¿IGLESIA?

Yo acuso a la Iglesia porque me alejó del verdadero DIOS. La acuso también porque en lugar de enseñarme a amar, solo me utilizó y en su momento me fanatizó.

Aprendí a conocer a mi SER SUPERIOR no en los templos, sino conviviendo y aprendiendo a entender a mis semejantes quienes a la vez mucho me han enseñado y regalado. Ricos, humildes, inteligentes, generosos, tontos, sin faltar también los malvados, pero finalmente todos hijos del mismo OMNIPOTENTE. Algunos me abrieron el terreno para saber dar, otros me dieron clases de humildad para ser el más pequeño en el pedir. Soy tan bueno o tan malo como el resto de mis hermanos. Me caracateriza la imperfección por ser hombre, pero al fin dependiente de ese único DIOS para cada uno de nosotros seamos catolicos, judíos, musulmanes, cristianos o todo lo demás que significa un camino para llegar al PADRE.

Hoy acuso una vez más a la Iglesia porque ha cometido una nueva injusticia en razón solo de sus intereses: ha jugado con el representante del BIEN SUPREMO al punto de destrozarlo y desquiciar al mundo por no saber a ciencia cierta qué pasa en su interior.

Este día me siento apesadumbrado y confundido. Me pregunto «¿qué más nos espera? ¿De verdad asistirá DIOS al Cónclave e iluminará a los que elijan a un nuevo papa o ya mejor los dejará en paz para alejarse de aquel lugar y acercarse a nosotros a cuidarnos?”

Espero de nuestro SEÑOR su sabiduría, tolerancia y paciencia. Que permanezca un buen rato codo a codo con nosotros para así reconstruir lo que tantos perversos han destruido.

@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *