Archive for 30/01/2016

Amar es igual a una sola palabra: respetar

30/01/2016

Pasé 30 días antes de comprender que pocos son los seres humanos que saben en verdad lo que implica amar

Tuve por tío a un sabio de nombre Joaquín Antonio Peñalosa. Sacerdote Jesuita que radicó la mayor parte de su vida en San Luis Potosí. Se preocupó mucho en especial por los niños pobres. Fundó en aquella ciudad una institución de nombre El Hogar del Niño, misma que al día de hoy sigue existiendo. Pasaron por dicha escuela más de 40 generaciones. Al morir en 1999 todo se convirtió en tristeza y agradecimiento de cientos de miles de mexicanos.

Además de cura era poeta, profundo conocedor del personaje Sor Juana Inés de la Cruz. Escritor, capellán de los toreros, filósofo y por su sangre española corrían grandes conocimientos en relación a los buenos vinos.

Bajo de estatura portando cada vez su boina, redondo, siempre caminando rápido y no dejando de cantar para él mismo canciones de su infancia aprendidas al interior de una familia radicada en Segovia, España.

Recuerdo una de tantas tardes en que lo visité, luego de charlar y merendar, cuando después de despedirme y ya camino a mi automóvil de pronto me hizo detener. Me miró sonriente y travieso para luego preguntarme: “Toñete ¿sabes bien qué es el amor…?” Yo confuso le contesté “y bueno tío, por supuesto que lo sé…” “¿Estás seguro…?” insistió. Yo entonces me limité a decirle “si”. Entonces luego con cierta picardía me disparó “Piénsalo, te lo dejo de tarea…”

Así entonces transcurrieron 30 días. De pronto interrumpía las charlas y con cierta picardía insistía con su pregunta. Por mi parte le daba respuestas de todo tipo: románticas, filosóficas, en forma de poemas ¡qué se yo! Él solo sonreía al punto de yo pensar que se estaba burlando de mí. Bravo entonces lo reté y le reclamé “Bueno tío ¿de qué se trata? ¿estamos en el juego del gato y el ratón…?” “¡No hombre, lo que pasa es que te estás haciendo muchas bolas! Mira, amor es igual a una sola palabra, esta es: res-pe-tar”.

De mi parte me sentí confuso y le confié que no lo entendía, al grado de expresarle que en mi opinión estábamos hablando de palabras muy distintas.

Procedió entonces a explicarme: “si tu aceptas a una persona tal como es, sin pretender cambiarla y además le regalas buena voluntad; es muy probable que dicha persona te acepte y además te retribuya y lo agradezca. Pero y bueno si aún así, la persona te responde mal, tú mientras tanto sigue aceptándola como es, no trates de cambiarla, regálale buena voluntad y simplemente apártate de ella”.

Continuó: “si tantas veces no podemos cargar nuestros propios problemas ¿qué vamos a ganar echando más peso a nuestras espaldas…?” Agregó: “los seres humanos muchas veces confunden el amor en razón de tener temor a quedarse solos. De ahí entonces que en su acción de dar, lo que en la práctica están haciendo es comprar. Igual a tus hijos, a tu esposa, a los que necesitas como amigos y más…”

Debo confesar que lo dicho por mi tío me resultó muy fuerte y difícil de asimilar. Su reflexión me puso a pensar con profundidad para luego terminar convencido y aceptándolo.

Hoy día me sigo preguntando ¿cuántas veces confundimos el amor y pretendemos demostrarlo a sabiendas que en el fondo si somos sinceros, guardamos en el sub consciente además del miedo a la soledad, también la sensación de que estamos faltos de reconocimiento?

Igual a como me lo dijo mi tío, lo antes expuesto se los dejo de tarea.

@ap_penalosa

Benito Juárez y una historia salpicada de mentiras

25/01/2016

La historia no es una ciencia exacta: se deforma a partir de que se genera

La historia no es una ciencia exacta. Inicia su deformación a partir de que se genera.

Se cuenta que el conductor de una orquesta sinfónica, en plena función notó que el encargado de los timbales ejecutaba fuera de tiempo. Dicho músico se ubicaba en la parte más lejana con respecto al director. Mediaban entre ellos los primeros y segundos violines, las violas, las flautas, los oboes, etc.

Con mucho sigilo pretendió enviarle un mensaje acercándose al primer violín diciéndole “que se avise al timbal que acelere acorde a mis instrucciones”. Luego el primer violín buscó al segundo a sus espaldas y con ofuscación advirtió “dile al del timbal que no sea imbécil, que preste atención”.

Conforme el mensaje avanzó, al final el destinatario furioso escuchó “que dice el director que agarres tu pinche tambor y te vayas cuanto antes al carajo”
.
A veces caigo en cuenta que situaciones como la antes descrita suceden en los ámbitos de la política y la historia. En el primer caso, quienes se dicen socialistas haciendo alusión a Marx o a Engels, vomitan pestes en contra de los según ellos corruptos neoliberales o del centro. Igual no faltan amigos del capitalismo que gozan lanzar diatribas a efecto de exhibir las pifias de sus contrincantes.

Pienso que en el caso de la historia pasa lo mismo apenas la misma se empieza a hacer presente y según la interpretación de quienes la narran. Al punto que mientras más años de antigüedad arrastra un acontecimiento más deformación va denotando.

Ejemplo: según la historia oficial de México, Don Benito Juárez García viene a ser algo así como la columna vertebral de nuestro devenir a partir de su nacimiento. Y cuidado si algún “historiador” (así, con comillas) contratado para exhibir a dicho personaje, se atreve a exponer cualquier comentario que vaya en detrimento de la imagen de aquel que en una buena parte de su vida fue siempre sujeto de discusión..

Juárez en la practica fue un usurpador, traidor y dictador. Después de renunciar como presidente Ignacio Comonfort, Juárez que actuaba como presidente de la Suprema Corte de Justicia y de acuerdo a la constitución vigente, tenía la obligación de asumir la presidencia del país con carácter provisional y de inmediato convocar a nuevas elecciones ¿Cumplió…? Por supuesto que no y de ahí en adelante siempre manejó artimañas a efecto de perpetuarse en el poder casi 16 años con el aval del congreso en turno.

¿Por qué traidor? véase el proyecto del Tratado McLane-Ocampo en base al cual y a cambio del apoyo de USA para combatir a los franceses, Juárez comprometió parte de la Baja California, el estado de Sonora y el libre paso de los norteamericanos por la frontera al norte y por el Istmo de Tehuantepec.

Si a lo anterior añadimos más del 50 por ciento de nuestro territorio vendido por Santa Anna a nuestros vecinos, hagamos cuentas. El tratado referido gracias a Abraham Lincoln no se ratificó luego de enfrentarse a su congreso con un ¡ya basta de abusar de México!

Todo lo anterior es apenas un ejemplo de una de las peores desgracias que afectan a nuestro país y que está en la falta de una auténtica plataforma de educación de calidad masiva.

Los mexicanos en su mayoría no son afectos a leer más allá de lo vulgar y del amarillismo. De aquí entonces que sus pobres conocimientos provengan de lo impuesto por una historia oficial que manipula a quien la consulta o a quien como estudiante se ve precisado a aceptar.

En nuestro país la real historia está ausente. Se exhibe según el interés y el estado de ánimo de quienes la escriben.

El petróleo, factor de una nueva economía de guerra

24/01/2016

Mientras los precios del petróleo no se eleven, la economía del mundo tenderá a mantenerse estática

La guerra de Vietnam en la medida en que se prolongó, fue atrapando a USA en un círculo vicioso. Cada día se fue modificando su plataforma productiva al punto que para los años ‘60 en el plano de lo doméstico, además de requerir cada vez más importaciones, sus mercados de exportación se iban reduciendo seriamente. Su industria se veía obligada a hacer uso de su capacidad de fabricación para satisfacer las demandas crecientes derivadas de dicha guerra.

A manera de ejemplo podemos acudir a la industria automotriz. El ejercito de USA requería que sus plantas produjeran cada día más jeeps, tanques de guerra, etc., todo en detrimento de la producción de automóviles, camiones y más que además de satisfacer el mercado interno, antes además generaba excedentes para ser llevados a mercados de exportación.

Siendo presidente Richard Nixon, sus asesores, entre ellos Henry Kissinger , alertaron a su gobernante en relación a una fuerte crisis económica respecto de la cual se hacía obligatorio un cambio de estrategia pero cuidando que la suspensión del conflicto no fuera a ocasionar la afectación de las fuentes de trabajo. De ahí entonces la famosa frase en 1972 de “más vale una derrota con dignidad…”

Mientras tanto, conforme USA se veía más inmerso en dicha problemática, perdía mercados que abrían las puertas a la producción de vehículos europeos y asiáticos principalmente. De manera que llegó el momento en el cual de cada 10 transportes que adquirían los americanos, 6 provenían del extranjero.

La competencia en contra de USA se abastecía de sus propios hidrocarburos a más de otros que llegaban principalmente de los países árabes. Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra, etc. descansaban en mucho su productividad en el petróleo adicional traído del medio oriente.

El dilema se resumía en lo siguiente: si abandonamos Vietnam el desempleo crecerá por el cierre de muchas plantas productivas a menos que nos preparemos para continuar fabricando buscando sustituir lo bélico con lo doméstico. De ahí entonces promover una guerra asociados con Israel que prevea la intervención de los países árabes, mismos que cuentan con solo una arma: el petróleo.

Y así sucedió. En 1967 durante la famosa guerra de los 6 días, al ver los árabes que los europeos apoyaban a Israel víctima del ataque perpetrado en el día del Yom Kippur, a manera de castigo echaron mano de su herramienta más poderosa: la suspensión de ventas de su producto.

USA en la medida que sus competidores sufrían la ausencia de continuidad de sus ventas, afectadas por efecto de la falta de hidrocarburos, poco a poco se fue recuperando y rescatando los mercados que antes había perdido. Así entonces en el ámbito internacional por efecto de la escases, el precio del petróleo alcanzó niveles record.

Hoy día el mundo está entrampado en su economía debido a las terribles bajas en el precio del petróleo. Si a eso añadimos las crisis en otras partes del mundo como son el caso de Grecia, España, Venezuela y varios más, es de temer que la búsqueda de un nuevo equilibrio en la economía mundial se derive de la promoción de nuevas guerras ¿Siria? ¿Corea del norte…? Al tiempo.

@ap_penalosa

Para agregar en torno a Miguel Hidalgo y Costilla

23/01/2016

Copia de documento que me hizo el favor de hacer llegar el señor Alex D. Reyes. Recomiendo que lo lean.

http://www.biblioteca.tv/artman2/publish/1810_115/Proclama_de_los_caciques_y_ayuntamiento_de_Tlaxcala_contra_la_insurrecci_n_promovida_por_el_se_or_Hidalgo.shtml

Termino con Miguel Hidalgo y Costilla (última de tres partes)

23/01/2016

En un tiempo muy corto y ante el acrecentamiento de las masacres. Allende y Aldama desconocieron a Hidalgo y lo tomaron preso

El que suscribe siempre ha afirmado que las acciones independentistas a partir de 1810 y hasta 1821 debieran calificarse como intentonas que solo causaron en la Nueva España debacles, pánico, miseria, despojos, ansias de poder, acciones mesiánicas y más.

Mientras tanto España sufría una enorme crisis debido a sus enfrentamientos con Inglaterra y Francia. Los habitantes en la Nueva España, hispánicos, criollos y demás ya estaban hartos de contribuir con impuestos cada vez más severos a favor de una nación que ya se encontraba atrapada y en franca decadencia.

La relación entre Hidalgo, Allende, Aldama y luego Abasolo era cada vez más fría en razón de lo sucedido en la Alhóndiga de Granaditas. Los militares estaban conscientes que la estrategia de Hidalgo a más de ser equivocada había ensangrentado inútilmente al país.

Después de la masacre que se sucedió en Guanajuato se suscitó un enfrentamiento con el ejercito realista al cual se le bautizó como la Batalla de Puente de Calderón. El ejercito insurgente sufrió una gran derrota debido a las pésimas estrategias de Miguel Hidalgo, luego de la cual Allende coincidiendo con Aldama decidió desconocer al primero y además tomarlo preso.

Debido a lo anterior las fuerzas insurgentes se fueron diezmando desilusionadas quedando solamente un ejercito raquítico y prácticamente desarmado. Y a sabiendas de ser sujetas de persecución por parte de los realistas se vieron obligadas a salir en huida con destino al norte buscando el apoyo de Estados Unidos.

A Hidalgo se le trasladaba encerrado en una jaula ante el asombro de los espectadores. Algunos le reclamaban y no faltaban tampoco aquellos que se compadecían de él.

Las fuerzas realistas dieron alcance a los perseguidos en Aguascalientes y fueron obligados a caminar a pié y encadenados con destino a Chihuahua.

Ya en aquel estado se procedió a juzgarlos tanto por la vía militar en el caso De allende y Aldama, y a Hidalgo también acorde con las leyes religiosas, de ahí su degradación como sacerdote.

Luego de ser juzgados, a los tres se les sentenciaron a la pena de muerte. Hidalgo arrepentido, pidió perdón reconociendo sus errores y con dignidad se entregó a la ejecución. Allende y Aldama supieron morir con resignación y valentía.

Después de sacrificados sus cabezas fueron exhibidas metidas en unas jaulas durante un año a manera de advertencia por parte del virrey.

Debido a una falta de educación de calidad masiva, los mexicanos en su ignorancia histórica, no saben lo que realmente pasó. De ahí la falta de conciencia de nación anotada anteriormente.

@ap_penalosa

Miguel Hidalgo y Costilla promotor de miserias y masacres

23/01/2016

Hidalgo ignoraba el alcance de sus tropelías. Camino a Guanajuato la muchedumbre crecía. Atrapaba a cualquier español que se cruzara

Allende y Aldama si bien comulgaban con Hidalgo, cuestionaban la forma como éste último se comportaba. Sumaría miles una población que solo estorbaba. Ambos militares denotaban dudas respecto a que la rebelión se perfilara acorde al objetivo original. Fue la insensatez de Hidalgo, la causa por la que su autoridad se vería perdida al cabo de pocos meses.

Después de ser informado, el virrey recién llegado a la Nueva España mostró displicencia, suponiendo que el desorden sería fácilmente controlado. Su principal interés era que la misa a celebrarse en su honor, se realizara acorde a los cánones derivados de su nueva investidura.

De entre el pueblo de Dolores y la ciudad de Guanajuato, con la chusma todo era masacre. De ahí entonces que Aldama saliera en avanzada tratando de tranquilizar a la gente y garantizarle que al paso de Hidalgo todo se llevaría a cabo en orden y sin agresiones, situación que nunca sucedió ante la desesperación y frustración del propio Aldama.

Al arribar Hidalgo a Guanajuato seguido de una plebe incontrolable, los españoles habían corrido a refugiarse a un sólido almacén de granos conocido como la Alhóndiga de Granaditas. Hombres, mujeres, niños y ancianos que sumaban cientos, clamaban por su vida. Hidalgo ávido de sangre no escuchaba.

Derribadas las puertas de aquel recinto, gentes enardecidas penetraron a la Alhóndiga solo a arrasar. Los españoles pretendieron defenderla entre otros el comandante Riaño, el mismo que días antes había prestado los 200 pesos que Hidalgo le pidió. Riaño fue sujeto de brutalidad a los ojos de su hijo quien también cayó sacrificado abrazado al cuerpo de su padre.

Cientos de seres humanos terminaron masacrados sujetos de aplastamientos y degüello. Allende y Aldama reclamaron a Hidalgo su proceder. El muy cínico les contestó que era de justicia darle a sus seguidores la oportunidad de la venganza.

En la obra México a través de los siglos, de la cual fue Director Editorial el General Vicente Riva Palacio, en el Volumen V que narra sobre nuestra independencia, se dice que “mientras la chusma saqueaba las casas, de pronto desde un balcón Miguel Hidalgo y Costilla se apareció para lanzar a la multitud puñados de monedas de oro y otras pertenencias provenientes de las propiedades de la alta sociedad…” ¿Su pretexto? Alentar la revolución.

Sobre Miguel Hidalgo y Costilla de podría hablar más. Lo antes narrado es apenas un ejemplo de lo que oculta la versión de la historia oficial de México quien descaradamente hace de lado la real verdad.

Una muestra más de la falta de una auténtica plataforma de educación de calidad masiva de la cual derive una urgente conciencia de nación de las cuales adolece México.

Navidades son fechas causantes de melancolía porque se pierde la tradición

22/01/2016

Luego del 24 de diciembre despertamos desvelados, algunos con resaca en medio de una extraña soledad.

A mis 68 años de edad y luego de departir con la familia la fiesta de la Navidad, reflexionó que la vida se va acortando más rápido cada día.
Tanto los 25 diciembre como los 1 de enero son como almacenes que cada vez acumulan más tristezas y remembranzas respecto de algo que fue pero que ya no se podrá dar. Los platillos tradicionales, los olores, las tertulias, nos vienen a recordar que la vida pasa haciendo cada año un pequeño alto en el camino en el marco de una vorágine que arrastra 365 días.

Me vienen a la memoria aquellas fechas en que siendo niño, en la avenida San Cosme se instalaba el circo Atayde. Ese si era un verdadero circo. Sus carpas, el graderío, los mezclas de olores, personas bien abrigadas y ávidas de observar una función que presentaba de todo. Al inicio, un desfile en el que marchaban trajeados y adornados de oropeles los trapecistas, alambristas, caballistas, equilibristas, payasos, enanitos, domadores, etc.

En esas fechas se agregaba en mi existencia el saber que dicho espectáculo coincidía con la Navidad. Formaba parte de una época en la cual mis padres me tenían reservadas las gratas y mágicas sorpresas que hacían para mi persona cada año mis mejores días.

¡Y claro! gozaba de vacaciones, sin preocupación por las tareas convivía con mis amigos, asistía como acolito a la iglesia tomando a discreción algo de las limosnas que recogía, preparaba con todo esmero una carta a Santa Claus y otra a los Santos Reyes Magos. En fin, me sabía el rey del mundo. Igual sentía enorme miedo en razón de mis calificaciones. Acudía al altar, me hincaba y prometía que para el siguiente curso mis calificaciones serían de excelencia ¡Si señor!

Mi padre me llevaba en grupo con mis hermanos y en compañía de mi mamá a comprarnos la ropa necesaria que sustituyera a la por demás desgastada o bien a la que ya mi cuerpo se negaba a aceptar en razón de mi crecimiento.

De su aguinaldo salía lo necesario para vestirnos, llevarnos a Acapulco por espacio de una semana y además, sintiéndonos felices por la cercanía de la llegada de Santa Claus y los Reyes Magos que nos dejaban juguetes a disfrutar a todo vapor dado que en enero persistían las vacaciones.

Previo a la navidad las posadas, la piñata, la colación, el ponche. Los abuelos, los tíos, los primos y señoritas viejitas enlutadas que nos instaban a participar con todo respeto y devoción a rezar la letanía para terminar al final lanzando cuetes y jugando con las famosas luces de bengala.

Recuerdo que a media tarde, los días 24 de diciembre mis padres nos urgían a acudir con ellos a dar gracias a la iglesia. Perezosos los acompañábamos y al regresar camino a casa mi padre le preguntaba a mi mamá “Chata ¿no escuchaste el sonido de unas campanitas provenientes de nuestro hogar…?” Mi madre contestaba que sí, que esa impresión también tenía.

Al acceder a casa descubríamos una bomba: todo el árbol de navidad estaba circundado de cajas envueltas ad-hoc y mis padres simulando asombro nos advertían que mientras estábamos en la iglesia había llegado Santa Claus. Y así empezaba lo que anunciaba el inicio de la noche buena.
Espero que nuestra historia de México guarde y retome para siempre estas tradiciones que en lo personal nunca he observado en otras partes del mundo.

@ap_penalosa