HISTORIA PERFECTIBLE

En la medida que escribí mi libro “La Patria que No Rumbo al 2012” luego de confrontar lo anotado según capítulo de nuestra historia por varios testigos de la misma e investigadores serios y bien documentados, encontré muchas razones para sentirme orgulloso de mi país. También debo confesar que en muchas ocasiones me sentí frustado, triste y engañado. Me percaté de la falsedad, el manipuleo y la mezquindad de la historia oficial de México y me pregunté “¿por qué?” Muchos son los pasajes y personajes, hombres y mujeres, a los que debiéramos exaltar y conservar en nuestro corazón con amor y agradecimiento por su lealtad, entrega, valor y patriotismo. En forma paralela debemos desechar a aquellos a quienes distintos sistemas incluyendo a la Iglesia han pretendido imponernos como ejemplo a seguir y que contrariamente bien deberían causarnos vergüenza e irritación. URGE que el devenir de nuestra nación se aclare. Importantísimo hablar con la verdad aunque a muchos les incomode o angustie a sabiendas que quedarán desenmascarados. Primordial con todo esto, que cualquiera de nuestros compatriotas a partir del conocimiento de una realidad que alguna vez fue, tome conciencia de lo bueno o malo que nos ha sucedido, se entusiasme y así alimente una vocación tendiente a lograr que nuestro proceso histórico entre otras cosas se depure tomando lección de errores y aciertos cometidos, retome la buena ruta de forma que nuestro futuro haga ver que todo en la vida es perfectible y salvable. Un país inmerso en la mentira es como aquel ser que en una gruta sin luz camina a base de tropiezos sin saber a ciencia cierta hacia donde se dirige. Hace falta abrir un espacio que muestre una iluminación que nos de nuevas esperanzas por pequeñas que sean, pero que en la medida en que nos acerquemos a ella se vaya ensanchando de manera que un día ese pequeño reflejo alcance un punto igual a un sol radiante que permita conocer, disfrutar nuestro presente y haciendo así que México se integre a un cosmos que nos permita continuar hacia adelante a sabiendas del potencial que nos distingue.

@ap_penalosa
www.antoniopatriciopeñalosa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *