Cuando señalas a alguien tres dedos te apuntan a ti…….

Los mexicanos tenemos un defecto. Somos muy diestros en el uso del dedo ìndice pero solamente para señalar. No sabemos o no nos atrevemos orientarlo hacia nuestra persona. Esto es que nos es muy fàcil culpar a terceros sin tomar en cuenta nuestras propias fallas y abandonos. Demandamos, criticamos, exigimos pero ¿Què de nuestra parte?

Es muy comùn. por ejemplo en un cafè o en una tertulia, hacer gala de nuestra autoconmiseraciòn y mostrarnos como vìctimas de todo y por todo. Sin embargo, yo a veces divertido pregunto ¿Y tu què haces en favor de que eso no te pase o nos pase? ¿Què aportas cada dìa a manera de granito de arena en favor del bien comùn? Las respuestas siempre son las mismas: “Lo que pasa es que el gobierno està constituido por mentirosos”, “La pinche iniciativa privada solo nos exprime”, “Si Lòpez Obrador no hubièra sido sujeto de fraude, Mèxico serìa distinto”, “Nuestro presidente es un asesino y eso de que serìa la bandera del empleo era solo una patraña. Ademàs es alcoholico y dicen (dicen) que hasta homosexual…” Y asì, luego de terminar, nos despedimos y ya camino a casa vamos comentando “¿te fijaste còmo fulanita exhibìa sus joyas, tan fea ella y fuera de momento?” “¡Què bàrbaro sutanito! Borracho, machote y con una panza de cerdo que hace que se la caigan los pantalones!” Siempre el mismo Mèxico.

El dìa en que en nuestra naciòn tengamos cultura, educaciòn y con ello consciencia de nacionalidad, nuestras conversaciones serìan pro positivas. Nos integrarìamos poco a poco como celulas de un organismo que quizà no lo veremos totalmente desarrollado. Faltaràn muchos años para que nuestros nietos o bisnietos descubran ese Mèxico que debièra ser. Pero como eso no està a la vuelta de la esquina, entonces surge el egoìsmo y el “me vale. Prefiero ver el futbol, pasarla bien con mis compadres o mi segundo frente y a los demàs, que se lo lleve la chingada…”

Ji, ji, Mexicanos al grito de guerra. Sì señor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *