Archive for 30/04/2015

SER YO

30/04/2015

Pueden pasar muchos años. A mí me sucedió a los 55 cuando finalmente descubrí quién realmente era. Algunas cosas me gustaron, otras no.

Se requiere de un gran esfuerzo y mucho valor, exponer nuestra imagen ante un espejo para observarla tal como es. Máxime si sabemos de antemano que tendremos que enfrentar cosas desagradables que sabemos que ahí están, pero que cada vez nos hemos preocupado por ocultar a nosotros mismos y a los demás. Es humano que un hombre o una mujer al verse desnudos frente a un cristal, tiendan a resaltar aquello que los hace atractivos, pero no dan importancia a lo que es feo, irregular y simplemente lo hacemos de lado ¿Cuántas veces por miedo, no le damos atención a tiempo o sesgamos algo que finalmente se podrá convertir en un cáncer irreversible?

En el transcurso de nuestra vida, defectos que hubiéramos podido descubrir y solucionar, no lo hicimos. A veces por pereza, otras por inmadurez o ¿por qué no decir también, por falta de herramientas? Algunos porque nuestro entorno nos los impuso y los dejó adheridos de tal manera, que perdurarán como una especie de tatuaje. Borrarlos será imposible y si tratamos de hacerlo nuestro cuerpo podría quedar más dañado.

Yo pienso que cuando se es mayor y en general uno está satisfecho consigo mismo, debemos hacer seguir nuestra vida adelante aceptándonos tal cual somos. Eso no significa que por necedad o por soberbia no se esté abierto a hacer aquellos ajustes que sean válidos, necesarios y hasta a veces recomendables. Pero uno no puede ni debe modificar su “yo” a cambio de que otras personas lo aprueben y así entonces les satisfaga. Sería una traición a sí mismo. La vida se mide por resultados, y si estos derivan de la buena fe de un ser que trata de regalar bondad, experiencia, aún con todas sus imperfecciones que llevará hasta el momento de su muerte, merece ser sujeto, si no de amor, por lo menos de agradecimiento y reconocimiento.

Un ser humano no es un juguete al capricho de los demás. A ese ser humano, si finalmente es positivo y sincero, se le debe aceptar tal como es y no pretender cambiarlo. Eso es amor. El fácil decirlo. Yo mismo muchas veces insisto en ello, pero precisamente porque me sé imperfecto, a veces mis acciones hacen pensar que me contradigo.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

EL ROMPECABEZAS DE LAS PERSONALIDADES

25/04/2015

Cada ser humano tiene una personalidad distinta según el devenir de su vida y medio ambiente. Solo Dios puede conocerla, ya que Él es su hacedor.

Alguna vez me reía mucho cuando alguien decía que Dios era un viejito sabio, generoso, pero a la vez por demás bromista. Desde algún lugar nos está vigilando y siempre presto a hacernos alguna maldad para luego terminar Aquel muerto a carcajadas. Ya luego, nos endereza las cosas, sin antes habernos dejado una buena lección. Yo tengo a mí propio Dios pero a veces me resulta difícil entenderlo. Eso sí, sin Él estoy convencido que mí vida sería un desastre. Si a eso aunamos que soy y seré, porque está en mi naturaleza, impaciente, miedoso e intolerante, pues ¡vaya torta de patatas que le significo!

Es claro que lo que pasa conmigo, también sucede con el resto de los seres humanos, según ha sido nuestra existencia, con todo y sus fortalezas, debilidades, alegrías, miedos, tristezas, derrotas, frustraciones, ilusiones, problemas muy personales, etc. O sea, cada terrícola es distinto y su personalidad, sobre todo cuando se es mayor, ya quedó muy enquistada y por lo mismo es casi imposible de modificar. Luego resulta que aparece un ser al que se termina por amar y uno pretende protegerlo y ponerlo al margen de las desgracias de que hemos sido víctimas. Es lógico, lo más seguro es que no nos va a entender y hasta terminaremos estorbándole y hasta hartándolo.

Ya nuevamente inmersos en la soledad y el dolor, sentimos que nuestra fe en Dios se quebranta y viene la pregunta ¿si la tierra con todo y sus más de 2 mil millones de habitantes, apenas es un punto tan pequeño en el universo al grado de no notarse, y habiendo ya de por sí problemas muy superiores a los míos, de verdad ese Dios tendrá tiempo para mí? Llego a la conclusión de que lo más probable es que no y entonces mis inseguridades se acrecientan y el sentimiento de soledad se intensifica al máximo.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

Evocaciones

19/04/2015

Sentí oportuno publicar nuevamente este blog porque creo nos permite a los viejos recordar lo que fue un país pujante y próspero. Igual nos brinda la oportunidad de comentarlo con los jóvenes de hoy, al fin, los dueños del futuro de nuestra nación.

Cuando era niño, de doce años, mi padre me regaló algo que me hizo muy feliz y que todavía conservo: una cámara fotográfica marca Kodak. Con ella saqué tantas y tantas fotografías que fui guardando y que ahora forman parte del álbum de mis recuerdos. Algunas me hacen reír, otras me ponen muy melancólico porque aparecen personajes que ya no están. Abuelos, tíos, mi padre, amigos, maestros, compañeros de la escuela, ¡uf! bendita cámara. Tantas imágenes me hacen regresar a las épocas de un México que fue para mí maravilloso. Tranquilo, su capital fastuosa, segura, sana, pequeña en comparación con la actual. Cualquier rincón de nuestra patria, rico o humilde, recibía a sus visitantes con cordialidad y generosidad. La nación crecía y se desarrollaba a gran escala. La educación a nivel pública como privada nos permitía competir con cualquier otro país del orbe. México era una nación en franco crecimiento y se exhibía con enorme potencial para departir con las naciones de más prestigio. Éramos muy ricos en materia agrícola. Nuestras exportaciones de granos, frutas, legumbres, hortalizas, etc., nos hacían resaltar no obstante la competencia que en aquéllas épocas USA o la Unión Soviética significaban. Gozábamos del respeto y admiración de todo el planeta.

Un mal día, arribó a la presidencia un pésimo presidente. Se llama Luis Echeverría Álvarez, quien todavía sobrevive. A partir de su gestión, nuestra patria inició el camino del derrumbe. Lo siguieron algunos otros buenos presidentes, menos los dos últimos del Partido Acción Nacional, PAN, que se encargaron de seguir dando al traste con lo poco que iba quedando. No nos actualizamos, la economía llegó a descansar principalmente en el petróleo, el cual por cierto, cada día se agota más. Acabó con la industria de los fertilizantes, las aseguradoras agrícolas, los fabricantes de semillas mejoradas, de insecticidas y parasiticidas. También hizo pedazos el sistema de aseguramiento y financiamiento al campo. Todo un desastre. A más de eso, tanto campesino frustrado, supuso que solo las grandes capitales podrían darle solución a sus problemas y con ello vinieron las cada día mayores concentraciones poblacionales en los medios urbanos que hacen que los mismos se ahoguen más en medio del desempleo, la economía subterránea (vendedores ambulantes, si bien nos va), delincuencia, violencia, insalubridad, etc.

Recuerdo antes de la época de aquél orangután, que cualquier turista extranjero que nos venía a visitar, regresaba a su país triste porque el tiempo le había resultado muy corto como para terminar de extasiarse de ese México maravilloso. Se prometía regresar cuanto antes.
Me enteré que la empresa Eastman Kodak se declaró en suspensión de pagos. No supo ponerse al día. Si mi cámara se descompone ya no sé quien la podrá arreglar. Creo que la soberbia y la ineficiencia de sus directivos causaron ese desastre. Me preguntó ¿pasará nuevamente lo mismo con mi país, si el nuevo presidente no toma la riendas como debe de ser?

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

¿QUÉ DEBEMOS ENTENDER POR “AUTORIDAD”?

14/04/2015

El Diccionario Larousse Ilustrado en su edición 2005, define el concepto autoridad de varias maneras. Yo me quedo con la 4: “persona respetada por los conocimientos en una materia.

Una mañana temprano, debía acudir a PEMEX para una junta con las más altas autoridades de esa dependencia en materia de “Normalización”. Después de una muy larga y agria discusión, hasta violenta a veces, terminé haciéndolos puré y demostrándoles que su aparente vocación a favor de esa empresa y del país, distaba mucho de la honestidad y el sentido práctico de las cosas. Les hice ver el efecto de las corruptelas en las que estamos cada día más entrampados y por lo mismo, el que prevalezcan monopolios que están terminando por desangrar la economía de nuestra patria. No tuvieron más remedio que aceptar mis argumentos y no sé si por miedo o convicción dieron marcha atrás al proyecto de una norma, dirigida nuevamente a favor de una sola empresa, en detrimento de los intereses de las otras. “Disculpe Usted, no habíamos reflexionado en torno a lo que nos acaba de plantear”. Terminé mandándolos al carajo y quedaron advertidos de que otra más y se tendrían que atener a las consecuencias.

Entre gritos y reclamos, yo de pronto salía a fumar un cigarro y a tratar de serenarme. En el fondo me sentía contento como un púgil que sabe que está a punto de dar el golpe final que lleve al adversario definitivamente a la lona. Ya iba en el cigarrillo 293 cuando de pronto recordé lo que hace unos días alguien me dijo que era rebelde por naturaleza a la autoridad y de alguna manera, sintiéndome ya más fresco y claro de pensamiento, terminé entendiéndola. El concepto autoridad tiene dos caras.

También dice el mismo diccionario, que autoridad es el “derecho y poder de mandar y de hacerse obedecer….” Surgió de inmediato en mi mente “¿y por qué? si quien manda, lejos de ser capaz, justo, es por contra arbitrario y a lo único que lleva es a la anarquía?” Me sentí mal conmigo mismo. Un rey, un presidente, un primer ministro, un gendarme, un militar y tantos más, ¿tienen por ese solo adjetivo las facultades como para ejercer autoridad? La historia nos ha demostrado muchas veces que no. Que por el contrario, han resultado pésimos seres humanos determinantes de debacles.

En mi vida, he conocido a verdaderas autoridades que nunca se han mostrado como tales. Todo ello consecuente de su humildad y generosidad al compartirme sus vivencias. A algunos de ellos los he tenido frente a mí y no los es sabido aprovechar ni he tomado suficiente ejemplo de ellos. Otros murieron hace décadas o siglos. Observo entre mis libros y surgen nombres como Cervantes, Aristóteles, Cristo, Mahoma, Víctor Hugo, Kazantzakis, Confucio, etc. De ahí entonces mi reflexión: ¿por qué no acercarnos y aceptar a autoridades auténticas, sacar jugo de ellas y mejor, simplemente sesgar sin temores a quien realmente no está dispuesto a ser autoridad en el buen sentido de la palabra?

Esto lo anoto para hacer a mi interior un examen de conciencia.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

OTRA MÁS DE MI PERRO GÓNGOLO

11/04/2015

Trato de ser tolerante, lo cual me cuesta mucho trabajo, pero ¡que un perro! ¡un pinche perro!, haga conmigo lo que le viene en gana, eso ya no puede ser, grrrrr….

Ya había comentado antes que tengo un can escocés que proviene de las más altas alcurnias británicas. Las mexicanas por impresionantes que resulten, comparadas con aquellas, no pintan ni en color de tono fuerte. Su árbol genealógico incluye sangre que corrió por las venas hasta de los Churchill y por eso cuando me lo entregaron como cachorro tuve que hacer juramento ante la Corona Real en el sentido de que cuidaría de él acorde con su status. Nunca me imaginé lo que esto vendría a cambiar mi vida.

Ya a la vista de la nueva primavera, cité a su especialista en coiffiure, manicure y pedicure para que se le aplicara todo aquello que le permita estar acorde a las inclemencias de los próximos calores. Llegó aquel acompañado de la persona japonesa que después del baño le aplica masajes especiales para relajar cada célula de su cuerpo. Ya se podrán imaginar el costo que eso me significa.

Mientras todo eso sucedía, mi asistente Lupito ingresó con tremenda caja enviada desde Londres condicionada para su entrega al pago del flete y el contenido. Cuando vi la factura me estremecí porque el valor de la misma significaría una merma seria a mis reservas, pero ni hablar, pagué y esperé a que Góngolo la abriera. De otra forma, hasta podría haberme demandado por abuso de confianza. Luego apareció el desgraciado ese muy arropado con su bata de seda color vino, observó la caja y cuando yo encontré que todo había salido de la tienda “London Tower, Inc.” casi me desmayo. Mientras tanto sacó su pipa, pidió su clásico te, buscó el sillón más apropiado e hizo que Lupe antes, fuera a lavarse bien las manos. Ya después se le fue mostrando cada una de las piezas que había solicitado a mis espaldas (sweaters de cashmere, faldas de lana virgen elaboradas a mano, nuevas boinas, medias de rombos con los símbolos del escudo de su familia, dos mariconeras de la mejor piel, zapatos de charol, más pipas, etc.). Lupito le dijo “oiga My Lord, eso yo se lo hubiera conseguido en Tepito” ¡Nunca debió haber expresado eso! Mi perro furioso no lo bajó de plebeyo y le ordenó continuara con sus rutinas de todos los sábados en relación a limpiar la casa. Ya sabrán más de ese mequetrefe cuando lean el libro que estoy por publicar. No dejo de reconocer que sus sabias observaciones lo enriquecieron pero ¡vaya que me costaron y muy caras! Yo con cierta inseguridad le pregunté si estaba satisfecho, medio refunfuñó pero terminó aceptando y ordenó al chofer que tuviera su automóvil listo porque deseaba almorzar en el Restaurante Champs Elysses. Le dije “ya no jodas baboso, me vas a llevar a la ruina” Me contestó “¡calla y no me contradigas!” Y bueno, ya comiendo salió a colación el tema de las próximas elecciones. Me contestó “estamos en un lugar donde se habla de cosas finas. Si quieres abordar ese tema, ve a tu mercado de Coyoacán con quien vende los tacos de carnitas” Eso sí, antes de subir al auto que nos condujo de regreso a casa y luego de percatarse que mis zapatos estaban limpios agregó “mira este auto era un taxi antiguo en Londres ¿cómo los ves?” Le dije que magnífico. Entonces agregó “es como un PRI renovado. Solo hay que ver si el próximo chofer lo sabe cuidar y manejar”.

@ap_penalosa

“MENTE ALERTA” CONDICIÓN DE SOBREVIVENCIA

09/04/2015

Cuando las personas se confían, luego de haber superado un hoyo profundo al que cayeron, menosprecian la posibilidad de que eso vuelva a suceder y terminan destrozadas.

Existen dos mundos: el que se llama de “los normales” y otro constituido por los alcohólicos y drogadictos. Estos últimos representan a cada día más millones de personas que por no poder manejar sus sufrimientos y carencias, ven como refugio aquello que los aleje de sentir su triste realidad: la soledad. No son culpables mientras no tomen conciencia del origen de su problema. Pero si luego de razonarlo gracias a la ayuda de terceros y retornar a la sobriedad vuelven a caer, entonces sí y ya no tienen ningún remedio. Terminan en lo más bajo o en la muerte.

El cerebro, la rutina y la falta de humildad, resultan muy perversos algunas veces. El primero porque invita al enfermo a retornar a aquello a que se acostumbró alguna vez y le resultaba grato. La segunda, porque a falta de nuevas expectativas hace que la persona se frustre, envejezca y cada día vea más lejos las oportunidades por las que en su momento no luchó. La tercera es terrible: retar por soberbia con “eso a mí no me vuelve a suceder” no es otra cosa que síntoma de estupidez.

En la medida que más días, meses, años se van sumando, luego de haber logrado dominar eso que tanto daño causó, más se acerca la persona a la posibilidad de recaer. Esa falta de estar alerta siempre y olvidar aunque sea por segundos la bajeza en que se estuvo, puede acercar a la “zona de peligro” y si se entra a ella, todo, todo se habrá perdido.

La vida es corta. Igual puede ser fascinante cuando se es fuerte y lo grato y lo malo se comparte con el ser amado. Cuando por lo contrario, por muchas otras cosas que se tengan, en la soledad la riqueza es algo muy relativo y la vida empieza a cansar.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

REFLEXIÓN DE ÚLTIMA HORA

06/04/2015

Recuerdo al Ing. Jorge L. Tamayo cuando impartía la materia de Geografía Económica en mi facultad de la UNAM. Al hablar del concepto “disciplina social derivada de la Geografía”, hacía referencia a manera de ejemplo a Egipto con todo y su Río Nilo. Decía que ese río era el determinante del desarrollo de aquella sociedad según las épocas del año. Cuando el Nilo inundaba el valle, los habitantes dedicaban el tiempo a pensar, a producir textiles, a construir, a imaginar sistemas de organización social y política, al arte, a la invención de la escritura, etc. Cuando las aguas se retiraban, entonces los egipcios se dedicaban a la agricultura, la cual era altamente productiva en razón del humus que contenía ricos nutrientes a favor de la misma. El Nilo entonces se entiende como el factor de lo que llegaría a ser el disparador de una gran civilización a partir de la cual el occidente continuó su desarrollo ulterior.

Hoy en día, recordando a ese inolvidable maestro, me reprocho no haber disentido con él para hacerle ver que así como existen ríos maravillosos a favor del desarrollo del planeta como lo fueron también el río Tigris o el Eufrates, existen otros ríos hijos de puta como el Río Bravo que lo único que ha sabido generar son desmadres, salvajismos, divisiones territoriales con ánimo parcial, etc., al punto que al día de hoy, ese río de la Chingada sigue jodiendo con aquello de facilitar o no el que los mexicanos tengan chamba y los gringos se queden sin una excelente mano de obra. El Río Bravo lejos de disciplinar más bien indisciplina y me temo que seguirá actuando igual.