Ya se empieza vislumbrar el inicio de la próxima carrera presidencial en México para 2018-2024

Ningún partido político tradicional cuenta con precandidatos atractivos. Brillan la demagogia y la ineptitud

El sexenio del presidente Enrique Peña Nieto está pasando a la historia como uno de los peores si no el que más. Ignorancia, corrupción, inseguridad, demagogia, falta de credibilidad, etc. han sido características de su administración. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) seguramente está en extremo arrepentido de haberlo postulado. Dicho partido está claro que promover a Peña Nieto fue una grave equivocación que le hará pagar muy caro. Y es que además de la pésima calidad del presidente habremos de ver también que la composición de su gabinete dejó en mucho que desear. Secretarios, directores derivados de compadrazgos, de recomendaciones arbitrarias, de imposiciones que por distintas razones se vio obligado a aceptar, hacen hoy que los mexicanos se encuentren muy lejanos de la posibilidad de recaer votando a favor del partido en cuestión.

Solo que lo anterior es apenas parte de la gran desgracia que está afectando a México. Hoy día si sumamos al resto de los partidos existentes de acuerdo con la ley electoral, encontramos que en conjunto no sumamos uno. El Partido Acción Nacional (PAN) denota que adolece de personajes realmente preparados como para ser considerados a manera de factible opción. Es tal su pobreza de valiosos aspirantes al punto que se ve obligado a echar mano de un inventario que incluye a personas frágiles, ignorantes y chiquitas que a partir del año 2000 sirvieron para nada, concretamente Vicente Fox y Felipe Calderón. Resulta increíble observar cómo ahora y luego del ridículo que hizo la señora Josefina Vasquez Mota para el periodo 2012-2018, ahora pretenda la gubernatura del Estado de México, el más grande del país. Vean el cinismo también en ese partido. Ahora resulta que dicha mujer ya está tratando además de ubicar a alguna de sus hijas para senadora. Como este ejemplo otros.

Nuestro país desde el año 2000 y hasta esta fecha suma una sucesión de malos gobernantes. Asunto muy serio significa que en un periodo de 17 años nuestra patria venga estando a la deriva. Malos gobernantes resulta igual a todos los efectos negativos que en conjunto abruman a la nación.

¿Y ahora a quien o a quienes nos va a imponer una vez más el sistema, aprovechando la ignorancia y falta de interés de los mexicanos en materia política? Los artistas de los distintos circos se aprestan a aparecer solo que portando una máscara distinta, salvo en el caso de un tercer contendiente sabedor del refrán “el que persevera alcanza”. Me refiero a Andrés Manuel López Obrador y su partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), partido que me asusta al pensar que finalmente alcance su objetivo.

La materia prima con la que AMLO se engrandece es principalmente el populismo. Las gentes que lo siguen, confían en él y adoran representan más del 40% de la población que nuestra patria contiene en edad para votar. De ahí entonces una realidad que resulta irónica: los mexicanos con buen criterio y conciencia de nacionalidad que han crecido a base de grandes esfuerzos detestan y temen a AMLO, pero en forma paralela están hartos de los pobres resultados del PRI y el PAN. Existen prospectos a candidatos independientes y de entre ellos no faltarían los que podrían también coincidir con el pensamiento de López Obrador y sus secuaces, mismos que son muchos y que debemos reconocer que están muy bien organizados.

Por todo lo anterior y en conclusión:

1. Encuentro muy poco factible que el PRI repita y ocupe la silla presidencial para el sexenio 2018-2024 a menos que se haga de las herramientas suficientes para promover un fraude y con ello la irritación de la sociedad.

2. En torno al PAN su debilidad es tal al punto de casi seguro llegar a ser el último en la fila de aspirantes.

3. Al día de hoy y luego de muchos años, López Obrador con su partido y el apoyo de los pobres y desesperados representa una alternativa que se antoja como la única opción.

4. En relación a candidatos independientes el panorama está muy gris y con lo que queda de tiempo para el inicio de campaña difícilmente como alternativas se podrán consolidar.

@ap_penalosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *