ITURBIDE vs. BONAPARTE

Somos a veces muy dados a la autoconmiseración, síntoma de egoísmo. Nos laceramos derivado de sentirnos víctimas, error: Mejor pensar lo que la HISTORIA nos regala de lección.

Anoche antes de dormir sentí un cansancio sabroso. Por la mañana desperté deprimido. Me obligué entonces a trabajar escribiendo todo el día y en la medida que avanzaba, sin percatarme el tiempo se consumía. Soy muy rígido conmigo mismo y amigo de revisar varias veces lo que pretendo publicar. Eso me pone ansioso, nervioso. Verifico resultados antes de apagar mi computadora luego de observar respuestas de mis seguidores. Según las mismas, entonces abandono todo.
Vino a mi mente Napoleón I antes de conciliar el sueño. Personaje que me impacta tanto como Agustín de Iturbide, contemporáneos por cierto y aunque a distancia, el primero mostraba mucho interés y admiración a favor de Don Agustín quien fue el que realmente logró nuestra independencia aunque a muchos mexicanos lo dejen de reconocer o simplemente ignoren en razón de las mentiras y maquillajes de nuestra historia oficial. Es más, he leído a varios historiadores que afirman que si Bonaparte no hubiera quedado preso de los ingleses en la Isla de Santa Helena, muy probablemente habría decidido trasladarse para pasar sus últimos años en USA o en México. Ironías de la vida, dos enormes héroes al final de su existencia abandonados, traicionados y vilipendiados. En mi libro “La Patria que No Rumbo al 2012” hago un paralelismo entre ambos en vista de su similitud, no solo por su gallardía y brillantez como militares sino también por sus vivencias personales y pasionales en torno a las mujeres. Por supuesto que el Corzo tiene mucha más trascendencia a nivel internacional, pero quien profundice en la historia de Iturbide descubrirá muchas empatías derivadas de las circunstancias que ambos tuvieron que enfrentar.

Napoleón descansa en Los Inválidos en Paris. Iturbide en la catedral metropolitana. Yo ya reposaba plácido y calientito en mi cama y de pronto reflexioné “¿no tengo las agallas para afrontar momentos difíciles y hacer de lado malestares después de recordar la vida azarosa e inclemente que aquellos enormes en su momento decidieron aceptar?” Léan en relación a esos dos y tantos más y luego platicamos.

Twitter: @ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *