Bien cuando al mundo se le bautizò como Planeta «Tierra» y que contiene a Mèxico

Se dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Pero otros afirman que lo elaboró a base de lodo y luego lo convirtió en carne, hueso, un pedazo de pescuezo y alma.

De lo que no tengo duda es que DIOS existe. Ya cómo lo interpretemos cada quién, es otra cosa. El universo es inmenso y en el mismo se encuentra nuestro mundo con todo y Mèxico, rico en tierra y agua. Lo malo está en que mucha de esa tierra sigue como tal o está abandonada, cada día más deteriorada y de ella se traslada al mar mucha porquería que hace que éste último cada día esté más contaminado. Eso obedece a que el alma de los mexicanos, o está muy insensible o simplemente los mexicanos no saben que la tienen. Yo me pregunto ¿por qué no sublimamos las arcillas y las llevamos a una calidad de auténtico valor? ¿por pereza, frustración, ignorancia, egoísmo, soberbia, envidia, ira, falta de fe en nosotros mismos? ¡Qué sé yo! Pero eso sí, estoy seguro que cualquier ser humano, por mexicano que sea, tiene el potencial para lo que llamamos “moldear”, esto es, hacer algo bueno y provechoso de cualquier cosa que tengamos a la mano y que se llama oportunidad. Las oportunidades se buscan, difícilmente llegan solas. Son volubles, hacen cómo que nos ofrecen y luego nos quitan. Pero quien está bien al interior de su alma, sabe que tarde o temprano, si sublima, hará que esa oportunidad termine amándonos.

Las oportunidades muchas veces derivan de alegrías pero también de desgracias. Yo hoy mismo vivo una desgracia que debo sublimar para que me engrandezca. Sé que me va a costar muchísimo y me hace sufrir. Espero que las cosas se recompongan pero mientras, me auto obligo a seguir adelante. México ha sufrido muchas desgracias, pero no tan profundas como las de Europa. Ésta última, después de haber quedado hecha añicos dos veces se volvió a levantar y miren, aún con sus problemas actuales ¡ahí está y se volverá a recuperar! ¿Por qué México no toma conciencia y acepta su realidad para superarla? ¿por qué dos personas que suman valores juntos  y se aman, no enfrentan nuevas oportunidades a buscar? La vida es corta. Dos personas dejan unidas huellas más profundas e indelebles. Igual, si los mexicanos actuáramos como familia, seríamos indestructibles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *