OBREGÓN Y SU NEGATIVA A COMPROMETER POR ESCRITO A LA NACIÓN

Por su parte Harding, a la sazón nuevo presidente norteamericano, había recibido grandes cantidades de dinero provenientes del bolsillo de Sinclair para apoyar su elección. Las pláticas entre Obregón y Harding se habían quedado en un compás de espera, mientras representantes de los dos países negociaban lo que se llamaría el Tratado de Bucareli en función del cual se esperaba llegar a un justo medio en relación principalmente con el contenido del artículo 27 de la Constitución.

Aunque Obregón ansiaba el que finalmente su gobierno fuera reconocido por los norteamericanos, tenía muy claro que cualquier acuerdo alcanzado derivado de las pláticas de Bucareli, sería de “palabra”. No estaba dispuesto a comprometer nada por escrito pero al mismo tiempo manifestaba su mejor voluntad para garantizar la no retroactividad de la Constitución, pero sólo a favor de aquellas empresas que demostraran su honestidad como inversionistas y que aceptaran que les sería imposible aspirar a la propiedad de nuestro territorio. Obregón en resumen lo único que garantizaba era el régimen de concesión. No estaba dispuesto a arriesgar todo el sacrificio de tantos años del pueblo mexicano a favor de rescatar sus derechos, ni tampoco deseaba pasar a la historia como traidor a la nación.

Villa, que era abstemio, se embriagaba con sangre, oportunismo y ansias de poder. Mcdoheny y Sinclair, además de ser adictos a la champaña, se emborrachaban y se acrecentaban a base de repartir dinero entre aquéllos que les sirvieran a alcanzar sus objetivos. Fue tal su ambición, que también al interior de su país, pretendieron hacerse de otra fuente petrolera: la significada en los recursos que pertenecían a la Marina Norteamericana. Compraron al Secretario del Interior, al de la Marina y por supuesto a Albert Fall. Al fin, se vino abajo su teatro y el escándalo se expandió por toda la Unión Americana. Terminarían todos en la cárcel.

@ap_penalosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *