¡CUIDADO, MUCHO CUIDADO!

De pronto al abrir los ojos, recapacité que lo que ayer fue HOY ya no es válido. La economía, la medicina, la ingeniería ¡la moda! todo, todo de un día a otro se dinamiza y cambia su estructura. Hace meses Wall Street reflejaba un status financiero mundial diferente al de HOY por los asuntos Grecia, Irlanda, Portugal, España y otros ¿Y keynes, David Ricardo, Samuelson, Friedman, etc.? ¡ja, ja…! Luego quien sabe qué efecto vendrá a significar el tema Medio Oriente. El petróleo nuevamente jugará con todo nuestro entorno. El que no esté al día y no se mantenga vigente y previsor estará perdido. La computadora que hace seis meses era última generación, ahora ha sido desplazada por una mejor. A mí, mi título profesional solo me sirve para ver cómo era yo más joven. El resto es solo papel cada día más viejo y firmas de personas que a lo mejor ya hasta murieron. ¿Y si luego nos aferramos a los recuerdos? peor. “¡Ay cómo sufro HOY por lo que ya no es!” “¿No es qué pendejo? ¡Eso ya pasó, ya no existe, olvídalo!” ¿Que un día se morirá mi perro o antes yo? quien sabe. ¿Que hace tres meses mi vida se perfilaba de manera distinta? eso sí ¿pero y luego…? ¿Y el futuro? no lo sabemos, mejor adecuarnos a nuestro presente. Yo mientras tanto, sigo escribiendo, dándo clases y lo demás al carajo. Se vive el HOY y al día siguiente igual, solo el HOY.

Pero y bueno, aunque me refleje contadictorio, siempre existe el SIN EMBARGO en este caso para un país sui generis como es el nuestro. Agregaría algo importante a considerar: hemos sido muy dados a acumular un pasado por demás incierto. No sabemos realmente qué pasó debido a que algunos se han encargado de ocultarlo. También debemos estar ciertos que de nuestro correr lo malo no solo se escondió sino además se disfrazó. De lo bueno poco se habla en razón de no convenir a los sistemas que bien se encargan de cuidar que no tengamos EDUCACIÓN DE CALIDAD y con eso acceso a la VERDAD.

Si retrocedemos al pasado en aras de corregir lo que no estuvo bien, hagámoslo con cuidado. En junglas abandonadas se refugian alimañas prestas a morder y envenenar. Pero hay que hacerlo. De otra forma, seremos testigos de un HOY sin antecedentes y por lo mismo incompleto. Irónico, pero en el caso particular de nuestra patria, el futuro para que sea próspero, dependerá de un HOY conscientizado y depurado. Quizá suene cantinflesco, pero en el fondo esto que apunto, lo tengo bien reflexionado.
@ap_penalosa
http://www.antoniopatriciopeñalosa.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *