AMLO Y LAS CALAMIDADES

Ya hacia un buen tiempo que no escribía ni publicaba ¿Razones…?: sentí que el año 2019 no me ofrecía nada, sobre todo en el ámbito de una paz relativa y una justicia muy poco clara, también en el marco de una educación cada día más a la baja; una sucesión de intereses que conllevaron a una inseguridad rampante: nuestra economía ahora en ceros; los políticos y las políticas dándose golpes y armando esos desmadres que tanto daño nos han causado o quizá nos han divertido; un Donald Trump que pretende hacerse de nuestro país; la demagogia y las promesas que han dado por resultado una terrible confusión al punto de ya no saber en donde realmente nos encontramos. Los partidos políticos que solamente jalan el agua a su molino; un totalmente irresponsable llamado AMLO, el cual piensa que con sus mañaneras va a reconstruir al país; un aeropuerto (AICM) en la zona de Santa Lucía, mismo que ni siquiera ha sido sujeto de estudios previos; el famoso tren a Toluca que no sabemos en qué década del siglo estará puesto en operación. A, pero eso si: «sáquenme a ese pinche reportero que tanto me está chingando y díganle de mi parte que yo tengo otra información, je, je…» Y así, así, podríamos seguir, incluyendo al Tren Maya y a una refinería que ya se me estaban olvidando. Todos cuentos guajiros y nosotros como babotas.

Esta mañana de un noticiero serio, escuché la información en el sentido de que el mismo AMLO hizo saber que si para el 2023 no estuvieran concluidas las obras que prometió, él mismo se quitaría el nombre de Andrés Manuel. Véase esto como un ejemplo más que denota las fanfarronerías y deseos de retar a todo nuestro país. Yo no entiendo las ansias de aquel señor ¿Será porque está enfermo, o porque que en el fondo pretende ser el Llanero Solitario, que con antifaz o sin él está orientando las cosas a fin de que la gente diga ¡¡¡viva, viva, viva…!!! Y es que si, lo que por un lado promete, luego lo descompone, pensando además a su interior que el piso está muy deteriorado y fangoso, sin pensar en todo lo que podría pasar si cualquiera de alguna de sus promesas no se pudieran dar. De aquí el por qué la industria tanto privada como extranjera, así como la banca no se atrevan a exponer los tantos millones de dólares o pesos que podrían significar que nuestro producto interno bruto (PIB) pudiera encontrar caminos de manera creciente, aunque en forma lenta pero constante, y así con ello y en paralelo una inflación que ahora nos está ahogando.

Es curioso observar después de un año y apenas tres meses, cómo la imagen de AMLO empieza a desvanecer, ej.: el día 6 de enero del mes que va corriendo, en una de tantas visitas a distintos lugares del país, concretamente en el estado de Morelos, la turba de personas que seguramente habían votado por aquel señor, rompieron en furia por según ellos sentirse defraudados, al punto de surgir la imagen de un hombre exhibiendo una pistola quizá con la intención de asesinarlo, cosa que venturosamente no sucedió. ¿Pero qué hubiera pasado si a partir de este ejemplo meditamos sobre lo que sucedió cuando fue asesinado Luis Donaldo Colosio ¿Saben qué?: México ya estaría ubicado en la mayor profundidad del mar.

Existen expertos en la rama médica o igual personas de la calle, que saben distinguir con un especial atino, la diferencia entre un hombre que se encuentra enfermo o en todo caso que refleja una salud mermada, esto por la forma de comportarse o por su tendencia a sentirse el número uno del mundo. Eso a mi me pasa cada vez que observo las actitudes de AMLO en sus ya repetidas mañaneras.

Recuerdo como si fuera ahora, a tantas y tantas personas que antes de las pasadas elecciones daban la vida a cambio de que AMLO ganara la presidencia ¿Y qué pasa al día de hoy…? Simplemente que esas mismas personas hoy día reflejan desanimo, frustración y por qué no decirlo: también una profunda tristeza ¿Verdad que todo eso resulta lamentable…? Si conjugamos lo antes anotado en este párrafo, nos percataremos que México está situado en una alta montaña desde la cual se observa algo que pudo ser pero que nunca se dio.

Hace algunos días alguna de mis hermanas me decía que odiaba las mentiras (ahí se las dejo).

Seguiré con este tema la próxima semana y muchas gracias

@ap_ penalosa
https://i.redd.it/rjrnad6owdp01.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *