin saber a dónde se dirigen, representan parte importante del movimiento en razón de las grandes masas de gente, digamos “chusma”, que Marx denomina como “idiotas útiles”.

En México para ser más bondadosos mejor los bautizamos como “borregos”. Un buen ejemplo de esto en el caso de nuestro país, está en todas esas hordas que salen a lo pendejo por demás manipuladas, sin saber el por qué de su actuación pero que a cambio de 200 pesos por marcha salen gritando: “arriba no sé, abajo no, yo prefiero sentarme en las nalgas de López Obrador…” ¡ja, ja! Lo malo es que en el camino van destruyendo todo, aún joyas coloniales como las de una ciudad tan bella y rica como Oaxaca, ahora con cada día menos turistas o, si por ahí aparece un grupo de gringuitos, alemanes o franceses, salen disparados gritando: “oh my God!” Ahí el caso de los “maestros”¿? de la sección 22 del Sindicato de la Educación y en donde como ya es tradición, además de estar atentos cada año a las instrucciones que se les dan, arman tales desmadres que entre otras cosas los que salen pagando son los pobres niños que llegan en ocasiones a quedarse sin clases, algunas veces hasta meses. ¡Vean nuestra educación!

Lo peor de todo es que esos mismos “educadores” en manada suman en cada proceso electoral tal cantidad de votos dirigidos por políticos interesados en el poder, que a la larga los que resultamos más idiotas somos aquellos que por no ir a votar, o por hueva o porque ya ni nos interesa, somos los pensantes que sí podríamos, si nos decidiéramos, manifestar nuestras inconformidades. En México, al contrario de lo que dice Marx, los “idiotas útiles” están siendo sustituidos por los “pensantes pendejos” por preferir ir al fut, al cine, al cafecito a mentar madres contra el sistema e idear y proponer una nueva sociedad, pero ni madres de pararse en una casilla para votar. ¿Cómo podía haber revolución en México si la mayoría de su población en aquel entonces era analfabeta? Era la misma chusma que Hidalgo y Morelos en su momento sacaron para engrosar tal número de gente con el “pus yo no sé, pero vamos a entrarle vieja y a ver de camino de qué nos hacemos para que coman los chilpayates”. ¿Resultados?

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

RESPETO IGUAL A VERDAD

08/02/2013

En el segundo capítulo de mi manuscrito titulado “La Patria que No Rumbo al 2012” hice referencia a conversaciones largas y profundas que sostuve con mi tío Joaquín Antonio Peñalosa respecto al concepto “amor”. Me llena de satisfacción y orgullo mi relación familiar con dicho personaje quien falleció en el año 1999. Jesuita de gran vocación y preparado, escritor, filósofo, poeta, quizá uno de los más conocedores en relación al tema Sor Juana Inés de la Cruz ¿qué más…? Bueno, además de bajo perfil, sencillo, humilde, generoso, párroco de los toreros y creador en San Luis Potosí de una institución que persiste conocida como “El Hogar del Niño”. Sabía bien que muchas parejas pobres y marginadas estaban por demás limitadas para sostener a sus hijos y por lo mismo decidió implementar una infraestructura con la finalidad de coadyuvar a favor de su sano desarrollo. Ahí los papás depositaban todos los días a sus vástagos camino a su trabajo a sabiendas que mi tío se haría cargo de ellos incluyendoles desayuno, comida, merienda, educación, deportes, etc., solo con una condición, que ya luego de lo anterior sus pupilos retornaran nuevamente a su casa para convivir con sus seres queridos.

La labor de ese sacerdote se extendió por muchos años y todo San Luis Potosí le adoraba al punto que cuando murió la ciudad se paralizó de manera que los grandes y los humildes le acompañaron hasta el sitio en el cual ahora descansa. Eso sí, a los ricos les cobraba caro por sus servicios ¡y cómo no! tantas bocas que alimentar lo tenían siempre urgido de dinero. Doña Margarita López Portillo acudió a él para demandarle su apoyo cuando anheló rescatar “El Claustro de Sor Juana” para desde ahí difundir la obra de tan excelente rebelde musa y religiosa. Mi tío sin ánimos de sobresalir simplemente le advirtió: “sí, te ayudo, lúcete pero a mí me pagas porque tengo un mundo de niños que atender y sacar adelante…” Era un españolito chaparrito siempre con boina, alegre que cantaba a solas, catador de buenos vinos, de pronto medio locuaz pero a la vez, por lo menos conmigo, como decimos vulgarmente: “muy cabrón”. Su ironía a veces me desquiciaba o me hacía temblar.

En cierta ocasión luego de cenar me invitó a su biblioteca despacho rica en libros, pobre en mobiliario. Puso sobre su escritorio una botella de buen brandy, dos copas y a bocajarro me preguntó “Toñete ¿qué es amar…?” No supe responderle en ese momento y le pedí me dejara reflexionar en torno a ese asunto a manera de tarea. Como buen economista, difuso, profuso y confuso, a lo largo de treinta días le hacía planteamientos que solo lo llevaban a reír. Un día molesto le pregunté si jugaba conmigo como el gato con el ratón. Me serenó un poco burlón y solo me expresó: “te estás haciendo muchas bolas, amar implica una sola palabra: RESPETAR, igual a HABLAR CON LA VERDAD”.

Han pasado muchos años después de aquel momento y cada día que pasa me pregunto “¿Qué tanto nos han amado a los mexicanos los sistemas y la Iglesia cuando salta a la vista que lejos de hablarnos abiertamente, por ejemplo en el caso de nuestra historia, solo se nos han planteado mentiras y maquillajes…? ¿Hemos sido en serio sujetos de respeto…?” Me temo que no. Más en dicho capítulo, vale la pena que lo lean.

@ap_penalosa

http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

HÉROES A INVENTAR

08/02/2013

Muchas veces me pregunto por qué México está tan urgido de personajes que hagan resaltar la grandeza y dignidad de nuestra patria. Llego a la conclusión que son importantes como mercancía para exportar de manera que atraigan el interés de quienes nos visitan. Los aztecas, mayas, Hidalgo, Morelos, Juárez, Maximiliano, Don Porfirio, Pancho Villa, Zapata y otros más han sido exhibidos como figuras sui generis que hasta han trascendido al espectáculo del cine, es decir que nos han aportado divisas. Y bueno digo yo, de algo nos han servido. Solo que esos mismos para consumo nacional ya resultan plato desabrido, repetitivo y muchos compatriotas prefieren ni probarlos pensando que hasta ya se hayan echado a perder y causen indigestión o en su caso intoxicación. Claro, a lo largo de décadas se nos han seguido imponiendo en el menú aunque por demás refrigerados pero con diferentes condimentos al punto de que cualquier comensal hartado reclama con un ¡ya basta! pero sin saber a ciencia cierta si el chef del restaurante sabe preparar platillos alternativos. No faltarán entonces quienes le exijan que invente nuevas recetas. Caso negativo, seguro al día siguiente aparecerá en el frente del lugar un letrero grande y atractivo que anuncie: “Se requieren cocineros capaces de preparar platillos de nueva historia”.

En los anales de nuestro devenir desde la época virreinal nuestra nación competía como la que más en riqueza de protagonistas ejemplos para el mundo. Me atrevo a pensar que hasta la etapa cardenista. Los movimientos independentistas y la pseudo revolución eran despensas llenas a reventar. Ya posteriormente en los sitios para beber, comer, platicar o discutir y terminar peleando, ya no se ofrecía en la carta a manera de postre nombres de ilustres que se antojaran atractivos. Se reclamaba y el mesero contestaba “de esos ya no tenemos…” Ni hablar, a resignarse a solo lo salado para luego endulzarlo con un Grand Marnier, cognac, Armagnac, anis o cualquier otro licor que inluyera azúcar, o sea: se acabaron los héroes. Eso para México representa un gran calamidad pues significa que nos hemos quedados solos y desamparados. Por lo mismo a como de lugar debemos conservar nuestra tradición ya que sin ellos somos una nación que está perdida.

Obvio, como en Economía, a más demanda que oferta el precio de los satisfactores tiende a subir en serio a sabiendas que se pagará por ellos lo que sea. Aparecen entonces sustitutos que nos harán seguir trascendiendo tipo López Obrador acompañado de su pandilla también ávida de sobresalir, un rebelde con botas patrocinado por la Fox, igual un chaparro enano e inútil pero terror de los malosos y vaya Usted a saber qué más elenco se nos vaya a presentar en un futuro próximo.

¿Saben qué? yo prefiero que en mi país ya no existan héroes. Los que tuvimos muchos fueron de pacotilla. A los buenos lo escondieron, en fin, todo un verdadero desmadre. En todo caso, a falta de sobresalientes mejor me acerco al merenguero, echo volados con él y me divierto. Si gano me endulzo, si pierdo no importa porque el rato me resultó espléndido.

@ap_penalosa

http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

PEMEX Y SU HISTORIA

07/02/2013

Luego de conmemorarse ayer la Constitución de 1917 coincidentemente muchos mexicanos veíamos con tristeza un nuevo trágico acontecer en la historia de Petróleos Mexicanos. De pronto hice un paralelismo entre el caminar de dicha empresa con el de la famosa Carta Magna. Fueron muchos los años que transcurrieron para que el documento en cuestión tomara forma en términos de un cien por ciento. Esto es que si bien ya había sido oficialmente promulgado, el Artículo 27 hasta la llegada del Presidente Cárdenas no había entrado en vigor. Muchos años sucedieron durante los cuales los intereses extranjeros tanto a nivel gobiernos como empresarios poderosos hicieron que el artículo en cuestión se mantuviera en suspenso. Luego de muerto Carranza, Obregón, Calles y tres presidentes posteriores al último mencionado, se doblegaron ante la presiones sobretodo norteamericanas, inglesas y holandesas de manera que nuestros recursos naturales siguieran estando a su disposición y en la forma en que mejor les convenía. Entre 1917 y 1938 nuestra nación aún ya con una constitución que pretendía proteger nuestras riquezas fue sujeta de menosprecio y vejaciones. Desafortunadamente luego del gran esfuerzo y heroísmo mostrado por Cárdenas que concluyó con una patada por el trasero a los extranjeros, sucedió que PEMEX pasó a quedar sentado en las piernas de delincuentes rapaces constituidos en un sindicato o grupos de empleados de planta determinantes que al día de hoy nuestros hidrocarburos solo hayan acabado por beneficiar no a nuestra patria sino a sus intereses bastardos. Resulta escandaloso cuando caemos en cuenta que nuestro patrimonio petrolero lejos de favorecer al pueblo ha terminado acumulando cada vez más dinero en los bolsillos de unos cuantos. Mientras, nuestras reservas se han ido agotando, un decreto de expropiación mal entendido o después amañado no da cabida a la modernidad significada en la participación de tecnologías de otras partes que nos permitan refinar crudos que nos den autonomía en lugar de pagar, irónico, más que lo que percibimos por las ventas de los mismos al exterior en comparación con lo que sale de nuestras arcas por recomprarlos refinados en otras partes del mundo por ejemplo en forma de gasolinas.

A esta fecha PEMEX está en situación de quiebra. No sabemos bien a bien si nuestro actual gobierno se decidirá y contará con el apoyo de un congreso dividido al grado de la testarudez y posiciones protagónicas a tomar la ruta lógica que de paso a la inversión extranjera, acción que la propia Cuba ya se decidió llevar a cabo. Persiste el fantasma lopezobradorista populista y oportunista que hace que le tiemblen las manos a las autoridades como para poner un hasta aquí. Sabemos que los egresos mensuales de PEMEX están en su mayoría acaparados por tantos jubilados que sumados absorben una buena cantidad de recursos URGENTES como para poner a la empresa en condiciones de rentabilidad. Priva la corrupción en todos los niveles ya no solo en el ambito sindical sino también en los esquemas de iniciativas privadas mexicanas y extranjeras que la alientan. Qué decir del exceso de población inútil contratada que solo pasa el tiempo esperando que suene la hora de la salida para abandonar con prisa su escritorio y ya luego voltear a ver desde la calle las oficinas y decirles “hasta luego, mañana regresaremos a que nos apapaches a cambio de solamente saturarlas…” ¿Qué más?

Recuerdo en estancias que he tenido en países árabes productores de volúmenes hasta ocho veces superiores a nuestra capacidad, que se manejan con no más del treinta por ciento en téminos de población ocupada en comparación con la que invade a nuestra paraestatal.

Lástima grande la desgracia ocurrida ¿Descuido, irresponsabilidad, pobreza en seguridad, sabotaje, etc.? ¡qué se yo! Lo que sí puedo asegurar es que esta última, una vez más deriva de una insensatez arrastrada y acrecentada desde hace más de 70 años.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/