Conversaciòn con el Creador

Conversación con el Creador

Yo tengo una muy buena amistad con DIOS. Somos algo asì como uña y mugre. Cuento con su telèfono directo de su oficina, el particular, su celular y dos extensiones del conmutador del cielo. Pero es dificil tomar contacto con Èl porque la verdad està muy ocupado y no me gusta ser impertinente. Otro problema es que nombrò como su Secretaria Privada a Teresa de Calcuta y aunque hace grandes esfuerzos, ya casi no escucha la pobrecita y se le olvidan los recados. San Pedro es una calamidad. Que si està en junta, atendiendo invitados especiales o recibiendo nuevos reclutas o, que se largò a echarse unos sopes y huaraches que luego le mandan de Mèxico. Ademàs, despuès de las regañadotas que le dan, se desquita mandàndonos lluvia y frìo segùn su estado de ànimo. Es bien neuròtico.

Con el Creador me identifiquè un dìa que lo encontrè caminando por los Viveros de Coyoacàn. Aunque ahì no se permite fumar, nos escondimos tras un àrbol y a darle al humo de un sabroso cigarro de tabaco obscuro. Ese dìa aclaramos las cosas y le dije “mira, asì como cada ser humano tiene  huellas digitales distintas a las de los demàs, es lògico que cada quien te identifique segùn sus sensibilidades. Sea musulman, judìo, catòlico, protestante, etc. Finalmente el mero chipocludo y ùnico eres tù y San se acabò.”  Estuvo de acuerdo y asì cerramos un buen convenio. Respeta mi libre albedrìo aunque a veces me regaña y en serio.

Hace unos dìas me llamò San Pedro y me dijo “deja de hacer lo que estès atendiendo porque el Patròn quiere hablar contigo, te lo paso”. Asì despuès del quiubo  ¿còmo estàs? ¿què onda? etc. ya màs en serio me advirtiò que me iba a meter en lìos en Mèxico. “Escribiste un libro que està muy cañon y a ver si no tienes que pelarte a otra parte porque ¡vaya que les echaste tierra a los Hèroes que segùn dicen les dieron patria! Luego, para acabarla de amolar, les echas porras a diestra y siniestra a los que me consta que esos sì se la jugaron por Mèxico. Pero fuiste muy baboso con el tìtulo. No debiste bautizarlo como “La Patria que No Rumbo al 2012″. Debiste titularlo como “Mèxico visto a travès del Cristal de una Lupa”. Ahora va a resultar que los que acuden a las librerìas van a pensar que es un manuscrito màs, oportunista, alrededor de las pròximas elecciones presidenciales.”

Yo le preguntè “bueno, en caso de que me pase algo ¿me das un espacio contigo?” Me contestò que por supuesto pero que antes le entrara al toro. Ya luego se mostrò impaciente porque estaba precupado por lo que pasaba en Siria y solo me expresò: “suerte matador no le saques”.

www.antoniopatriciopeñalosa.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *