Archive for the ‘Pensamientos’ Category

MEMORIAS DE UN JINETE VS. LA HISTORIA DE MÉXICO

25/10/2020

Articulo publicado el 31/05/2012

Cuando hago el recuento de tantas experiencias que me enseñó un caballo, además de incrementar mi amor por los equinos, reflexiono en relación a lo que es la vida. Viví triunfos, igual fracasos. Golpes y contusiones serias. La historia de México a veces ha sabido cabalgar, otras no.

Si de pronto nos ponemos a pensar en el papel que jugaron los caballos en la historia del mundo, llegamos a la conclusión de que sin ellos, el avanzar de la humanidad hubiera sido mucho más lento. Napoleón con sus ejércitos, conquistó a caballo recorriendo distancias desde Francia hasta Rusia muchas veces con inclemencias de tiempo brutales. Atila dominó con los mismos animales. Cortés arribó a la Gran Tenochtitlán probablemente a paso lento, mientras seguramente desde su cabalgadura disfrutaba del espectáculo espléndido significado en la gallardía de nuestros volcanes. Qué decir de Iturbide quien por cierto si en aquellas épocas ya hubieran existido olimpiadas, seguramente nos habría hecho brillar siempre con medallas de oro ¿Habría Cervantes escrito su maravillosa obra Don Quijote desplazándose a pié? Creo que no.

Hoy día, en mí persona existe mucha paz y alivio. He recuperado muchas energías, seguridad y cada día me siento más contento conmigo mismo. Ya en el marco de la serenidad y una sabrosa soledad, écho mano de muchas evocaciones que me llevan a escribir sobre lo que ahora es mi meta principal: Historia de México y derivaciones de la misma reflejadas en la época actual. Siempre he sido asíduo a ilustrar haciendo referencia a lo que la equitación me enseñó. Es una actividad que da la impresión de un escaparate que nos permite descubrir el por qué del mundo. Cuando me ha ido mal, inmediatamente hago remembranzas de lo que no aprendí y por lo mismo hizo que un caballo me lanzara al piso y hasta me dejara en malas condiciones por un buen rato. Igual, recuerdo cuando he alcanzado éxitos, que de alguna manera me hacen ver que en algunos momentos de mí vida un caballo fué mi maestro. Incluyo en mis memorias a tantos instructores y amigos que me enseñaron como empatar y convivir con esos nobles y hermosos animales. Así como ahora me doy cuenta de la riqueza que significa el cariño de tantos seres que me brindan su mano, sinceridad y apoyo, igual me pregunto ¿y qué será de tantos de antaño que me aconsejaban, entrenaban, me regañaban, me toleraban, pero siempre denotando hacia mi persona afecto, fe y esperanzas?

Cuando desarrollé la histografía que ilustra el devenir de nuestro país según cada presidente que lo gobernó, volví a lo mismo. Los imaginé a cada uno de ellos montando un pura sangre, un alazán, un bello tordillo, algún cuarto de milla…que sé yo. Según su historial llegué a conclusiones que me hicieron imaginarlos como buenos jinetes o como otros que mientras no sabían ni asentarse en su albardón, tensar las bridas y alcanzar bien apoyados los estribos, hacían que su caballo cabreolara y terminara desbocado y en ocasiones hasta arrastrando a aquel que en el trayecto terminaba destrozado.

La Historia de México muestra a un conjunto presidencial imaginario ecuestre, por demás irregular. Algunos diestros pero montando jamelgos flacos y chaparros. También otros vestidos muy elegantes a la usanza inglesa, sobre caballos altos, briosos y alegres pero que haciendo pareja hacían ver que la combinación hombre animal estaba desempatada y que en cualquier momento podrían haber causado una debacle entre los que los observaban. No faltaron aquellos que hasta en estado de embriaguez y sobre un asfalto liso pretendieron mostrar su hombría doblegando al animal con bocados que martirizaban su paladar y soportando el peso de sillas charras ostentosas para que quienes los observaban expresaran su admiración o miedo. O sea, pocas veces se dio la combinación perfecta entre caballo y el que lo dirigía.

La equitación entre otras cosas, obliga a la “cadencia”. Esto significa que el jinete concuerde con su compañero en un paso regular y acompasado. Es decir, mantener el ritmo siempre igual del paso corto, largo, el trote o el galope según manden las circunstancias y objetivos a alcanzar. Nuestro devenir presidencial, tristemente nos hace ver, que un día un señor de pronto un rato trotaba, luego inesperadamente se lanzaba al galope y con ello perdía el control. Entonces la bestia tomaba el mando y arrancaba a su antojo sin darse cuenta que ella y quien lo montaba terminarían finalmente estrellándose o en la profundidad de un precipicio. Así ha sido la Historia de nuestra nación: a paso irregular.

Recuerdo cuando mis padres me llevaban al circo y disfrutaba tanto el espectáculo de los caballos, me impresionaba como se movían a un mismo paso y no chocaban entre ellos. Quien los controlaba y exhibía, seguramente los había entrenado muy bien y los amaba.

Sería bueno que quien resulte presidente electo para el sexenio 2012-2018, se dé tiempo para asistir a un circo y platique con el entrenador de los caballos. Buenos consejos le daría para que aprenda a mantener a sus gobernados a paso en cadencia y alegre.

Posted in Economia México, Noticias Mexico, Pensamientos, Política México, Sociedad México | Edit | No Comment

https://es.123rf.com/imagenes-de-archivo/jinete_caballo.html?alttext=1&start=110&sti=n57jr58w6m1c3o5jr0|&mediapopup=44273621

PROYECCIONES A PARTIR DEL ANALISIS DE LA HISTORIA

19/09/2020

Publicación realizada el 29 de abril, 2012

Los buenos economistas además de contar con una profunda riqueza humanística saben utilizar la herramienta de las matemáticas. Con ello están capaces de predecir acontecimientos que alerten a la humanidad.No es fácil. Se requiere mucha disciplina, conocimientos, potencial y vocación.

La metodología que impone el estudio de la economía nos permite prever qué va a suceder. Si el panorama resulta positivo se busca la oportunidad de enriquecerlo y hacerlo más solido, de manera que se consolide mejor. Si por el contrario, ese panorama resulta adverso se toman medidas para corregirlo y hacer que cambie su curso. Para proyectar, por ejemplo, un mercado, producción agrícola, un comportamiento poblacional, riqueza, pobreza, oferta, demanda, etc.; se debe recurrir a analizar su comportamiento histórico de por lo menos los últimos diez años para así descubrir los factores que incidieron en los mismos (guerras, sequías, crisis económicas, factores políticos y muchas cosas más). Recuérdese que la Economía es dinámica no estática. Lo que hoy es, mañana por cualquier circunstancia puede dar un giro de 180 grados. Ese análisis hacia atrás se llama regresión que luego de estudiarla con detenimiento nos ayuda a saber cómo sería su comportamiento en términos de una proyección per se. Viene entonces la planeación de estrategias para modificar lo negativo y reforzar el camino a lo positivo. Es entonces cuando las matemáticas son indispensables. Con ellas se definen modelos conocidos como econométricos.

En el caso de la historia puede suceder que la observación del pasado nos proporcione elementos, o bien para aprovechar o en su caso para reflexionar sobre lo que nos dañó y nos sirva de lección para que eso no se repita.

Yo ahora que estoy por concluir la histografía de todos los presidentes que se han hecho presentes en México, llego a la conclusión de que si hiciera una grafica que ilustre con una línea que refleje sus tendencias, ésta sería por demás irregular. De pronto esa línea mostraría comportamientos hacia arriba y luego de alcanzar un alto nivel, la misma caería a fondos dramáticos como los que observábamos en 2008 luego de la debacle en Wall Street, derivada de factores imprevistos u ocultos intencionalmente, como lo fueron el comportamiento de las inmobiliarias, su repercusión en los bancos y con ello un pánico que hizo que la economía mundial quedara por los suelos.

México ha tenido presidentes, por cierto muy pocos, que fueron factores favorables a nuestro desenvolvimiento. De verdad, su número muestra cifras muy pobres en comparación con tantos rufianes que solo utilizaron la silla para desde su escritorio planear catástrofes de las cuales no solo no nos hemos recuperado, sino por el contrario nos dejaron cada vez en agujeros más profundos.

Ahora bien, le pregunto a los candidatos a la presidencia para el periodo 2012-2018: ¿saben de Economía? ¿conocen la Historia de México a fin de que les sirva de referencia?

Por ahí se dice que López Obrador fue un zángano vividor y grillo durante 14 años en la UNAM. Pasó por esa institución, pero ésta última no pasó por él. De Vázquez Mota ni hablar. Les apuesto a que si le hacen un examen de geografía, historia, civismo, ciencias naturales, gramática, bueno hasta de canto, seguro que ni siquiera conoce las estrofas del Himnos Nacional y de las demás saldría reprobada con entre uno y tres de calificación. De Peña Nieto, sobra ya cualquier comentario. Solito, solito, demostró ignorancia a mi juicio superlativa.

Quadri proviene de las filas de Elba Esther Gordillo, líder sindical de los trabajadores de la educación ¡¡imagínense!!En fin. Veremos si cualquiera de ellos a la hora de hacerse del poder, tiene la capacidad para desarrollar por lo menos una raíz cuadrada o un quebrado

.¡Ay Dios!

@ap_penalosa Posted in Economia México, Noticias Mexico, Pensamientos, Política México, Sociedad México | Edit | No Comments »Me gustaComentarCompartir

Con todo y su pequeña superficie, Alemania se alza como una de las 5 potencias del mundo

16/09/2020

Artículo publicado el 29/08/2016

“Y sí Maestro, su mentalidad es diferente a la de los mexicanos. Saben jugar el juego de la vida: «ganar, ganar…”

Encontré oportuno publicar nuevamente a recomendación de Facebook una nota que escribí hace un año en la cual resalto una realidad que se antoja ilustrativa, pero que a la vez molesta a un buen número de mexicanos. Dice: “¿Sabían que Alemania tiene menor superficie en comparación con nuestro estado de Chihuahua? y así es una de las cinco potencias más grandes del mundo”.

Otro comentario: los alemanes por su disciplina, firmeza y perseverancia desde los años formativos, se hacen más capacitados como adultos…”.

Por razones familiares y profesionales, el que escribe estuvo estrechamente ligado a aquel país durante un periodo de más de 12 años. Ya de por sí me sentía germanófilo. Si bien detesto y menosprecio el triste paso de Adolfo Hitler, no dejo de admirar la capacidad de los nazis durante la segunda guerra mundial, la cual estuvo a punto de ser ganada por aquellos gracias a ambiciosos y gigantescos esfuerzos que quedaron plasmados en resultados en prácticamente todos los campos, a saber, una industria militar que se reflejó en aviación por demás sofisticada, armamento ligero y pesado incluyendo tanques, barcos de superficie y submarinos, además de caprichosas e impresionantes construcciones que incluyeron bunkers gigantescos enclavados en montañas escarpadas y más.

Luego de ser tomada y sometida por los rusos y el resto de los aliados, de Alemania prácticamente quedó nada o solo piedra sobre piedra. Hoy día quien la visita y observa analizandola en detalle, no se explica cómo de pronto construcciones arrasadas como el caso de la catedral de Colonia, aún con las inclemencias de su clima, los teutones fueron capaces de reconstruirla acorde con sus planos originales. Y como ese monumento muchos más.

Recuerdo un mes de noviembre en que me encontraba en la ciudad de Kassel. En esa ciudad durante la guerra, estaba levantada la planta principal de la VW, misma que quedó hecha añicos. Eran mis invitados militares mexicanos de alto rango a quienes les serían entregadas las llaves de la ciudad. Harto ya de tanto protocolo, decidí escabullirme del montón para salir a la calle a fumar un cigarrillo. Hacía un frío insoportable y no me eran suficientes las prendas de invierno que portaba. Ropa interior de lana, traje de casimir para la ocasión, un pesado abrigo, bufanda, guantes, sombrero, etc. Se me acercó mí chofer y luego de contestarle a su pregunta respecto al clima que a mí en lo personal me azotaba, me hizo el siguiente comentario: “imagine Usted cómo serían las cosas en este lugar, cuando luego de la derrota además de sufrir hambre con intensidad, lo único que nos calentaba era papel periódico con el que enredado a nuestro cuerpo podíamos de alguna manera sobrevivir…” En ese momento pensando en todo lo que nos regala México, no dejé de sentirme de alguna manera avergonzado por mi falta de capacidad para valorar a mí país.

Existen quienes afirman que Alemania y el resto de los países europeos afectados por la guerra, lograron salir nuevamente adelante gracias al Plan Marshal. Yo solo en parte estoy de acuerdo con ellos. En mi opinión lo más determinante para que dichos países renacieran fueron el nacionalismo, el coraje, el amor al trabajo, así como la gran lección que les significaron las dos guerras.

Acaban de concluir las olimpiadas. De 4 medallas ganadas por mexicanos, 3 fueron a favor de militares, lo cual a mí me causa mucho orgullo. Pero ¿y qué en relación con los atletas civiles que también participaron…?” Tristemente poco o nada. Una vez más solo el “ya merito”. Quizá la mayoría también en ese renglón de alguna manera víctimas de la corrupción y la mediocridad que nos caracteriza ¡Ni hablar…!

@ap_penalosa

MIENTRAS NO CONOZCAMOS LA REALIDAD, MÉXICO SEGUIRÁ SUMERGIDO EN LAS TINIEBLAS

23/08/2020

Publicación realizada el 25 de Marzo, 2016

Con todo respeto respondo a la perssona que me acusó de no ser digno de ser mexicano por escribir la verdad

En un artículo pasado expuse a manera de resumen los acontecimientos trascendentes que se suscitaron a lo largo de nuestra historia, a partir de que México alcanzó su independencia. Concluí expresando que en mi opinión la misma es vergonzante.

En forma paralela otras personas coincidieron conmigo al punto de reconocer que somos un pueblo afecto a la patriotería, la cual nos expone a fanatismos que obstaculizan el conocimiento de nuestro real devenir. En algunos casos sus opiniones fueron además de fuertes por demás mordaces.

No faltaron también aquellos que con el pretexto de que lo que ha estado mal en la historia de México, igual ha venido aconteciendo en el resto del mundo. O sea que así como las tortugas se refugian en su concha, muchos mexicanos tienden a evadir la realidad.

La historia no es una ciencia exacta pero aún así aceptándola como es nos permite tomar lección de lo bueno del pasado así como de lo que estuvo mal. Nuestra desgracia está en el hecho de que la historia oficial de México además de ser falsa es manipuladora y se aprovecha de la condición en que se encuentra nuestro país que adolece de la estructura de una educación de calidad masiva que redunde en una auténtica conciencia de nacionalidad.

Si somos realistas, debemos aceptar que para hacernos de lo anterior tendrán que sucederse muchos años, pues así como el comer, vivir en medio de la higiene y estudiar, etc., aprender es un hábito que no se adquiere de la noche a la mañana.

Lo malo de todo esto deriva de dos factores, primero: ni el gobierno ni la sociedad han tomado conciencia de que es necesario esperar y que para lograrlo se requiere TIEMPO. Una vez que nuestra nación arranque verdaderamente en busqueda de lo que cada día se hace más urgente, ni nosotros, nuestros hijos, nietos y quizá bisnietos serán testigos de los resultados.

Otro factor que nos afecta está en la impaciencia de los mexicanos que sin siquiera aportar y a cambio del otorgamiento de un voto exigimos resultados que se den de manera inmediata. No estamos claros en qué parte de nuestra responsabilidad está el coadyuvar a favor de un futuro que a nosotros no nos beneficiará. Somos egoístas y solo nos satisface lo que se nos da al momento.

Y bueno, de ahí las consecuencias. Por ser México un país enormemente rico que vive en un relativo marco de estabilidad, paz y envidiable posición geográfica, nuestro patrimonio es cada día más codiciado, apreciado y demandado por los extranjeros. Si a eso agregamos la corrupción que nos flagela, es de entender la desmoralización que nos hace abúlicos, faltos de interés por sobresalir, etc., para mejor entregarnos fanaticos al futbol acompañados de barbacoa, garnachas, tequila, cheves y demás.

Es bien fácil criticar a México y su sistema por cosas que están a la vista. Pero así como es fácil señalar con el dedo índice a cualquiera que está mal, por el contrario, es muy difícil utilizar el mismo dedo para señalarnos a nosotros mismos.

Alguna vez alguien me aconsejo: “si vas a hacer una crítica negativa en torno a una persona, antes toma en cuenta también sus cualidades…”. Ese mismo consejo ahora se lo paso a la persona que señalé al principio de este artículo, esperando lo haga reflexionar.

@ap_penalosa

CUANDO APUNTAS CON TRES DEDOS, TRES DEDOS TE APUNTAN A TI

19/08/2020

Articulo publicado en fecha 28/01/2012


Los mexicanos tenemos un defecto: somos muy diestros en el uso del dedo índice pero solamente para señalar. No sabemos o no nos atrevemos orientarlo hacia nuestra persona. Esto es que es muy fácil culpar a terceros sin tomar en cuenta nuestras propias fallas y abandonos. Demandamos, criticamos, exigimos pero ¿Qué de nuestra parte?


Es muy común. por ejemplo en un café o en una tertulia hacer gala de nuestra auto conmiseración y mostrarnos como víctimas de todo y por todo. Sin embargo yo a veces divertido pregunto ¿Y tu qué haces en favor de que eso no te pase o nos pase? ¿Qué aportas cada día a manera de granito de arena en favor del bien común? Las respuestas siempre son las mismas: «Lo que pasa es que el gobierno está constituido por mentirosos», «La pinche iniciativa privada solo nos exprime», «Si ese señor no hubiera sido sujeto de fraude, México sería distinto», «Nuestro presidente es un asesino y eso de que sería la bandera del empleo era solo una patraña. Además es alcohólico y dicen (dicen) que hasta otras cosas…» Y así, luego de terminar, nos despedimos y ya camino a casa vamos comentando «¿te fijaste cómo fulanita exhibía sus joyas, tan fea ella y fuera de momento?» «¡Qué bárbaro sutanito! Borracho, machote y con una panza de cerdo que hace que se la caigan los pantalones!» Siempre el mismo México.


El día en que en nuestra nación tengamos cultura, educación y con ello conciencia de nacionalidad, nuestras conversaciones serían pro positivas. Nos integraríamos poco a poco como células de un organismo que quizá no lo veremos totalmente desarrollado. Faltarán muchos años para que nuestros nietos o bisnietos descubran ese México que debiera ser, pero como eso no está a la vuelta de la esquina, entonces surge el egoísmo y el «me vale, prefiero ver el futbol, pasarla bien con mis compadres o mi segundo frente y a los demás, que se lo lleve la chingada…»


Ji, ji, Mexicanos al grito de guerra. Sí señor…


@ap_penalosa

LEYENDA DEL HOMBRE QUE LO TUVO TODO Y SE QUEDÓ SIN NADA

13/08/2020

Se cuenta que en la zona de Tabasco existía un hombre un tanto cuanto raro, y se dice además que las personas que lo conocían procuraban mantener la distancia necesaria para no tener que hablar con él. Dicho hombre también tenía la costumbre de ir acumulando cada día cualquier cosa que pudiera almacenar en una bodega inmensa. Solo que de tanto acumular, poco a poco iba perdiendo la memoria y tendía a olvidar parte de todo aquello que significaba su gran tesoro.

En su entorno familiar él nunca llegó a ser bien aceptado, en razón de la soberbia que siempre denotó, al punto de irse convirtiendo en una calamidad muy difícil de controlar. Todavía no se ha llegado a confirmar si la muerte de uno de sus hermanos resultó efectivamente de un accidente jugando con una pistola o derivado de una ira que siempre manifestó incontrolable. Pero sigamos adelante: conforme fue creciendo logró ser arropado por la UNAM en la Facultad de Ciencias Políticas. En dicha escuela permaneció estudiando una carrera a lo largo de más de 10 años, o sea muchos años más en comparación con el tiempo determinado por dicha institución, de ahí que pasara a ser parte del “club” que daba albergue a los que se bautizaban como “porros” o “fósiles”. En términos de sus calificaciones, estas nunca superaron un promedio superior al número 7. Lo irónico está en el hecho de que ahora presume ser escritor.

Y así, así fueron corriendo los años hasta el momento que decidió entrar al camino de la política, en la cual su primer evento lo marcó su deseo de participar en la contienda para alcanzar la posición como gobernador del estado de Tabasco, en la cual resultó derrotado. Ojo: ahí fue donde por primera vez exhibió sus tendencias a forzar las cosas valiéndose de traperías, ej.: incendios de algunos pozos petroleros localizados en el mismo estado en el que nació. Y de ahí en adelante fue cuando en forma descarada ayudándose de su populismo y mesianismo, fue poco a poco atrapando principalmente a las personas pobres en materia de educación. Estas fueron a la larga el combustible necesario para que ese hombre sobre el cual estoy escribiendo acumulara cada día más gente a su alrededor.

En el año 2008 mientras gobernaba Felipe Calderón Hinojosa, ya estaba preparado para lanzarse una vez más, a buscar la presidencia del país con el apoyo principalmente de las personas de clase media baja, así como personas sumamente pobres y por lo mismo en el mundo de la ignorancia. Sus estrategias siempre fueron agresivas y amenazantes y no aceptaba que nadie lo contradijera, excepto los esbirros que solo le decían cosas alentadoras para lograr ser incluidos en la preparación de lo que sería a la larga su posición de nuevo presidente. En esas épocas se postuló como representante del partido PRD, mismo en el que también brillaban personas de la talla como Cuauhtémoc Cárdenas, el cual a la larga decidió alejarse de ese señor que ahora nos ocupa.

Para las elecciones últimas (2018-2024) y con los pésimos precedentes panistas, así como del sexenio de Enrique Peña Nieto, finalmente la persona logró hacerse de la presidencia del país sin imaginarnos nunca que todo lo que había prometido estaba solo basado en una intención absurda. Fue entonces cuando nuestra tasa de crecimiento quedó ubicada en un nivel de ceros, luego de haber antes reflejado un producto bruto (PIB) de 4.0 % y una inflación cada día más a la baja, mismas que nos hacían prever un futuro mucho más sano. Pero todos nos equivocamos y frustrados nos dimos cuenta que el periodo de aquel tipo invitaba a prever nubarrones muy obscuros y además dramáticos.

Hoy día me pregunto qué futuro le espera a nuestro país, basado solamente en 5 proyectos, para no abarcar mucho, a mi gusto estúpidos:
1. El proyecto del aeropuerto internacional de la ciudad de México, NAIM, todavía adolece de los estudios necesarios para encontrar la mejor alternativa para su construcción.
2. El famoso Tres Maya, del cual no tiene la mínima idea del monto que significaría tal construcción.
3. ¿Una nueva refinería…? Díganle a ese señor que hoy día la más pequeña cuesta aproximadamente de entre 700 a mil millones de dólares, y además un plazo de construcción que puede rebasar 5 años.
4. ¿En qué década de este siglo quedará terminado el tren que iría de México a Toluca?
5. Oiga señor ¿Usted tiene miedo de que lo rasguñe el Chochonclo y por eso no vuela al extranjero, o bien se siente chiquito, chiquito como para volar a otras partes del mundo, usando un avión aunque sea el presidencial, el cual está parado y abandonado, costándonos solo por intereses un chingo de millones de pesos…?
Por cierto, tengo que confesar que la persona sobre la cual escribí se llama Andrés Manuel López Obrador. Mil disculpas.

@ap.penalosa

https://www.jornada.com.mx/2015/02/25/cartones/hernandez.jpg

Posted in Economia MéxicoNoticias MexicoPensamientosPolítica MéxicoSociedad México | No Comments » | Edit Entry

A los que padecen el corto alcance

13/08/2020

Agosto 12, 2020

Antes que nada, pido una disculpa a las personas que consideren que por razones de coincidencias haya yo lastimado a aquellos que se identifiquen con lo que ahora procedo a publicar.

Recuerdo que desde mi niñez, como si fuera ahora, estuve yo siempre presionado por mis padres y mis maestros. A mi nunca me permitieron salirme de la línea recta y por eso a veces yo me sentía muy solo y falto de comprensión. O sea que si me portaba mal en la escuela o en mi casa siempre salía yo disparado hasta la última de las estrellas.

Mis estudios de primaria hasta la preparatoria los llevé a cabo en el marco de la institución marista. Estudié la primaria y la secundaria en el Instituto México, luego la preparatoria en el famoso Centro Universitario México conocido como el CUM. Nunca olvidaré aquellos gloriosos años incluyendo a amigos que desde aquellas épocas y hasta ahora seguirán siempre en mi memoria. Véase entonces el porqué yo no entiendo las severas sentencias que nos aplica López Obrador cuando nos califica de “conservadores”, “fifis”, etc. Ello me hace pensar que en el fondo siente mucha envidia y/o frustraciones.

¿Recuerdos…? De todos, algunos que denotaban felicidad y otros grandes tristezas. Fue así cuando me decidí estudiar en la UNAM. Ahí estudié mi carrera en materia de Economía desde el año 1967 hasta 1971. Mis compañeros salidos de preparatorias oficiales siempre me brindaron su apoyo, amistad, cariño y comprensión, dado que en mi condición estaba ubicado por primera vez en mi vida en un ambiente mixto. Fue así cuando empecé a compartir ya no solo con alumnos sino también con mujeres que de pronto al vernos se burlaban de nosotros por el miedo que sentíamos hacia ellas.

También recuerdo a profesores y exalumnos que brillan por su preparación y por el alto nivel de estudios derivados de maestrías y doctorados.

Lo importante de todo lo anotado fue el hecho de saberme preparado para recorrer caminos a veces rectos y otros con muchas dificultades para escalarlos, siempre con el objetivo de alcanzar una meta que yo mismo me fijaba, pero siempre a sabiendas que en muchos casos necesitaba la ayuda de todos los que se ubicaban al interior de mi entorno. De ahí entonces tomar conciencia de que la vida nos obliga a prepararnos para salvar cualquier tipo de dificultades.

Alguna vez platicando con quien fuera un gran profesor, humano, muy sensible y a mi gusto por demás sabio, me viene a la memoria un consejo que me puso a pensar en demasía: “mire Antonio no se haga bolas y trate de ser una persona más sencilla, le voy a enseñar algo que decía Confucio: “a una persona que no sabe y no sabe que no sabe, es una persona que está viviendo en el Limbo…aléjese de él….; a una persona que sabe pero no sabe que sabe es una persona humilde…ayúdelo; a una persona que sabe y desea saber más, es un hombre ambicioso…acérquese a él; a una persona que sabe que sabe, es un sabio….sígalo”.

Y bueno, después de tantos sabes, no sabes, etc. ¿Saben qué…? Que te importa baboso, pinche pendejo, etc., etc., etc.; a mi ya me está doliendo la cabeza.

Todo lo anterior, tiene un objetivo: vamos a imaginar la existencia de una persona que desea ser un gran atleta pero que no se prepara y no entrena, yo me pregunto ¿Qué va hacer para ganar? Muy simple, seguramente va a perder por falta de condiciones. Llegará a la pista pensando que él es el que va ganar, el que se siente más chicho. Se acerca a la pista todo mugroso, hasta cojeando y quizá con una cruda que le revienta la cabeza. Y a la voz de “arranquen”, él es el último en salir y no se da cuenta que el resto de los competidores ya le van ganando por mucha distancia. De pronto a la mitad de la carrera ¡Pum…! Cae al piso jadeante, con la necesidad de vomitar y buscando con urgencia aire para reanimar sus pulmones. Pienso que este es un buen ejemplo de lo que hoy en día sucede entre tantos políticos empezando por AMLO. Pero cuidado también debemos reconocer que dicha persona ha sido muy insistente a lo largo de dos sexenios en que había estado sentado en la banca. Sin embargo ¿a qué le tira AMLO cuando su vida está transcurriendo sobre todo alrededor de sus “mañaneras”, sueños guajiros, lotería de aviones, viajes solo al interior de la republica, enormes contradicciones que cada día lo hacen quedar más mal, un AIEM iluso, refinerías imaginarias, y así cada día mucho más errores incluyendo aquello de “yo tengo ogtra infogrmación…”. Si chucha ¿Dónde…? Ah, pero eso si “muera el neogliberaligsmo, también los consegvadores que nos dieron mugchas veces en la magdre,” Y así, así, así, en referencia a todo lo anterior, es a lo que yo llamo TENER UN CORTO ALCANCE.

@ap_penalosa

3.bp.blogspot.com/-5yOSGW-V1cw/TlP1TkaishI/AAAAAAAAAGA/Ur1-C3NakNI/s1600/anciano+depor.jpg

Posted in Economia MéxicoNoticias MexicoPensamientosPolítica MéxicoSociedad México | No Comments » | Edit Entry