Archive for 31/05/2013

LA POLÍTICA Y ¿EL “PLACER” DE NUESTRA HISTORIA?

31/05/2013

Para que la historia nos cause placer, malestar o nutrimento lo primero que se requiere es conocerla a fondo. En México, nuestra historia está disfrazada con lo que resulta cómodo o conveniente plantear.

A fìn, según ella, de enriquecer mi página web, quien elaboró la misma me encomendó un trabajo que me resultó titánico: elaborar una histografía exhibiendo a todos los presidentes que han corrido a lo largo de nuestro devenir como nación independiente (1821) a partir entonces de Agustín de Iturbide y, en paralelo, haciéndo referencia a lo que sucedía como resaltante en cada una de sus épocas en otras partes del mundo. La idea me gustó, pero debo confesar que al mismo tiempo asustó. Significaría un trabajo muy complejo pero ¡a echarle ganas, qué caray!

Me reuní con mi adjunta para mi cátedra, magnífica historiadora del Colegio de México, le comenté sobre mi nueva tarea y le pedí sugerencias. Compartimos una deliciosa cena informal en su departamento. Todo libros, pequeño, acogedor y con aroma a eso: Historia. Mientras disfrutábamos lo que preparó iniciamos una conversación a veces grata, otras tensa dadas confrontaciones, pero finalmente muy productiva, terminando aprendiendo más efecto del intercambio de puntos de vista.

Cuando entramos de lleno en el tema me expresó “mira Antonio, tú como economista eres buen conocedor. Valoro tu sensibilidad en torno a algo que es tan dinámico y sujeto de tanta tecnocrácia. Pero en el terreno de la historia, si bien a veces denotas conocer episodios que algunos de nosotros ignoramos, de pronto eres pasional, drástico y hasta arbitrario”. Le reviré malicioso “eso que me dices me suena a elogio y no sé si deba agradecerlo”. Lanzó una carcajada y luego agregó “sé más flexible y busca en la historia el placer”. Confuso y hasta irritado por esto último le reclamé “¿tú piensas que una mujer u hombre en el plano de la sexualidad, que se saben regalar un inmenso gozo porque mutuamente se conocen en razón de tener plenamente identificadas sus zonas más sensibles, de pronto van a quedar satisfechos con una supuesta sexualidad que pretenda brindarles un tercero?” Agregué “¿no te parece más lógico que para que eso sucediera entre aquellas dos personas, era condición fundamental conocerse a fondo?” Levantó su mirada hacìa mis ojos sorprendida y simplemente confesó “me mataste”.

De ahí entonces arremetí en la charla pero orientándola al caso de México y advirtiendo “para que una verdadera plataforma política en nuestro país algún día realmente se configure y consolide, realidad que no se nos da ahora por falta de educación y de verdad, todo en la prática se llamará politiquería y demagogia. Es necesario primero saber de nuestra real historia por dolorosa que resulte. A lo largo de nuestro proceso primero como Nueva España y después como país independiente, son muchos más los capítulos que mueven al dolor. No hemos terminado de asumir que de lo más impactante que ha acontecido en nuestra patria, eso lejos de propiciar placer, orgullo, etc., en la mayor parte de las ocasiones más bien ha significado miseria, ausencia de EDUCACIÓN, sumisión, abandono, frustración, tristeza, muertes, traiciones, corrupción ¡qué sé yo! Son muy pocos los episodios que nos muevan a eso que tú llamas placer y hasta diría que más desgracias nos esperan, si no tomamos conciencia de esto que ahora te digo. Verás que si en este actual sexenio no iniciamos ahora sí y en serio el largo recorrido que de por resultado adquirir una real conciencia de nación, todo estará perdido.

Cambiamos de tema y mejor escuchamos un poco de música. Me prometió que a tiempo estaríamos preparando el borrador a fin de superar el nuevo reto.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

ANA DUARTE DE ITURBIDE, AUTÉNTICA MUJER

30/05/2013

Don Agustín con todo y sus cualidades tambièn cometió grandes injusticias. Me temo que la mayor, si es cierto lo que cuentan algunos, fue el trato que dió a su esposa Ana Duarte. A mí no me gusta el calificativo de “abnegada” porque me hacer pensar en una mujer que no guardó nada para su persona, pero creo que eso sí aconteció con esa alma piadosa.

Del Valle Arizpe y Carlos María de Bustamente hacían mofa de todo y por todo. Era tal su saña, que no reparaban en el daño que podían causar con sus habladurías, no solo a la dignidad de una persona, sino a su propio corazon. Ya en otro artículo hablé de las andanzas de Don Agustìn con La Gûera Rodriguez pero ahora me referiré a la que fue su real compañera y esposa, como pocas que hoy existen.

Casaron muy jóvenes. Apenas terminaron la noche de su “Luna de Miel”, él se aprestó rápidamente a enfundarse su uniforme para continuar sus acciones militares. Procrearon varios hijos y de uno de ellos surgió un nieto que después adoptó por la fuerza Maximiliano a quien pretendió nombrar su sucesor. Mientras su marido vivía en combates, Doña Ana cuidaba de la educación y formación de sus vástagos. Se cuenta que Iturbide los trataba con frialdad igual que a su mujer. Sus urgencias estaban particularmente orientadas a compartir el lecho con Doña Ignacia. Fue tal su pasión por esa bellísima dama que repito, se cuenta, que para deshacerse de la esposa, hizo que se le enclaustrara en un convento acusada de adulterio.

Cuando su marido fue nombrado emperador, se hacìa obligado que el matrimonio estuviera presente a la hora de la coronación. No me imagino a esa pobrecita siendo objeto de las miradas venenosas y sarcásticas de una alta sociedad hipócrita que luego se convertiría en el verdugo de su cónyuge. A la hora de la coronación, por supuesto que la gûera ocupaba un sitio de preferencia desde donde observaba con displiscencia y burla a la primera.

Luego que vino la debacle sobre la familia, ésta se vió precisada a salir exiliada de México con rumbo a Europa con punto final Italia. Aquí importante hacer referencia al pésimo trato que Nicolás Bravo les aplicó, mientras por el contrario, Don Guadalupe Victoria antes de despedirse de Don Agustín, le obsequió un pañuelo de seda que llevó siempre consigo hasta la hora de que fue asesinado, insisto: asesinado.

Las desventuras por las que atravesaron en el continente anotado fueron en extremo brutales. Italia que en un principio les abrió las puertas, luego por motivos políticos, se vió forzada de urgirlos a salir del país, para entonces cruzar a pié un camino tortuoso incluyendo Francia, Alemania y Suiza, hasta alcanzar a refugiarse en Inglaterra enmedio del terror y la miseria. Los congresistas malditos, jamás se preocuparon por hacer efectíva la pensión acordada a favor del que nos dió la independencia. Para comer y con ello sobrevivir, doña Ana se tuvo que despojar de las pocas joyas que le quedaban. Por esos días, quien fuera emperador al enterarse que España pretendía retomar nuestra nación en razón del surgimiento de la Santa Alianza, como pudo, tomó rumbo a México con todo y su familia para alertar a las autoridades. Ya había enviado antes una carta haciendo saber de todo ello, misma de la que se desentendieron y dejaron hecha de lado menospreciada y luego olvidada.

Al cabo de muchas penas lograron retornar a tierras mexicanas, descubrieron a Iturbide y lo apresaron. Mientras, se le sometió a juicio y se le condenó por un congreso local a la pena de muerte. Doña Ana esperaba en el barco que los condujo a su regreso. Grande fue su sorpresa y amargura cuando un oficial enviado por el General Felipe de la Garza le anunció que su marido ya había muerto.

Entre sus tantos allegados, Iturbide consideró siempre como a su “hijo” a un general de apellido Echávarri, quien al final también terminó traicionándolo. Doña Ana salió de nuestro país para refugiarse en Filadelfia, USA, viviendo en extrema pobreza. En aquella ciudad encontró a un hombre andrajoso y hambriento a quien trató con calidez y compasión, era el general Echávarri.

Me pregunto ahora ¿cuàntas mujeres siguen existiendo, hechas con la madera con que se dió forma a Ana Duarte? Creo que de los bosques que las generaban ya muy pocos existen, fueron talados en una buena proporción que hizo que sus tierras quedaran erosionadas.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

MI PERRO GÓNGOLO, PANCHO VILLA Y SU BISNIETA

29/05/2013

Aunque escribo este artículo en la paz de mi casa, tengo que confesar que estoy sumamente nervioso, alterado y con miedo de no conciliar el sueño. Mi perro Góngolo ¡una vez más! va a ser papá. Buckingham todavía no está enterado y temo la reacción de Su Majestad La Reyna, quien hasta me reproche haberlo acercado con una “pelada”

Ya desde hace un buen rato notaba a ese mustio muy raro. Salía de manera que no me percatara a medias de la tarde vistiendo sus mejores galas: kilt (falda), saco de levita, corbata de moño, medias elegantísimas de rombos con el escudo de su alcurnia, una boina preciosa, su gaita, una mariconera muy fina portando sus pipas y su tabaco, en fin, todo un caballero escocés. De forma casual ya le había preguntado a su chofer a dónde lo trasladaba, pero este último guardó siempre un silencio sepulcral. Y bueno me dije “ya aparecerá el peine”. Pero hace dos días ocurrió algo que me dejó pasmado. Resulta que a su regreso ese mismo de la “alta sociedad” apareció borracho. En lugar de los atuendos referidos estaba envuelto por una camisa de manta, pantalones de mezclilla todos arrugados y apestosos, una botella de tequila a medio consumir y en su pecho en cruz, cananas con cartuchos treinta treinta, tamaño sombrerote, carabina y gritando “¡Mueran los jijos Carranza, Obregón y Calles!” Al chofer se le notaba asustadísimo y solo alcanzó a decir “así salió de donde lo llevé”. Le ordené que le preparara del té que acostumbra consumir, que arreglara una bolsa con hielo para bajarle su embriaguez y ya luego le ayudamos a trasladarse a su cama para que se quedara dormido.

Al día siguiente, como si no hubiera pasado nada, lo ví apoltronado en su sillón, fumando un buen tabaco, combinando las pinches galletas que tanto dinero me cuestan, pero esta vez en lugar de con té, bebiendo champaña. Le reclamé “baboso ¿por lo menos te acuerdas de cómo volviste anoche?” Contestó cínico “más o menos pero siéntate, ahora lo más importante es lo que te tengo que anunciar” Así lo hice y de pronto espetó “prepárate porque voy a ser padre”. Sentí que me daba vueltas todo mi entorno, me preguntaba cómo informar a la Corona Británica, pretendí comunicarme con su embajador para solicitar instrucciones dado el árbol genealógico de ese desgraciado, pero y bueno, preferí esperar a que el animal me diera sus propias directrices. Claro, afloró por lógica de mi parte la pregunta “¿y quién fue la afortunada?” Contestó: “una bisnieta de Pancho Villa. Cuando pasó por Columbus raptó a su bisabuela y se la llevó a vivir a Chihuahua con el resto de sus esposas. Inquirí “¿y cómo la conociste?” Me contó que en sus paseos por Polanco un día que la sacaba a pasear la sirvienta de la casa alrededor del Parque de los Espejos, apenas cruzaron miradas quedaron enganchados porque según él aquella le guiñó el ojo de forma muy provocadora. Fue entonces cuando se dedicó a seguirla con toda discreción hasta saber de su paradero. Entonces le insistí “oye Góngolo, ¿tú de verdad sabes quién fue ese mequetrefe de Pancho Villa?” Solo exclamó: “un auténtico revolucionario”. Le reclamé “estás loco, fue un matón oportunista, que desde niño odiaba y se acomodaba según las circunstancias dizque revolucionarias que más le convenían. De hecho, en México jamás hubo una revolución. No había condiciones para ello. En esas épocas la población de México era mayormente analfabeta y no sabía ni siquiera lo que ese concepto significaba. Después de asesinado Madero todo fue debacle en forma de sangre, más miseria, traiciones y venganzas hasta que arribó al poder el General Cárdenas. Eso sí, la gran desgracia de nuestro país fue que mientras aquí nos hacíamos pinole, tus paisanos los ingleses y los gringos se apresuraban a hacerse de cuanto petróleo pudieran explotar para enriquecer sus bolsillos a cambio de nada a favor de nuestra patria ¡Qué revolución ni que chayotes Góngolo, todo fue petróleo, petróleo y más petróleo. Me extraña que tú que lees tanto, no te hayas percatado de eso”.

Se quedó muy pensativo y ya luego me pidió consejo “¿Y ahora qué hago?” Yo lo regañé y le advertí “pues afrontar el resultado de tu desliz carajo. Tus hijos serán mis sobrinos y a ver cuántos nos tocan. Ve pensando que nombres les vamos a dar y guárdame una perrita. Exclamó “por supuesto, le daré por nombre “Adelita”. “Está bien, solo habrá que ver si se bautizan en el marco del Rito Anglicano o Católico, perro de porquería. Terminé abrazándolo y me sentí muy feliz ¡Uf! ¿Qué voy a hacer ahora con los nuevos cachorros?

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

¡CUIDADO, MUCHO CUIDADO!

28/05/2013

De pronto al abrir los ojos, recapacité que lo que ayer fue HOY ya no es válido. La economía, la medicina, la ingeniería ¡la moda! todo, todo de un día a otro se dinamiza y cambia su estructura. Hace meses Wall Street reflejaba un status financiero mundial diferente al de HOY por los asuntos Grecia, Irlanda, Portugal, España y otros ¿Y keynes, David Ricardo, Samuelson, Friedman, etc.? ¡ja, ja…! Luego quien sabe qué efecto vendrá a significar el tema Medio Oriente. El petróleo nuevamente jugará con todo nuestro entorno. El que no esté al día y no se mantenga vigente y previsor estará perdido. La computadora que hace seis meses era última generación, ahora ha sido desplazada por una mejor. A mí, mi título profesional solo me sirve para ver cómo era yo más joven. El resto es solo papel cada día más viejo y firmas de personas que a lo mejor ya hasta murieron. ¿Y si luego nos aferramos a los recuerdos? peor. “¡Ay cómo sufro HOY por lo que ya no es!” “¿No es qué pendejo? ¡Eso ya pasó, ya no existe, olvídalo!” ¿Que un día se morirá mi perro o antes yo? quien sabe. ¿Que hace tres meses mi vida se perfilaba de manera distinta? eso sí ¿pero y luego…? ¿Y el futuro? no lo sabemos, mejor adecuarnos a nuestro presente. Yo mientras tanto, sigo escribiendo, dándo clases y lo demás al carajo. Se vive el HOY y al día siguiente igual, solo el HOY.

Pero y bueno, aunque me refleje contadictorio, siempre existe el SIN EMBARGO en este caso para un país sui generis como es el nuestro. Agregaría algo importante a considerar: hemos sido muy dados a acumular un pasado por demás incierto. No sabemos realmente qué pasó debido a que algunos se han encargado de ocultarlo. También debemos estar ciertos que de nuestro correr lo malo no solo se escondió sino además se disfrazó. De lo bueno poco se habla en razón de no convenir a los sistemas que bien se encargan de cuidar que no tengamos EDUCACIÓN DE CALIDAD y con eso acceso a la VERDAD.

Si retrocedemos al pasado en aras de corregir lo que no estuvo bien, hagámoslo con cuidado. En junglas abandonadas se refugian alimañas prestas a morder y envenenar. Pero hay que hacerlo. De otra forma, seremos testigos de un HOY sin antecedentes y por lo mismo incompleto. Irónico, pero en el caso particular de nuestra patria, el futuro para que sea próspero, dependerá de un HOY conscientizado y depurado. Quizá suene cantinflesco, pero en el fondo esto que apunto, lo tengo bien reflexionado.
@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

MEJOR HOMBRES QUE HÉROES

27/05/2013

En algún artículo que escribí haciendo referencia a uno de los maestros que más amé y respeté, el Doctor Solón Zabre Morell, comentaba que me advertía: “cuidado Antonio, quien mucho te alaba, te quiere mal…”

Hoy México está tan pobre de personajes que destaquen, salvo muy contadas excepciones, que por lo mismo se le hace urgente “inventar” héroes para de alguna manera ocultar carencias cada vez mayores en materia de todo aquello que nos pudiera distinguir ante los ojos del mundo y en medio de nuestro propio entorno. Esto es, adolecemos de escalones sólidos que nos lleven a alcanzar mayores alturas. Nuestra historia es tan vergonzosa las muchas de las veces, que para disfrazarla inventamos figuras de barro a las que exhibimos como héroes o próceres. Las alabamos, enaltecemos y en ellas los políticos dicen inspirarse a manera de modelos a seguir. Y el pueblo, claro, pasional, ignorante, se entrega manipulado a esas figuras. Por falta de EDUCACIÓN DE CALIDAD hemos sido víctimas que carecen de herramientas que ayuden a enfrentar una verdad por dura que sea y que nos alienten a corregir lo que no debió ser. Mientras, obligados a salir por la tangente se nos orienta a ser sumisos al gusto de historiadores perversos y mentirosos que usan o usaron su pluma para apuntar a cambio de canonjías lo que en su momento diversos sistemas a su conveniencia han impuesto. De ahí la falsedad y las trampas, dadas las formas como se ha venido inculcando el correr de nuestro devenir.

Yo me pregunto ¿qué panorama habríamos podido esperar luego de analizar a cualquiera de los pasados candidatos a la presidencia como para habernos podido sentir confiados e imaginando una posibilidad al fin de renovadas esperanzas? ¿cuántos compatriotas, en serio, pensaron que con cualquiera de ellos México por ventura daría ese brinco obligado y por tanto urgente? Me temo que muy pocos. Quienes tienen el poder sin duda apoyaron a su favorito a sabiendas que eso les significarían prebendas y por supuesto el engrosamiento de sus riquezas. Pero la mayoría, los pobrecitos, una vez más estuvieron sentenciados a la costumbre del acarreo para exaltar lo que los alternantes manifestarían que hicieron o harían, a sabiendas que en muchos de sus discursos buena parte eran farsas y engaños.

Veamos el caso de Venezuela. Hugo Chávez tan mesiánico como lo fueron Hidalgo y Morelos, tuvo a su pueblo en la bancarrota. Sus gobernados pensantes sabían que si se expresaban en su contra, se habrían expuesto a la prisión, el martirio y hasta la muerte. Los pobres, la mayoría, condenados a “agradecer” todo lo que presumía el dictador haber hecho a base, según él, de tanto sacrificio para rescatar la dignidad de su país y llevarlo al socialismo. Y sí, después falleció y seguramente sigue siendo llorado y arropado por tantos en la obscuridad que como en México, por falta de educación, a la fecha todavía no tienen elementos que les permitan discernir.

A veces mis compatriotas hacen que me enfurezca por sus actitudes: pereza, abulia, desinterés, resignación, indolencia, derrotismo, delincuencia, corrupción y tantas cosas más que me llevan a concluir en ocasiones que México ya no tiene remedio. Luego ya más sereno termino comprendiéndolos y justificándolos porque después de siglos está claro que los sistemas incluyendo a la Iglesia, nos obligaron a adaptarnos a la circunstancias que nos siguen teniendo atrapados. Pero bueno, el mal ya está y ahora estamos obligados a superarlo.

A veces comparo a mi patria como un ring en el cual se enfrentan dos contrincantes a controlar por un referee. Uno de aquellos está constituido por el Clero, el gobierno y la iniciativa privada. El otro es el pueblo mismo. Pero el mediador y los jueces que juzgan el encuentro son justamente esos “héroes que nos dieron patria” ¿Quiénes saldrán triunfantes después del combate? Por supuesto los primeros. El pueblo regresará a su vestidor en mucho golpeado y desangrado. El referee y sus compinches se acercarán a los poderosos y no se dude que cobrarán una buena tajada después de una pelea arreglada.

¿Cuántos referees a lo largo de nuestra existencia han sido honestos y en lugar de héroes han sido hombres verdaderos y ávidos de la justicia? Tristemente, muy pocos.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

MÉXICO ¿PLANETA O PARTE DE…?

26/05/2013

Bien cuando al mundo se le bautizó como planeta tierra y conteniendo a México. Se dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero otros afirman que lo elaboró a base de lodo y luego lo convirtió en carne, hueso, un pedazo de pescuezo y alma ¿Será….?

Yo no tengo duda de que DIOS existe. Ya como lo interprete cada quién, es otra cosa. El universo es infinito y en el mismo se encuentra nuestro mundo con todo y México, rico en superficie y a más en recursos naturales. Lo malo está en que mucho de este último territorio sigue igual o ha quedado abandonado, cada día más deteriorado y del mismo se arrastra al mar mucha porquería que hace que se contamine más, también con nuestras aportaciones. Eso obedece a que el nacionalismo de los mexicanos, o está muy insensible, o simplemente no sabemos si lo tenemos. Yo me pregunto ¿por qué no sublimamos las arcillas y las llevamos a una calidad de auténtico valor? ¿por pereza, frustración, ignorancia, egoísmo, soberbia, envidia, ira, falta de confianza en nosotros mismos? ¡Qué sé yo! Pero eso sí, ni duda cabe que cualquier terrestre por mexicano que sea, tiene la capacidad suficiente para lo que llamamos “moldear”, esto es, hacer algo bueno y provechoso de cualquier cosa que tengamos a la mano, lo que puede ser entre otras cosas una oportunidad. Las oportunidades se buscan, difícilmente llegan solas. Son volubles, hacen como que nos ofrecen y luego nos arrebatan. Pero quien está bien con su alma, tiene fe y se decide, sabe que más temprano que tarde, si sublima, hará que esas potencias nos atrapen y terminen cobijándonos.

También las oportunidades a veces derivan no solo de esfuerzos o ilusiones, algunas irónicamente pueden provenir de desgracias. Quien vive un infortunio debe asimilarlo para luego engrandecerse. Costará muchísimo, hará sufrir, habrá que esperar a que las cosas se recompongan pero mientras, auto obligado cada quien a proseguir. Nuestra patria ha sufrido muchas calamidades, aunque no tan dramáticas como por ejemplo las de Europa. Esta última, después de haber quedado hecha añicos dos veces se volvió a levantar y miren, aún con sus pesadumbres ¡ahí está y seguro se volverá a recuperar! ¿Por qué México no toma conciencia y acepta su realidad por cruda que pueda ser y mejor opta por rebasarla? ¿por qué no sumar valores y decidirnos a forjarnos retos igual a nuevas posibilidades? Seguro estoy que si los mexicanos actuáramos a manera de familia, seríamos indestructibles.

Otra cosa ¿asistiríamos a una lujosa fiesta mal vestidos, fuera de tono y expuestos al ridículo a sabiendas que en nuestro guardaropa tenemos prendas suficientes como para lucir a la par de los demás? Muchas veces caigo en cuenta que aún conscientes de que nuestra real historia conserva implementos que bien nos harían brillar y resaltar, por falta de EDUCACIÓN DE CALIDAD que significa conocer la verdad, acabamos manejados por imbéciles o manipuladores que nos sugieren acercarnos a una gala portando trajes de disfraces. Existen malnacidos que se constituyen en sistema y que gozan o les conviene observar que otros terminen burlándose de nosotros ¿Gobiernos, Iglesia, “historiadores”? Vayan Ustedes a saber….

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

EL EGO Y NUEVAMENTE EL JUSTO MEDIO

24/05/2013

Algunos atacan ese concepto al extremo. Otros le dan prioridad. Es el resultado de una batalla en el interior de los seres humanos

Yo me pregunto ¿qué pasaría con un atleta que por falta de amor propio o confianza en sí mismo, saliera a una competencia sin convicción de que va a triunfar? Igual también reflexiono en torno a tantas gentes que por defender su imagen y ocultar sus miserias pretenden exhibirse como las mejores de entre las demás.

El ego juega con los seres humanos a manera de un espejo con dos cristales anversos. Uno muestra la figura alterada del que desea observarse como quisiera ser. Si es gordo y chaparro, demanda una imagen que lo denote delgado y alto. El lado contrario, refleja a personas de buen ver pero que por adolecer de autoestima se descubren achicadas y hasta a veces desagradables.

En el marco del justo medio, al ego debemos manejarlo como a un caballo brioso pura sangre que tiende a desbocarse y que si no se sabe controlar nos puede causar un accidente al punto de poner en riesgo la vida. En la equitación, quien no sabe llevar al animal a pasos en cadencia, esto es, ritmo siempre igual pero mandando en previsión a otros que se deban prever cuando se haga necesario aminorar la velocidad reduciendo el paso de galope a solo trote o contrariamente, a de pronto acelerar y forzarlo al salto, fracasa. Es un ejercicio harto complicado, desgastante, muy peligroso pero para el sabedor fascinante. Esa misma cadencia en el plano de lo ecuestre, puede ser un buen ejemplo para tratar de aplicar en el correr de nuestra vida. Si el ego nos desboca nos estrellamos, si por el contrario nos abandona, no avanzamos y siempre tendremos que resignarnos a la mediocridad por no alcanzar metas anheladas. Pero al ego, como al caballo, mejor administrarlo nosotros y cuidarnos mucho de que sea él quien nos domine.

Yo me debo preguntar ¿hasta qué punto gracias a mi ego he resultado valioso para mí mismo y los demás? o ¿hasta qué momento ese ego mal entendido me ha envanecido y ha terminando hasta afectando de paso a los que me rodean?

¿Y qué de ese ego que exhibe nuestra nación, falso, incongruente, débil y oportunista, cuando lo que anuncia en su historia oficial no coincide con la verdad, la realidad….?

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/