Archive for 30/08/2015

México ¿Una auténtica revolución…?

30/08/2015

Rev. Mex. Villa y Zapata en la silla presidencial.

A mi juicio este video muestra honestidad de quien lo produjo. Observen que al único que resalta en el proceso de la Revolución Mexicana es a Don Venustiano Carranza. De éste último pasa a dignificar a Lazaro Cárdenas. De entre Carranza y Cárdenas, los años que se sucedieron incluyendo a Adolfo de la Huerta, Obregón, Calles y sus posteriores esbirros, solo se significaron en traiciones, ansias de poder, sangre, una ausencia de plataforma de educación de calidad masíva que nunca se ha dado, miseria y muchas calamidades más. De ahí nuevamente mi pregunta ¿Hubo realmente en México una auténtica revolución? ¿Que verdaderamente heredó México al día de hoy de dicho movimiento? Si escuchamos las causales narradas en torno a aquel conflicto, encontraremos que nuestra patria está igual o peor.

¡Qué revolución ni qué chayotes!

28/08/2015

Miguel Hidalgo apresado

 

Miguel Hidalgo apresado por Allende, Aldama y Abasolo.

Ya se acerca el 20 de Noviembre ¿Y qué luego de nuestra pseudorevolución…? ¿Sabemos cuales son la reales condiciones que deben prevalecer para que una revolución se lleve a cabo? Entre otras cosas: EDUCACIÓN DE CALIDAD MASÍVA y CONCIENCIA DE NACIONALIDAD. Antes, Hidalgo mesiánico y manipulando a los pobrecitos analfabetas, hambrientos, esclavos de la Iglesia, chusma, esos, mayoría poblacional, “idiotas útiles” como los calificaba Marx ¿estaban claros en esos momentos que habían condiciones para iniciar una auténtica revolución? Allende, Abasolo y Aldama terminaron en muy poco tiempo por tomar preso a ese que le apodaban el “zorro”. Y 100 años después y luego del asesinato de Madero ¿a quienes podemos calificar de auténticos revolucionarios que brillaran por sus resultados? Y hoy, hoy ¿cómo se encuentra México…?

 

MÉXICO Y SUS CUAREMAS A LO LARGO DE SU HISTORIA

21/08/2015

A México se le ha escogido muchas veces para representar al crucificado en los viernes santos. Ya si no lo eligen, hasta termina sintiéndose mal.

¿Será que hemos aprendido a ser un poco masoquistas? A veces la Historia de México nos hace ver que asì es. Durante el virreinato nuestros antepasados durante más de 300 años soportaron el yugo impuesto por la monarquía española entre otras causas por la Santa Inquisición. Luego, en el tiempo de las intentonas independentistas que significaron casi once años, por seguir a la Guadalupana analfabetos y fanáticos portando su estandarte dos mesiánicos como lo fueron Hidalgo y Morelos, fueron muchas las desgracias que sufrió nuestra población significadas en sangre, más miseria, odio entre esos mismos pobrecitos y muchas tragedias más. Arribò Iturbide y con él la independencia, pero la clase burguesa se apropió de ella, siguió menospreciando a los desamparados y hasta terminó asesinando a quien nos la puso en charola de plata.

De Santa Anna huelgan comentarios. Amputó a nuestro territorio y ni siquiera se le aplicó anestesia. Luego llegó Juárez y esclavo de su tozudez y su soberbia, no tuvo empacho a cambio de perpetuarse en el poder, para poner en manos del cirujano norteamericano a nuestra patria para que se nos cortaran más miembros del cuerpo. No tuvo sensibilidad hacia una población católica y ferviente que le decía NO. Tampoco tuvo la caridad cristiana como para reconocer que Maximiliano haciendo a un lado a Francia, se constituyó en un mexicano más que estuvo dispuesto a dar su vida por una patria que adoptó como suya y que terminó por adorar ¿Qué decir de otros tantos como Miramón, Conchita Lombardo, Mejìa y varios más? Luego con Don Porfirio, si bien también como Juárez y en ocasiones en extremo cruel y también ávido de poder, México prosperó, vivió en un mejor camino a la paz y nos exhibió ante el extranjero como nueva nación pujante. Don Porfirio terminó en el exilio y no pudo descansar en sus tierras oaxaqueñas. Nuevamente el desasosiego hasta 1938. Una “Revoluciòn Mexicana” que nunca fue más que una pretexto para asesinosy traidores. Mientras, la sangre que corría por las venas de nuestro territorio que se llamaba petróleo fue a parar a los almacenes norteamericanos, ingleses, holandeses, alemanes, etc. Arribó el presidente Cárdenas, uno de los mejores presidentes de nuestra historia. Se recuperó nuestra dignidad y nuestro patrimonio, pero a partir de aquel momento y principalmente en las últimas décadas, surgieron nuevas calamidades, pésimos gobiernos a partir del año 1970, violencia, más corrupción, falta de empleos y gran agotamiento de nuestros recursos ¿Qué seguirá pasando en Mèxico? Me temo que seguiremos en el mismo triste camino que recorrió el Redentor. Con sed de educación de calidad, urgido de agricultura y aglutinando en sus grandes capitales a quienes antes eran campesinos y ahora viven en la miseria.

¿Y cuántos mexicanos toman lección de esto? Muy pocos. Ahora las circunstancias ya no dan paso a los verdaderos valores. Brillan por su ausencia la gratitud, el verdadero amor con todo y los sacrificios que ello implica. Muchos seres prefieren ser solitarios y no están dispuestos por su egoìsmo a dar el calor que tantos requieren y anhelan a cambio de dar todo de su parte. Por eso México hoy es un país frío y creo que está cada vez más solo.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

PARTE DE CARTA ENVIADA POR VICTOR HUGO A BENITO JUÁREZ

16/08/2015

PARTE DE CARTA ENVIADA POR VICTOR HUGO A BENITO JUÁREZ

Dhyana Angélica RV, he leido todos los comentarios de sus seguidores, algunos muy interesantes, otros a mi juicio un poco fuera de lugar debido a la ignorancia respecto a lo que debemos entender por auténtica masonería, corriente en algunos países como México muy cerrada y tristemente en decadencia debido a que muchos que intentan integrarse a ella, lo hacen solo por oportunismo o por rencor por la forma como fue satanizada por la Iglesia una vez que arribó a México principalmente en modalidad francmasónica. El ser masón implica un trabajo diario que obliga a lo que se llama el desbaste de la piedra bruta. Esto implica que el que pretende serlo debe trabajar diariamente a su interior a efecto de pulir su espiritu y de esa forma acercarse cada día más al Gran Arquitecto del Universo, para ellos DIOS.

Juárez a mi juicio no fue un auténtico masón. Durante su formación religiosa, y eso lo llevó a abandonar la carrera sacerdotal, se dejó influir de manera especial por los pensamientos filosóficos de liberales principalmente europeos ahora conocidos como los enciclopedistas. Cabe destacar que de entre las caracteristicas de un buen masón deben hacer presencia la tolerancia, la humildad, la paciencia, el espiritu de ayuda a su comunidad, la secrecía y otras más. Juárez echó mano de aquellos pensamientos, todos liberales, para cobrar simpatía y apoyo de verdaderos masones en México. Su personalidad lo denotaba soberbio, arrogante y poco amigo de escuchar. En la logia de la cual fue miembro causó mucha confusión y cuestionamientos. Tampoco podemos soslayar sus ansias de poder al punto de lograr persistir como usurpador y dictador luego de violar la constitución de aquellas épocas, al negarse a convocar a elecciones como era mandato constitucional luego de quedar ubicado como presidente interino. O sea que diciéndose liberal y masón a su manera, en la práctica caía en contradicciones en torno a lo que el espírito masónico le exigía. Por su parte Maximiliano quien a su arribo a México no era masón, se vió forzado por la presión de varios notables, de manera de tener que aceptar distinciones honorarias a sabiendas de su desconocimiento en torno a la corriente a la que ahora nos referimos. De ahí entonces un México “gobernado” por un masón a medias y otro masón ciego. De entre los verdaderos masones existe un principio que dicta nunca matar a un hermano. De ahí la sospecha de que Juárez haya tenido que proteger a Maximiliano haciéndole escapar de México y el surgimiento en Centroamérica del personaje Justo Armas. Pocos días antes de ser ejecutado Maximiliano, Juárez recibió una carta extensa de Victor Hugo de masón a masón que en sus últimos parrafos concluía:

“Dé a los reyes, frente al pueblo, la humillación del deslumbramiento. Acábelos mediante la piedad. Los principios se afirman, sobre todo, brindando protección a nuestro enemigo. La grandeza de los principios está en ignorar. Los hombres no tienen nombre ante los principios, los hombres son el Hombre. Los principios no conocen sino a sí mismos. En su estupidez augusta no saben sino esto: la vida humana es inviolable.

¡Oh, venerable imparcialidad de la verdad! El derecho sin discernimiento, ocupado solamente en ser derecho. ¡Qué belleza! Es importante que sea frente a aquellos que legalmente habrían merecido la muerte, cuando abjuremos de esta vía de hecho. La más bella caída del cadalso se hace delante del culpable.

¡Que el violador de principios sea salvaguardado por un principio! ¡Que tenga esa felicidad y esa vergüenza! Que el violador del derecho sea cobijado por el derecho. Despojándolo de su falsa inviolabilidad, la inviolabilidad real, pondrá usted al desnudo la verdadera, la inviolabilidad humana. Que quede estupefacto al ver que del lado por el cual él es sagrado, es el mismo por el cual no es emperador. Que este príncipe, que no se sabía hombre, aprenda que hay en él una miseria, el príncipe, y una majestad, el hombre. Nunca se presentó una oportunidad tan magnífica como ésta. ¿Se atreverán a matar a Berezowski en presencia de Maximiliano sano y salvo? Uno quiso matar a un rey, el otro, a una nación. Juárez, haga dar a la civilización ese paso inmenso. Juárez, abolid sobre toda la tierra la pena de muerte. Que el mundo vea esta cosa prodigiosa: la república tiene en su poder a su asesino, un emperador; en el momento de arrollarlo, se da cuenta de que es un hombre, lo suelta y le dice: Eres del pueblo como los demás. Vete.

Ésa será, Juárez, su segunda victoria. La primera, vencer a la usurpación, es soberbia; la segunda, perdonar al usurpador, será sublime. Sí, a esos reyes cuyas prisiones están repletas, cuyos cadalsos están oxidados de asesinatos, a esos reyes de caza, de exilios, de presidios y de Siberia, a los que tienen a Polonia, a Irlanda, a La Habana, a Creta, a esos príncipes obedecidos por los jueces, a esos jueces obedecidos por los verdugos, a esos verdugos obedecidos por la muerte, a esos emperadores que tan fácilmente mandan cortar una cabeza, ¡muéstreles cómo se salva la cabeza de un emperador!

Por encima de todos los códigos monárquicos de los que caen gotas de sangre, abra la ley de la luz, y, en medio de la página más santa del libro supremo, que se vea el dedo de la República posado sobre esta orden de Dios: No matarás. Estas dos palabras contienen el deber. Usted cumplirá ese deber.

El usurpador será perdonado y el liberador no ha podido serlo, lástima. Hace dos años, el 2 de diciembre de 1859, tomé la palabra en nombre de la democracia, y pedí a Estados Unidos la vida de John Brown. No la obtuve. Hoy pido a México la vida de Maximiliano. ¿La obtendré? Sí. Y tal vez en estos momentos ya ha sido cumplida mi petición Maximiliano le deberá la vida a Juárez. ¿Y el castigo?, preguntarán. El castigo, helo aquí, Maximiliano vivirá “por la gracia de la República”.

Víctor Hugo Hauteville House, a 20 junio de 1867.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

MIGUEL MIRAMÓN Y CONCEPCIÓN LOMBARDO

14/08/2015

Uno de los grandes crímenes que gobiernos corruptos, Iglesia e “historiadores” deshonestos han cometido, se llama la falta de exposición de la verdad, solo la verdad y nada más que la verdad. Según intereses, se propalan acontecimientos vergonzosos disfrazados como hazañas, para que aunados a la falta de un auténtico programa de educación, los mexicanos persistamos en la obscuridad. Se exhiben intentonas independentistas, antes de la llegada de Don Agustín de Iturbide, que bien debieran causarnos vergüenza y tristeza. Igual una “Revolución Mexicana” que nunca fue, pero que sirvió solo de estandarte al Partido Revolucionario Institucional, PRI, para justificar su perpetuidad en el poder por más de 70 años.

Miguel Miramón llegó a ser presidente de México contra su voluntad. Casó con una extraordinaria mujer llamada Concepción Lombardo. Cometieron dos pecados: ser profundamente católicos y nacionalistas. El primero, fue el séptimo “niño héroe” que defendió su escuela en el Castillo de Chapultepec ante una de tantas invasiones norteamericanas. Cuando a aquellos se les rinde homenaje, a Miramón no se le menciona.

Don Miguel ascendió muy rápidamente en su carrera militar. Era uno más entre el ochenta por ciento de la población mexicana, conservador y rebelde a la prepotencia juarista. Por lo mismo se entregó a luchar en contra de las intenciones de aquel traidor cuando a cambio de su apoyo, ofreció a USA parte de nuestro territorio nacional. Tampoco comulgó con la invasión francesa, al punto que cuando Napoleón III lo invitó a unirse a las fuerzas galas, éste rechazó tajantemente el ofrecimiento. Cometió un gravísimo error: por defender la ciudad de México, descuidó Veracruz a donde Juárez ya había llegado para que se firmara el indigno Tratado Mclane-Ocampo que puso en peligro, después de Santa Anna, una buena parte adicional de nuestro territorio.

Después de renunciar a la presidencia, ante el acoso de los norteamericanos, se fue a refugiar a Europa con su familia viviendo en la miseria, en razón de no estar de acuerdo tampoco con la propuesta que un grupo de mexicanos, encabezados por Juan Nepomuceno Almonte, hijo bastardo de Morelos, significada en la solicitud a Napoleón III para que en México se constituyera un imperio a la postre encabezado por Maximiliano de Habsburgo. O sea, que Miramón veía por su patria, no por cualquiera de los invasores.

Ya en el poder Maximiliano y observando desde lejos Miramón la debacle que Juárez estaba causando a nuestro país y encontrando que Maximiliano era más justo y liberal que el “benemérito”, decidió apoyar al primero luego de ser abandonado por los franceses y no obstante decidir, en lugar de retornar a Austria, continuar defendiendo a la que llamaba su auténtica patria.

Al retornar a México y a sabiendas de él y de su esposa, que eso le costaría la vida, Miramón trató de hacerle ver a Juárez lo mal que estaban las cosas y hasta se ofreció a ayudarle. Don Benito jamás se decidió a conversar ni con Miramón y menos con Maximiliano quien hasta le había propuesto la realización de un plebicito que se comprometía a respetar por sus resultados. Resultaron encarcelados Maximiliano, Miramón y Mejía y luego fusilados en Querétaro en el Cerro de las Campanas. El pueblo jamás perdonó dicha acción por parte de Juárez.

@ap_penalosa

Una de las tantas riquezas de nuestra patria:

13/08/2015

México por primera ocasión en el desfile militar conmemorativo de la independencia de Francia. Representado por nuestras fuerzas armadas y militares quienes encabezaron la parada. Paris, Francia, Campos Eliseos, año 2015. Acontecimiento respecto del cual debemos sentirnos orgullosos.

MÉXICO CASADO VIUDO Y AMANTE…

11/08/2015

Publicado en Frebrero 2012.
A mí me pasa que cuando releo la historia de mí país, de pronto lo comparo al de mujeres que he conocido. Han sido de todo, menos lo que hubieran querido ser. México primero fue forzado a casarse o a vivir en amasiato por más de 300 años con un hombre que a su vez tenía muchas hembras, España. De esa relación surgieron hijos como Hidalgo y Morelos, según ellos, ávidos de salvar a su progenitora de los yugos a la que era sometida. Pero éstos últimos eran más bien oportunistas y mesiánicos. Solo complicaron más las cosas y el resto de la familia terminó hecha añicos después de intentonas independentistas que lo único que causaron fueron masacres, muertes y más y más miseria.
Apareció por ahí un descendiente, Iturbide, que en forma audaz, madura y buscando en lo posible un ambiente de paz promovió que el divorcio quedara concluido y la patria encaminada al crecimiento y al desarrollo. Pero a su alrededor, otros pelafustanes interesados en una supuesta herencia o indemnización, hicieron al primero a un lado, lo asesinaron y le abrieron las puertas al más sagaz de todos: Santa Anna.

Luego apareció Juárez, hipócrita, traidor, vende patria como Santa Anna, y pretendió casar a México con USA para que en esa forma se le adjudicara el título de hermano mayor. No tuvo escrúpulos en violar la Constitución del ’57, se eternizó en el poder irónicamente basándose en el mismo documento, situación que sus más allegados le cuestionaban, al punto de exigirle su renuncia. De nada valió, el corazón de aquel también harto, prefirió dejar de latir y lo mandó a descansar. De entre otros crímenes juaristas, resalta la acción en contra de patriotas auténticos, incluyendo a Maximiliano, como lo fueron Don Miguel Miramón, su esposa, el General Mejía y muchos más. Todos ellos auténticos opositores a la Intervención Francesa.

Juárez dejó a México en bancarrota. Uno de los que fue su cercano aliado, Porfirio Díaz, finalmente alcanzó la presidencia, nos devolvió la paz y llevó a México a la escala internacional. Tuvo también como cualquier ser humano, defectos o enfermedades, en este caso la fiebre del poder. Después de su salida, México quedó inmerso en un prostíbulo que se llamó “La Revolución Mexicana”. Pasó por muchos aposentos, aunque no le gustaran, pero le decían que a cambio de ello la patria se salvaría. Ni se salvó, empeoró y ya nuestra nación, según los que  inventaron el movimiento, pretendía exhibirse lista para escalar un nuevo peldaño que le significaría desde más alturas mostrar su real vocación y ejemplo para el resto del mundo.

Apareció por fin Lázaro Cárdenas quien con todo realismo y valor puso las cosas en orden. Sin embargo algunos de los que lo sucedieron acabaron con su obra a base de corrupción, desatinos, incapacidad, fanfarronería y mediocridad. Esto principalmente a partir del año 2000, cuando por falta de educación no sabíamos ni siquiera lo que realmente significa democracia.

No faltan hombres y mujeres que al igual que México, siguen colaborando a favor del “no buen ser”. Siguen acorde a lo tradicional, resignados, apáticos y pensando que de un día a otro les caerá el maná del cielo. Mientras, habiendo qué comer, lo demás lo mandan a la basura. Y si de ese maná algo logramos tomar para nosotros, como en el caso de nuestra historia ¡ahora sí somos lo máximo y recibimos el premio por nuestro “gran esfuerzo”!

Sólo espero que nuestras páginas web hagan que este nuevo grupo “México riquezas y miserias” tome popularidad, me largo a meditar sobre qué hacer luego de tantas calamidades y a seguir escribiendo. Pero ¡cuidado! no faltarán quienes pretendan perseguirme.

Sin embargo, nuestra patria es maravillosa, aún con sus asegunes. Ya lo verán…

@ap_penalosa