LA FE

Algunas veces en mi vida he dudado de DIOS y lo que implica tener fe. A mi gusto no se tiene mucha o poca fe, se tiene fe y punto si creemos y asumimos que verdaderamente el CREADOR nos arropa, sea o no lo convoquemos.

Yo no busco a DIOS en las iglesias. Trato de despertar cada mañana a sabiendas de que DIOS está conmigo y eso me hace asimilar que solo no podré avanzar. Antes de cualquier cosa me dirijo al SEÑOR con humildad, consciente de la necesidad de requerir de su presencia en mi tratando de ser humilde. Los días pasan y al terminar mis jornadas y arribar a mi casa igual me recuerdo que todo lo positivo de mi andar se lo debo a ÉL, eso sí echándole de mi parte muchas ganas. Mi padre me decía con mucha sabiduría, “hijo, los éxitos que alcances siempre se los deberas a DIOS. Sé generoso, agradecido y antes de dormir aprende a darle las gracias. Por lo demás y con fe “tírate de a muertito”.

Se me ocurrió compartir lo anotado con Ustedes ahora que paso por ratos difíciles y luego de analizar las cosas con profundidad llegué a la conclusión de que un buen número de personas, incluido yo, de pronto somos volubles y buscamos a DIOS solo en momentos de problemas ¿Qué existe un solo DIOS? por supuesto. Pero a la vez estoy seguro que existen tantos dioses como cada quien imaginamos y sentimos igual a la par de huellas digitales todas distintas entre sí. Catolicos, protestantes, judíos, musulmanes, etc. conformamos una sola familia que DIOS bendice y respeta según el libre albedrío que nos otorgó.

Días difíciles pero con fe, que sé que DIOS me resolverá.

@ap_penalosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *