¿Sabés Antonio? aquí en Argentina estamos igual

Se anuncia en internet como @johnmoncho. De pronto entramos en conversación. Le expresé “¡ay esa mi linda Argentina y ahora con su mundial de tango!” Contestó: “mirá, tenemos muchos problemas…” Ya somos amigos.

Como mexicano, cada día hago recuento de las calamidades por las que atravesamos. De pronto me indigno, me irrito, maldigo y caigo en proceso de autoconmiseración al punto de preguntarme “¿y qué carajos estoy haciendo aquí?” Y claro, vienen las evocaciones derivadas de experiencias vividas en tantos otros países que he conocido pensando que si en lugar de ubicarme en mí nación me trasladara a otra supuestamente perfecta, entonces mis perspectivas de existencia serían distintas.

Me gusta a media mañana salir un rato de casa para acudir a tomar un café frente a mí adorada “Plaza de la Concepción” en Coyoacán. Obvio, mientras lo disfruto repaso el diario y de entrada con respecto a México casi todas las noticias resultan a más de desfavorables, alarmantes. Narcotráfico, violencia, inseguridad, reducción de entradas de nuevos capitales, desempleo, angustia, pésimo gobierno, etc. ¡Vaya que confirmo que tengo razón! Concluyo que vamos de mal en peor. Si a ello agregamos que mucho de nuestra desgracia deriva de que somos un país rico pero a la vez sumiso al sistema por pereza, falta de EDUCACIÓN y con eso inexistencia de “auténtica conciencia de nación”, entonces de manera tajante disparo “si siquiera tuviéramos vergûenza”.

Harto de todo lo anterior, entonces busco refugiarme en la sección internacional. Me digo “y bueno, mientras nosotros estamos en el hoyo, veamos qué sucede en otras partes” ¡Pum! Europa al punto de la debacle. El Euro en la cuerda floja. En USA una vez más un pobrecito desempleado víctima del “neoliberalismo” en la desesperación saca una arma y en plena Quinta Avenida antes de morir arrasa con otros más. El Medio Oriente calientito, calientito. En America del Sur Chávez vivito, vivito. Correa y Don Evo muertos de la risa en medio de la miseria y represión a sus gobernados. Centroamerica igual o peor salvo casos Panamá y Costa Rica supuestamente vacunados. Y ahora como decimos nosotros los chichimecas, resulta que Argentina también se exhibe con los “calzones agujerados” ¡Caray, caray!

Debido a que tengo buena relación con el CREADOR, decidí llamar a San Pedro urgiéndolo  a que me comunicara con ÉL. Aunque sabía que la llamada por móvil me saldría carísima me pareció buena inversión a cambio de decirle a AQUEL: “o haces bien las cosas o busco otra religión o secta. No sé cómo lo vayas a resolver pero te advierto, tu planeta Tierra está a punto de explotar”. DIOS muy tranquilo y seguramente en su despacho con sus pies sobre su escritorio y deleitado con el paisaje celestial muy diplomáticamente me advirtió “mira Toñete, no te olvides que a Ustedes les regalé el “libre albedrío”. Piensa también que en el marco del Universo tu planeta apenas es un puntito casi imperceptible y que tengo cosas más importantes que llevar a cabo. A mí no me amenaces. Mejor sigue escribiendo, trata de difundir a través de las redes de internet mí opinión y ya veremos cuántos se decidan a reflexionar. Te insisto, yo ya no estoy dispuesto a meter las manos”. Nos despedimos con ánimo cariñoso, me felicitó porque en la última olimpiada México derrotó a Brasil, en fin, generoso como siempre.

Pagué la cuenta. Retorné a casa a redactar este blog el cual califico de URGENTE y recomiendo:  corrijamos, hagamos las cosas bien porque ya ni DIOS nos va a ayudar.

Un abrazo a mí amigo de Argentina y saludos.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *