HISTORIA DE LOS SOLSTICIOS G.:A.:D.:U.:

V.:HNOS.:

En Astronomía el Solsticio se da en ambos puntos de la eclíptica cuando el sol está más alejado del ecuador celeste. En el hemisferio norte, el solsticio en el sur del ecuador se conoce como solsticio de invierno, fecha: 21 de diciembre. Para los habitantes del hemisferio sur la situación varía 180 grados y entonces el fenómeno se celebra el 21 de junio. Solsticio es igual a Sol inmóvil, el Sol cambia su declinación casi nada de día a día, parece mantenerse quieto en un punto igual al norte o al sur del ecuador celeste referido.

La ancestral Roma festejaba Saturnalias del 17 al 23 de Diciembre. Se asociaba a Saturno con el dios griego Cronos quien gobernó el universo durante la edad de oro. Con Diomiciano las saturnalias fueron en extremo importantes. Ocurrían en el periodo con menos luz del año: 21 de diciembre. Iluminadas de antorchas las fiestas iniciaban con un sacrificio en el Templo de Saturno en honor al mismo. Proseguían con un ágape abierto a todo el mundo incluyendo juegos de azar y otorgamientos de ofrendas. Días en que los esclavos gozaban de libertad liberados de obligaciones. Sus amos prescindían de ellos y salían a reunírse con sus amigos.

El cristianismo tomó fuerza en Roma y los paganos se vieron forzados a cambiar las saturnalias por la celebración de la Navidad. Hoy se conserva la tradición de la misma, las rifas, obsequios, el colorido, comidas entre amigos y familiares y mucho tiempo se orienta a la reflexión.

Para los masones más allá de las significaciones astronómicas y tradicionales, el Solsticio lleva más lejos. Dos puertas zodiacales son ingreso y salida de la caverna cósmica. Las antiguas costumbres distinguen la puerta de los hombres y la de los dioses. Deben corresponder con ambos solsticios. La primera corresponde al del verano y la segunda al del invierno. Se debe dividir el ciclo anual en dos partes iguales. Una asciende y otra desciende. La primera va en curso al sol hacia el norte o sea del solsticio de invierno hacia el de verano, la segunda en el rumbo del sol hacia el sur, esto es del solsticio de verano al del invierno.

Es un fenómeno eterno. El cosmos se hace presente en templo y éste en el iniciado masón. La logia es el sitio ideal donde cielo, tierra, DIOS y el hombre se encuentran. Este espacio sagrado se sublima y actúa como lugar de meditación alejado del mundo profano en el espacio y el tiempo.

La logia protege el orden y facilita la identificación de los elementos constituyentes del cosmos. Los misterios que revela deben inyectarse en lo que pudiéramos llamar el cosmos virgen del iniciado. El rito es el símbolo en movimiento. Su fin, sensibilizar al iniciado con respecto al misterio de la creación, conservación y destrucción de este cosmos y hacerle ver las leyes que rigen la existencia y la de él mismo. Así, el masón transciende logrando identificar el misterio cuya revelación se denota en lo mas profundo de su interior, donde se encuentra la puerta que comunica con el GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO.

Al dios juno los romanos le conferían el título de patrón de los constructores reconociéndolo como dueño de las llaves que abren las puertas de una iniciación. Se desdobla en los dos San Juan. El Bautista que mengua, preside el solsticio de verano y la puerta de acceso a los nuevos hombres todavía profanos, hasta concluido con éxito el proceso de la iniciación. En paralelo Juan Evangelista, receptor de la enseñanza esotérica del Cristo quien preside la puerta de los dioses y representa el testigo de la salida triunfal de la cueva reservada para el proceso de iniciación.

El solsticio de invierno define el momento en el que el tiempo se detiene y da paso a un presente que se manifiestará en momento previo a la eternidad. Dejan de existir pasado y futuro. Tiempo de silencio, trabajo al interior del convencido e identificación de ser semilla que se pudre en el interior de la tierra antes de germinar y manifestarse.

Se debe realizar que el templo edificado a lo largo de un ciclo puede ser destruido al final del mismo. Importante por lo mismo no olvidar que como constructores debemos persistir coadyuvando a favor de la construcción de nuevos templos para así en su momento atravezar la puerta del solsticio. Será cuando nuestra voluntad ascenderá moldeada derivado del desbaste del laberinto propio de nuestro origen como piedra bruta y así se nos mostrará uno de los sellos propios del misterio del libro cerrado mencionado en la Biblia. Será así cuando podamos alcanzar a entender el porqué de nuestro andar por la tierra y nuestra razón de ser.

El conociemiento de la herencia de nuestros antepasados nos lleva a identificar un hecho cósmico que se seguirá sucediendo desde lo que llamamos el principio, péndulo igual que un engranaje que nos traslada a la realidad intemporal. La masonería actúa desde su acción iniciatica, como comunicadora de la sabiduría universal. Recuerda aquello que transciende a la simple existencia mortal.

Vivimos ciclo ascendente. Inicia deseando paz y prosperidad. También se exhibirá en forma radical, protegerá y alertará sobre la presencia y amenaza de pasadas o posibles malas influencias para el corto y mediano plazo. Perversos serán descubiertos y terminarán bajo el yugo de su propia autodestrucción. Tiempo en que el mundo expulse lo que daña. Igual transito para seres humanos nobles salidos de ciclos de sufrimiento para que cada uno alcance aquello que anhela y por lo que ha trabajado con empeño desde lo más noble de su corazón. Marte actuará en conjunción excepcional y será en 2013 planeta regidor. Tres primeros meses noble y bondadoso. A partir de 23 de Marzo obsequioso en extremo.
Es cuanto.

@ap_penalosa

http://www.antoniopatriciopeñalosa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *